La Imprenta y los Periódicos

APUNTES HISTÓRICOS SOBRE EL DESARROLLO 

DE LA CULTURA EN CIENFUEGOS

POR

FLORENTINO MORALES HERNÁNDEZ

VICEPRESIDENTE DEL ATENEO  

1958

CIENFUEGOS

 

LA IMPRENTA Y LOS PERIÓDICOS

 

A principio de marzo de 1825 comenzó a circular entre los vecinos de la Incipiente Colonia, el periódico manuscrito “El Ético”, redactado por varios jóvenes aficionados a la literatura, el cual fue suspendido por el Fundador De Clouet, al quinto o sexto número, por estimar que contenía alusiones personales que afectaban su reputación.

 

Al día siguiente de establecida la primera imprenta el 14 de septiembre de 1845, D. Francisco Murtra comenzó a publicar una hoja suelta con noticias económicas y mercantiles. A partir del 1ro de diciembre siguiente, empezó a publicarse tres veces a la semana, con el titulo de “Hoja Económica de Cienfuegos”, dando cuenta de los espectáculos y diversiones que ocurrían en la localidad e insertando las órdenes y disposiciones del Gobierno y de las corporaciones públicas. En esta hoja escribían el propio Murtra, D. Fernando Pie y Faura y D. Adalio Scola.

 

 En 1860 desapareció “La Hoja Económica”, y comenzó a publicarse “El Telégrafo”, bajo la dirección de D. Enrique Edo. En 1855 vio la luz el periódico “El Fomento”, en la nueva imprenta de D. Eduardo Feixas, dirigido por éste, el que desapareció el 1859, para reaparecer poco después bajo la dirección del poeta Antonio Hurtado del Valle (El hijo del Damují), quién libro desde sus columnas una audaz y persistente campaña por la libertad de Cuba, hasta que desapareció definitivamente a fines de 1868, con motivo del inicio de la Guerra de Yara.

 

La primera imprenta litográfica que hubo en Cienfuegos fue instalada en 1861 por D. Luis Martínez Casado, quien, a finales del año anterior había publicado dos números de un periódico autógrafo teatral titulado “El Apuntador”.

 

D. Enrique Edo, fundó en 1862 y publico durante varios meses un periódico crítico-festivo con caricaturas litográficas y grabados con el título de “El Chismoso”. Al reaparecer en 1865, fue recogida la tirada por el censor, por lo que sólo se publicó ese número.

 

En el año 1864, la  prensa cienfueguera tomó un rumbo desconocido hasta entonces, al enfrentarse en encendidas polémicas de tipo político, despertando gran interés en el público los dos periódicos que entonces existían en la Villa:  “El Fomento”, de tendencias conservadoras dirigido por Luis Martínez Casado, y “El Telégrafo”, de carácter reformista y liberal, bajo la dirección de Antonio Hurtado del Valle.

 

D. Enrique Edo instalo en Cienfuegos la primera imprenta con maquinaria en 1866, y el primero de enero del año siguiente comenzó a publicar en ella “El Telégrafo”, que fue el primero que dispuso de servicio cablegráfico, y dejó de publicarse en 1869, al ser detenido Edo por sus ideas reformistas.

 

En julio de 1866 se comenzó a publicar “El Comercio”, dirigido por Hurtado del Valle. Era de ideas radicales, y dejó de publicarse definitivamente en 1868.

 

Al estallar la Guerra de los 10 Años habia tres periódicos en Cienfuegos que se ocupaban de los problemas políticos:  “El Telégrafo” y “El Comercio”, defensores de sentimientos cubanos, que abogaban por la implantación de reformas políticas ó de un régimen autonómico, como único medio de evitar la guerra, y “El Fomento”, que era el órgano defensor del régimen imperante y de tendencias ultra-conservadoras. Ese propio año comenzó a publicarse “El Pabellón Nacional”,  partidario acérrimo del régimen militar, dirigido por el médico D. Francisco Pérez de Molina. El seminario “El Damují”, dirigido por Hurtado del Valle, salió por primera vez ese mismo año, rompiendo lanzas por la libertad de Cuba, y después del quinto ó sexto número, dejó de publicarse por falta de recursos. En 1869 D. Jacobo Domínguez y Santi fundó un seminario titulado “El Negro Bueno” de carácter festivo, político y literario.

 

Al poco tiempo, ya iniciada la guerra en la jurisdicción, desaparecieron “El Comercio”, “El Telégrafo” y “El Negro Bueno”, publicándose solamente “El Pabellón Nacional” de tendencias españolistas intransigente.

