Diccionario Bibliográfico Cienfueguero - V -
V

Diccionario Bibliográfico Cienfueguero

Luis J. Bustamante. 1931

 

VACARO y Vazquez, Don Antonio. Periodista.- Nació en Cádiz el año 1823 y falleció en Cienfuegos el 6 de febrero de 1900. En 1882 sustituyó a Don Julio Torralbas en la  dirección del periódico “La Lealtad”, defensor de la fracción del Partido “Unión Constitucional” que apoyaba a Don Julio Apezteguía para Diputado a Cortes, cesando en este cargo el 1º. De septiembre de 1883.

 

VALDEZ, Carlos Genaro (Justino).- En 1886 publicó unas “Nociones de Geografía de España” en un volumen de 32 páginas. En 1867 publicó un volumen de 168 páginas titulado “Vergonzosas” Ensayo poético.

 

VALDEZ, Don Francisco. Médico.- En 1831, durante una epidemia de fiebre amarilla, ejercía su profesión en la Villa. En 1832 presentó a la toma de razón, su titulo de Cirujano Romancista.

 

VALDES Castro, Lcdo. Don Justino.- En 1847 era profesor de  Fisiología e Higiene de El Liceo Artístico y Literario.

 

VALDES Morillo, Dr. Don Félix. Pedagogo.- Nació en la Habana en el año 1852 y falleció en Cienfuegos el 29 de mayo de 1917. Fundó en esta Ciudad por el año 1888, un Colegio de Primera y Segunda Enseñanza titulado “San Carlos”, que alcanzó gran crédito.

 

VALLE, Adrián del Literato.- Publicó una obra titulada “Tradiciones y Leyendas de Cienfuegos” (Habana Imprenta El Siglo XX-1919 que fue premiada con Diploma de Honor y  Medalla de Plata en las Fiestas del Centenario de la Fundación de la Colonia “Fernandina de Jagua” (1919).

 

VALLE, Lcdo. Don Joaquín María del.- El 20 de abril de 1836 tomó posesión del cargo de Juez General de Bienes de  Difuntos.

 

VALLE y Blanco, Don Acisclo. Comerciante.- Nació en Arriondas, provincia de Oviedo, España, el 17 de noviembre de  1865 y falleció en Cienfuegos el 28 de diciembre de 1919. Cursó las primeras letras en la escuela de su pueblo natal y se graduó de bachiller en el Instituto de Cangas de Orís. Vino a Cuba cuando sólo tenía 16 años (1882) estableciéndose en Cienfuegos, llegando a ocupar importante cargo en la casa comercial y bancaria que giraba bajo la  razón social de Castaño, Intriago y Compañía. En 1902 pasó a formar la razón social Suero Balbín y Valle, donde desarrolló sus grandes iniciativas financieras y su talento comercial. Fue Presidente de la Colonia Española de  Cienfuegos y del “Cienfuegos Yacht Club”, institución que debió su existencia al espíritu progresista y a los sentimientos generosos de nuestro biografiado, que abrió con una gruesa suma, la suscripción necesario para hacer viable el proyecto de esa Sociedad. Fue miembro del “Club Rotario de Cienfuegos”; del Club de Cazadores del Comité Local de los Exploradores de Cuba (Boy Scouts); del Club Asturiano” y de otras muchas sociedades a las cuales dio su concurso personal y económico con el mayor entusiasmo. Hombres de grandes actividades comerciales fue uno de los organizadores y Presidente de la “Cienfuegos Industrial”, fábrica de cigarros que existe en la  actualidad (1930). Actuó de manera efectiva en el “Centro de Propietarios”, en la Compañía de Fomento Urbano, en la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Cienfuegos, etc, etc. Construyó una magnífica mansión en Punta Gorda para residencia de su familia, que será siempre un exponente de su cariño a esta Ciudad. Con motivo de las Fiestas del Centenario de la Fundación de Cienfuegos, concedió un premio de cien pesos a la mejor biografía de Don Luis De Clouet. El 25 de abril de 1919, el Ayuntamiento acordó darle un voto de gracias por su actuación como Miembro de la Comisión de Festejos del Centenario y concederle a la vez, Gran Diploma de Honor y Medalla de Plata con cordón azul por ese mismo motivo. Su muerte fue  una sorpresa dolorosa para la Ciudad de Cienfuegos y su sepelio, una demostración del afecto y de las simpatías de que disfrutaba el finado en esta Ciudad.

