APUNTES HISTÓRICOS SOBRE EL DESARROLLO 

DE LA CULTURA EN CIENFUEGOS

POR

FLORENTINO MORALES HERNÁNDEZ

VICEPRESIDENTE DEL ATENEO  

1958

CIENFUEGOS

 

EL TEATRO

 

El primer teatro que hubo en Cienfuegos se construyó por iniciativa del Gobernador D. Carlos Toirá, con el nombre de “Isabel II”, en honor de la Reina de España a la sazón, y fue inaugurado en 1840, en San Carlos entre Santa Isabel y San Luis, frente a la Plaza de Armas, en el lugar que hoy ocupa el Teatro “Terry”. El Teatro Isabel II fue destruido por un incendio en la noche del 18 de octubre de 1857.

 

Poco tiempo después, a mediado de 1859, la Compañía de D. Luis Martínez Casado construyó un teatro provisional de madera en lugar donde  se encontraba el Cuartel de Infantería, también frente a la Plaza de Armas, en el que se ofrecieron varías funciones líricas y dramáticas. Posteriormente fue derribado, y la propia Compañía construyó otro mejor y más equipado, aunque también de madera en el Paseo de Vives (Prado) esquina a Argüelles. Este se inauguró con el nombre de Teatro “Avellaneda”, el 12 de abril de 1860, presentándose el drama “Alfonso Munio”, de Gertrudis Gómez de Avellaneda, que asistió al acto, pues su esposo, el coronel de Caballería D. Domingo Verdugo, era a la  sazón Gobernador de la Villa. Este Teatro estaba ya inservible en 1882, por lo que el Ayuntamiento construyó uno provisional en la calle de Bouyón,  que fue destruido poco después autorizándose entonces a D. Miguel Santos para construir otro, también provisional, en el mismo lugar donde funcionaba un salón para patinar de su propiedad, en San Carlos, entre Santa Isabel y San Luis, el cual fue inaugurado, con el nombre de “Pabellón Campo”, el 2 de diciembre de 1882.

 

En los primeros días de febrero de 1886, se construyó otro pequeño teatro en Castillo y Bouyón, con el nombre de Zorrilla”; y poco después otro llamado “Variedades”, en San Fernando y Arango.

 

Pero el mayor esfuerzo por dotar a Cienfuegos de un teatro digno del grado de progreso que había alcanzado, los hicieron los herederos de D. Tomás Terry, quienes acordaron destinar 100 mil pesos a la construcción de un teatro a la memoria de su padre, cuyos productos se destinarían a obras caritativas. Se convocó al efecto un concurso de carácter internacional,  adjudicándose el premio al autor del mejor proyecto, Ingeniero Militar D. Lino Sánchez Mármol a quien también se le confió la dirección de la obra. La pintura y decorado fueron encargados al eminente pintor D. Camilo Salaya. La primera piedra se colocó el 29 de diciembre de 1887 y fue inaugurado el 8 de febrero de 1890, con un brillante acto al que asistieron personalidades de Cienfuegos y del resto de la Francisco y José Emilio Terry, los Diputados a Cortes D. Rafael Montoro y D. Julio Apezteguía, todos los presidentes de las sociedades locales, el ingeniero Sánchez Mármol, el pintor Salaya, los poetas Diego Vicente Tejera y Aniceto Valvidia, todos los periodistas locales y algunos de La Habana. La primera Compañía que actuó en el “Terry” fue la de zarzuela española de Eusebio Azcue, que debutó el 11 de mayo de 1890 con “El Anillo de Isla, entre ellos, los hermanos Hierro”. Desde entonces han desfilado por sus escenario las mejores empresas y los más grandes artistas del mundo entre ellos la Compañía de ópera italiana del señor Liani en la que figuraba como primer tiple la Condesa Musiani, que debutó con “Lucia” el 7 de febrero de 1891; la Compañía lírico-dramático de los señores Prieto y Navarro, que el 16 de julio del propio año debutó con la ópera “La Mascota”, la Compañía dramático-lírico-cómica de la eminente actriz cienfueguera Luisa Martínez Casado, en el siguiente mes de diciembre; la Compañía del gran actor español Francisco Fuente durante un a temporada en 1908; y la de la eminente actriz María Guerrero, en 1909. El 22 de febrero de 1918, a los 74 años de edad representó Sarah Bernardt el drama “Cleopatra”, y al día siguiente, “Del Teatro al Campo del Honor”, destinándose el producto de esas funciones a beneficios de la Cruz Roja. El 19 de junio de1920 cantó “Aida” el mundialmente famoso tenor Enrique Caruso con su Compañía, en la que figuraba Ricardo Stracciari, Gabriella Besanzoni, María Escobar y José Mardones. En el propio teatro son presentados también el eminente actor Ernesto Vilches, la actriz Eugenia Zuffoli, las recitadoras Berta Singerman, Carmina Benguría, Carmen Ignara y Dalia Iñiguez; y la cantante Lidia de Rivera y otros muchos actores no menos famosos.

 

El Teatro “Luisa Martínez Casado” situado en Prado y Santa Clara fue inaugurado el 2 de septiembre de 1911 por la Compañía de Esperanza Iris, con la ópera vieneza “La Viuda Alegre”. Por ese teatro han desfilado también eminentes artistas, como Graciella Paret, que debutó con “Sonámbula” el 28 de enero de 1912; el tenor Florentino Constantino con la ópera “Bohemia”, el 10 de abril siguiente; Lucrecia Bori, “Manon Lescout”, el 10 de junio de 1913; María Barrientos con “Lucía”, el 12 de abril de 1914; la Compañía Bracale-Arango, en la que figuraba Amelia Galli Curci e Hipólito Lázaro, con “Tosca”, el 20 de mayo de 1916, la actriz Prudencia Griffel, con La Sombra, el 30 de agosto del propio año; otra vez la Compañía Bracale-Arango, trayendo entonces a Ricardo Straciari, Hipólito Lázaro, Regina Álvarez, Anna Fitziú y Rosina Loti, entre otros, con “Traviata” el 9 de febrero de 1917. También han actuado en el Teatro “Luisa” las Compañías de los eminentes actores Ernesto Vilches y Eugenia Zuffoli, así como también la del autor teatral y gran actor cómico cienfueguero Arquímedes Pous, en varias oportunidades.

 

Las primeras exhibiciones cinematográficas se efectuaron en Cienfuegos en el Teatro Terry y poco después se inauguró el cine “Abanico” que fue el primero fabricado “adhoc” y que se convirtió en el cine Prado al ser adquirido por la Empresa Trelles y Martínez. Otros cines de importancia que han existido en Cienfuegos han sido “El  Trianón”, en Prado y Santa Cruz, el “Aida”, en la propia avenida y Padre las Casas, el Teatro “Actualidades”, en San Luis y Santa Cruz el Cine Niza, el “Cienfuegos”,  también en el Prado, entre San Fernando y Argüelles y por último el “Colón”, en Tacón y Colón, todos estos desaparecidos ya.

 

La Ciencia y el Arte

Apuntes Acerca de la Historia Teatral Cienfueguera

 

<<VOLVER>>