Instituciones Docentes

APUNTES HISTÓRICOS SOBRE EL DESARROLLO 

DE LA CULTURA EN CIENFUEGOS

POR

FLORENTINO MORALES HERNÁNDEZ

VICEPRESIDENTE DEL ATENEO  

1958

CIENFUEGOS

  INSTITUCIONES DOCENTES

 

A los cinco años de la fundación de la Colonia Fernandina de Jagua por D. Luis De Clouet, un día como hoy del año 1819, ya había en Cienfuegos tres colegios para niños, según el primer censo, efectuado en 1824. El Prof. D. Pío Núñez estableció 1835 una escuela privada; y al año siguiente otra el maestro D. José Ravella. En 1835, con la cooperación económica de varios vecinos pudientes estableció otro más D. Atanasio Fernández. El Br. D. Carlos R. Carbonell recibió gratuitamente a cuatros niños pobres en el colegio que dirigía; y el siguiente año, a iniciativa y con colaboración de algunos vecinos se estableció en dicho colegio la enseñanza gratuita.

 

Según el censo de 1845, había ya tres escuelas primarias para niñas, dos primarias de niños y el Colegio Real de Literatura y Bellas Artes, que impartiría la segunda enseñanza, bajo la dirección de D. José M. Buchaca y Freyre.

 

La primera Academia de Música fue fundada por el Profesor D. Félix Varona, el 17 de enero de 1836, y el 8 de mayo siguiente, la primera Academia de Taquigrafía. En 1851, D. Miguel Hernández estableció una Academia Mercantil y de idioma para adultos.

 

El 29 de mayo de 1853 se inauguró la primera escuela pública costeada totalmente por el Ayuntamiento, con una matrícula de 300 alumnos, bajo la dirección de D. Florencio Pérez de Gaviria, en una casa de madera construida al efecto en la calle de Bouyón.

 

El 15 de noviembre tuvo efecto la inauguración del Colegio de Primera y Segunda Enseñanza denominado de la “Virgen de Montserrate”, de la Compañía de Jesús, bajo la dirección del Padre D. Félix Giiell, en Santa Elena No. 38. El 1ro de enero de 1884, se colocó la primera piedra de su edificio actual, que fue destruido en parte por un incendio en 1905 y reconstruido ese propio año, añadiéndose un nuevo edificio en 1920.

 

La primera escuela nocturna sostenida por el Estado, se inauguró el 3 de enero de 1900, en Prado entre Argüelles y San Fernando. El 1901 los Hermanos Maristas fundaron el Colegio “Champagnat”,  siendo su primer director el Hermano Donato Joubert Archinard; y el Colegio “Eliza Bowman” fue establecido por la Asociación Metodista en el año 1907, dirigido por la Srta. Hattie Carson.

 

Desde finales del siglo pasado los Dominicos se establecieron en Cienfuegos, primero como simple misión y después fundando dos colegios. Uno de primera y segunda enseñanza para varones, llamado “Bartolomé de las Casas”, y otro de enseñanza gratuita para niñas. Después fundaron la conocida Escuela de Química Azucarera, dirigida actualmente por el Profesor Julio C. González Maíz, un cienfueguero que honra a su Ciudad natal por sus dotes pedagógicas y su dominio de la técnica azucarera en general.

 

Esta Escuela fue la primera que se estableció en Cuba para la enseñanza de esta materia, y desde entonces se han formado en ella numerosos profesionales que devuelven sus actividades con éxitos, no solamente en Cuba, sino también en casi todos los países productores de azúcar, donde se les reconoce su capacidad técnica solicitando sus servicios conforme se van graduando, a tal extremo que no existe ningún graduado de la misma sin ocupación.

 

Las Escuelas Primarias Superiores fueron creadas en 1926, y enseguida comenzaron a funcionar en un antiguo Cuartel Militar, debidamente acondicionado al efecto, en la Calle de Santa Cruz.

 

Los Colegios de niñas del “Apostolado del Corazón de Jesús”, Teresianos y “Ntra. Sra. Del Rosario”, fundados hace ya mucho años, no solo han instruido sino educado eficazmente a una Pléyada numerosa de cienfuegueras que han brillado, brillan actualmente y continuaran brillando en el futuro con toda seguridad, por sus dotes intelectuales y sus virtuosas costumbres.

 

Otros importantes centros de enseñanza existentes son el Instituto Aguayo, la Academia Enrique José Varona, la Norma Busines School y el Instituto Bécquer.

 

Otros centros docentes de gran importancia, fundados con el legado que dejó para ello el filántropo don Nicolás Acea y de los Ríos, son la Escuela de Artes y Oficios “San Lorenzo” y la Escuela del Hogar “Santo Tomás”, que abrieron sus puertas a los niños y niñas pobres respectivamente en el año 1930.

 

El 10 de mayo de 1937 se iniciaron las clases en el Instituto de Segunda Enseñanza después de una larga lucha librada al efecto por las instituciones civiles locales. Y poco después, en 1940, empezó a funcionar también la Escuela Profesional de Comercio, de la que han salido desde entonces infinidad de jóvenes perfectamente preparados que hoy desenvuelven sus actividades en la principales casas comerciales e industriales de Cienfuegos y el resto de la Isla, donde han encontrado campos propicios para el desarrollo de sus aptitudes profesionales y comerciales.

 

Las Escuelas Normales de Maestros de Enseñanza Común y de Maestras de Jardines de la Infancia, fueron creadas en 1953 y han venido funcionando desde entonces con éxito creciente, del mismo modo que la Escuela Técnica que dirige el Padre Varona en el Colegio Monserrat, situado en Cid y San Fernando.

 

Las permanentes gestiones y las campañas activísimas llevadas a cabo con ejemplar dedicación y entusiasmo por el pueblo de Cienfuegos, sus periódicos escritos y radiales y sus instituciones cívicas y culturales por obtener la creación de una Universidad, tuvieron al fin un brillante colofón al fundarse en 1951, con el nombre de Universidad Descentralizada, al amparo de la Ley 15 de 1950, que funcionó después como un Centro Anexo a la Universidad “José Martí” y que por fin, ha obtenido su Carta de Constitución propia. En este Centro de altos estudios tienen  puesta la vista nuestra ciudadanía como la fragua en la que templaran sus espíritus los jóvenes cienfuegueros y de las futuras generaciones, de las que el lar nativo espera muchos días de triunfo y de gloria.

 

La Imprenta y los Periódicos

El Ateneo de Cienfuegos

 

<<VOLVER>>