Italia en Cienfuegos es...

 

Italia en Cienfuegos es...

Porque cada separación significa un encuentro en otra parte, Italia se reencuentra en algún sitio de la geografía cienfueguera entre motivos y señales.


Pero sumergirse en la búsqueda de la huella italiana en esta ciudad del centro sur de Cuba, no deja de ser un intento arriesgado, cuando se intuye que en su cosmopolitismo de influencia europea, Cienfuegos incorporó ingrediente diversos a su palpitar político, económico y social, al brotar como villa en 1819.


Aún cuando se asientan bien profundas las improntas hispánica y francesa en esta región junto a otras del viejo continente, la traza italiana ocupa su espacio en expresión discreta, pero perceptible, con el encanto propio de las cosas por descubrir o el disfrute de saberlas conocidas, familiares, tangibles, entrañables...


Italia en Cienfuegos es esa fuerza con que irrumpe casi mítica la escultura del más diverso formato, al punto de que la creencia popular atribuya paternidad italiana a piezas de factura desconocida, que ocultan en su belleza al verdadero y anónimo escultor.


Para poner en su sitio imaginación y fantasía bastaría la existencia misma de obras como la dedicada a la figura de don Tomás Terry, instalada en el teatro del mismo nombre y esculpida en 1889 por el napolitano Solari, de quien se afirma, fue capaz de concebirla a partir de un retrato del acaudalado comerciante.


Con la particularidad de ser una pieza notoria dentro de la producción del artista, algunos aseguran que en cierta oportunidad el gobierno italiano trató de adquirirla.


La influencia de la península itálica en la estructura del centenario coliseo sureño se extiende a otros rincones de su arquitectura, como la parte superior de la fachada que rematan tres mascarones de cerámica elaborados por la casa Salviatti, de Venecia en representación de la Comedia, la Tragedia y la Música, o su propia tipología, característica de la planta italiana formada en herradura y cerrada al fondo por el escenario.


En 1906 un escultor genovés de apellido Nicolini legó a los cienfuegueros el conjunto escultórico inspirado en José Martí, que hoy se encuentra en el parque que lleva el nombre del Maestro.


Todo engarza sin mayores contradicciones cuando se conoce que la manifestación de la cultura monumentaria de procedencia italiana en Cienfuegos estuvo sustentada por los vínculos entre los puertos de esta ciudad y de Génova, desde donde embarcaban todos los pedidos de esculturas y trabajos en mármol , por la proximidad con Carrara. Pero también concurrieron a la sureña ciudad desde La Habana mediante canteros y marmolistas italianos asentados en la capital cubana.


Los cementerios de Reina y Tomás Acea, atesoran vestigios capaces de saciar curiosidades, desatar misterios o arriesgar razones.


Italia en Cienfuegos es el espíritu neoclásico de una población joven y próspera deseosa de revivir códigos formales de la arquitectura romana, que conforman la imagen misma de la ciudad en equilibrio con otras tendencias.


Es un ingrediente de relevancia dentro de su personalidad, al que se añade el estilo de asentamiento inspirado en el campamento romano, que se iniciaba a partir de un área pública desde la cual eran trazados caminos octogonales.


Es la existencia de quintas, la profusión de cúpulas, de cubiertas abovedadas, de columnas toscanas o el arco de triunfo de los trabajadores en el parque Martí , posiblemente el único de su tipo en Cuba.


Es la riqueza de los mármoles de Carrara en edificaciones como el antiguo Liceo de Cienfuegos, el otrora ayuntamiento municipal de orden toscano, el palacio de Valle, en cuya arquitectura quedaron alabastros italianos y cerámicas venecianas.


Italia en Cienfuegos está en una reducida inmigración, que entre las nostalgias y las lejanías legó personalidades para la historia como el boloñés Ambrosio Gasdiani, simpatizante de los preceptos que propugnaban la unidad italiana en la década del 40 del siglo XIX, perseguido en la península por sus ideales políticos y finalmente exiliado en Cienfuegos, donde brilló como músico de reconocido talento. Profesor, director de orquesta, compositor de obras como la Misa de Réquiem interpretada en la Iglesia Catedral en diciembre de 1848 por las exequias del fundador de la villa don Luis D´Clouet, o la que animó el propio año los festejos de la Purísima Concepción en honor a la virgen patrona de la ciudad.


La huella italiana esta en las figuras de Félix Montarsini, profesor de danzas e idiomas establecido en la localidad en septiembre de 1849, en la de Miguel Capriles, el genovés que diera origen a ese apellido en Cienfuegos o el ingeniero agrónomo Alfredo Fontana, romano de nacimiento y encargado de trabajos constructivos en la carretera a Cumanayagua, entre otros.


A la agudeza y laboriosidad del ingeniero Alfredo Colli debe la ciudad edificaciones y obras devenidas paradigmáticas dentro de la arquitectura y el urbanismo sureños como el palacio de Valle, el Liceo; el antiguo palacio municipal y el paseo del Prado.


Sin recurrir al asombro, Italia en Cienfuegos es mucho más que todo eso, es lo que late entre la semejanza y lo irreconocible aún por develar, es desentrañar misterios para atrapar similitudes en espacios diferentes, es sorprender imágenes que convergen disputando olvidos a tiempos y distancias, es la esperanza abierta a la certeza de lo perdurable.

 

Publicado por Emma Sofía Morales el 30-05-2002

Graduada de Licenciatura en Filología de la Universidad Central de Las Villas en 1982. Ejerce como periodista desde ese mismo año en la Agencia de Información Nacional (AIN). Ha publicado en periódicos, revistas y otras, tanto locales, como nacionales y extranjeras. Está especializada, fundamentalmente, en temas de la cultura, el arte, la historia, la salud pública y la educación. Es coautora de un libro sobre anécdotas de corte histórico de la provincia de Cienfuegos publicado en 1991 con el nombre de La Esquina del Sombrerón. Forma parte del Consejo de Redacción de la revista Ariel, órgano cultural del territorio cienfueguero. Ha ganado premios en festivales de la prensa, entre otros reconocimientos. Colabora con emisoras como Radio Progreso, CMBF y Radio Ciudad del Mar y en espacios televisivos de corte informativo. Fue propuesta para el premio de periodismo cultural, que otorga el Ministerio de Cultura.

Tomado de: Azurina Portal de la Cultura en Cienfuegos. http://www.azurina.cult.cu

 

Cienfuegos, una Ciudad Ecléctica ¡Aquí, en Cienfuegos!
 

<<VOLVER>>