 

El 1870 comenzó a publicarse el “Diario de Cienfuegos”, dirigido por D. Rafael Rodríguez Morini, en la imprenta de “El Telégrafo”. Este periódico defensor de la política integrista española, continuó bajo la dirección de Alejandro Menéndez Acebal hasta el 30 de septiembre de 1898, en que dejó de publicarse.

 

D. José I. Andreu estableció una nueva imprenta en 1873, y en ella comenzó a publicarse el 15 de agosto de 1878 el periódico “La Aurora”,  primer diario liberal existente en Cienfuegos después de la Guerra de Yara. Este periódico fue adquirido el 4  de octubre siguiente por varios afiliados al Partido Autonomista, que importaron de los Estados Unidos una moderna máquina de cilindro y mucho material de imprenta, y fue dirigido sucesivamente por D. Alejandro Muxó, Honorato Fernández del Cueto y Pablo Díaz de Villegas. “La Aurora” fue sacada de la vida precaria en que se hallaba a pesar de ser el vocero local de sentimiento cubano, por el Lcdo. Víctor Virgilio Villa, joven rico e ilustrado que llegó a Cienfuegos procedente de París, con deseos de iniciarse en el periodismo, y se hizo cargo de la imprenta y del periódico hasta que este desapareció, sustituyéndolo “La Opinión”, de iguales tendencias; pero como éstas no eran del agrado de las autoridades, tuvo necesidad de suspender su publicación el 15 de abril de 1882, por las dificultades de toda índole que se presentaron, reanudándolas el 15 de febrero de 1883, bajo la dirección de D. Pablo Díaz de Villegas. El 2 de enero de 1882 se comenzó a publicar el diario “La Lealtad”, de ideas políticas conservadoras con imprenta propia, dirigido por D. Juan Compañol, a quien sustituyó Antonio Vacaro y Vázquez el 22 de junio del propio año, hasta que desapareció el 11 de abril de 1890. Para sustituirla, comenzó a publicarse “El Día”, de la misma tendencia dirigido por Manuel Muñiz.

 

D. Ricardo E. García publicó por primera vez su diario “El Siglo”, el día 1ro de diciembre de 1886. Este periódico alcanzó grandes simpatías populares por el calor que defendía los principios de libertad y justicia, y por contribuir, además, a difundir la cultura popular. El 13 de junio de 1888 nació otro periódico de tendencias liberales:  “La Verdad” dirigido por Miguel A. Fleites, con la cooperación de Pablo Díaz de Villegas, Pablo L. Rousseau, Juaquin Bosch y Eulogio Horta. Este periódico ejerció también gran influencia en la opinión pública. El 2 de agosto de 1889, José I. Andreu inició la publicación de otro periódico autonomista:  “Diario Nuevo”, que tuvo una vida muy breve.

 

Para defender sus intereses políticos fue fundado por el Partido “Unión Constitucional”, el periódico “Las Villas” que empezó a publicarse el 2 de enero de 1891.

 

Durante el transcurso de la Guerra de Independencia solamente se publicaron periódicos de tendencias integristas, los que, al terminal la contienda con el triunfo de las armas cubanas fueron sustituidas por el Diario “La República” que empezó a publicarse bajo la dirección de D. Pablo Díaz de Villegas, el 16 de octubre de 1898. Este fue el primer periódico de esta provincia inspirado en el programa revolucionario.

 

El 31 de octubre de ese mismo año se empezó a publicar “La Correspondencia”, dirigido por Cándido R. Díaz, y el 2 de noviembre de 1902, D. Ramón Sánchez Varona publicó el primer número de “El Comercio”, que fue dirigió durante mucho tiempo por el Dr. Bienvenido Rumbaut y Yanes. Estos dos periódicos dirigidos por Nicolás Machado y Pedro Antonio Aragonés, respectivamente, continúan publicándose en la actualidad y disfruta de amplio respaldo en la jurisdicción, por sus continuas campañas en beneficio de los intereses de la comunidad.

 

Entre los periódicos que ejercieron más influencias en la opinión pública local, debemos citar “La Tribuna”, que comenzó a publicarse en 1900, dirigido por el general José B. Alemán; y, sobre todo, “El Sol”, fundado por Santiago Claret, actual director de “Información”, el que fue un magnifico exponente del progreso de la prensa de Cienfuegos, que con ese periódico adquirió rango nacional.

 

Instituciones de Cienfuegos

La Publicidad de Entonces

 

<<VOLVER>>