 

VALLEJO, Don José.- Médico de Villa Clara que vino a la Colonia a fines de 1820 a sustituir a Don Domingo Monjenie que renunció por enfermedad.

 

VALLS, Don Miguel.- En julio de 1887 se hizo cargo del semanario “El Pensamiento”, que con Imprenta propia pertenecía a los Padres Jesuitas del Colegio “Monserrat”, cesando poco después en ese cargo.

 

VARGAS, Lcdo. Don Mariano. Abogado.- En 1836 era Síndico Procurador General. Ejercía en la Villa de Cienfuegos el año1841. En 1853 Diputado del real e ilustre Colegio de Abogados.

 

VARONA, Don Félix.- El 17 de enero de 1846 estableció una Academia de Música, la mejor de aquella época, y dirigía una orquesta para bailes, funciones etc.

 

VATIN, Don Juan.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

VAZQUEZ, Don Juan.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

VAZQUEZ del Rey, José Manuel. Profesor de piano.- Nació en Cienfuegos el 5 de agosto de 1904. Desde sus primeros años demostró decidida vocación por la música. Fue su maestro el señor Don Vicente Torralbas. Cuando obtuvo su titulo de profesor de piano, teoría, solfeo y composición, le fue concedido el Premio de Honor por ser el alumno más distinguido del Instituto. Une a una exquisita sensibilidad para el divino arte, sentimientos, altruistas prestando  su valioso concurso a todas las obras caritativas organizadas en Cienfuegos. Es el señor Vázquez un verdadero representativo de la cultura artística de esta Ciudad.

 

VELÁSQUEZ de Cuellar, Don Diego. Primer Gobernador de  Cuba.- Nació en Cuellar (Segovia) en 1460 ó en 1470 y murió en Santiago de Cuba en el otoño de 1524. Visitó la bahía de Jagua en 1512, construyendo unos lavaderos de oro en las márgenes del Arimao. (Extracto de los documentos del Archivo de Sevilla).

 

VELIS y Mojena, Florencio Rafael. Periodista.- Nació en Cienfuegos el 23 de abril de 1879. Fue discípulo de los Colegios “San José de Calazans” “Minerva” y “La Elemental” que dirigieron Don Luis A. Ramos, Don Félix Fernández López y Don Manuel A. Carbonell. Muy joven se dedicó al periodismo. Su vida entera la ha consagrado al diario local “La Correspondencia” que fundó, el 31 de octubre de  1898, cuando sólo contaba 19 años de edad, en unión del señor Don Cándido Díaz. La colección de ese periódico es la mejor prueba de la intensa labor realizada por nuestro biografiado; de las campañas sostenidas a favor de los intereses generales de Cuba y muy especialmente de Cienfuegos, y de las ingratitudes, persecuciones, y, hasta atentados personales, de que ha sido víctima por su amor a la verdad y por su interés a favor del bien público. En el año 1900 coadyuvó a la formación del Partido Republicano en Cienfuegos, fundando, para defenderlo en la prensa, el diario “La Opinión” que fue órgano, primero, del Comité Local de dicho Partido, y después del Partido Moderado, al sobrevenir la ruptura, entre este Partido y el Republicano, con motivo de la aspiración a la Presidencia del General José Miguel Gómez y de la reelección a dicho cargo del Presidente Estrada Palma, clausurando voluntariamente dicho diario a la caída del gobierno de este Presidente como resultado de la Guerra Civil (agosto de 1906). En la primera reorganización del Partido Liberal (1918), fue electo Delegado a la Asamblea Municipal, Tesorero del Comité Ejecutivo Municipal y Delegado a la Asamblea Provincial. En 1922, inconforme con los procedimientos que se habían entronizado en el seno del Ejecutivo Municipal Liberal, coadyuvó con los señores Arturo Cepero, Roque Garrigó y  otros elementos de acción de dicho Partido Liberal, a la formación del Partido Municipal titulado “Unión Cívica”, que solo en cinco meses de labor, consiguió sacar triunfantes seis concejales de los 21 que forman la Cámara Municipal, en lucha con los Partidos Liberal, Conservador y Popular. En los comicios de 1922 fue electo Concejal y al constituirse el Ayuntamiento, el 24 de febrero de 1923, obtuvo la confianza de la mayoría Liberal-Popular de la Cámara Municipal, siendo designado Presidente de ese organismo, cargo en que cesó en igual fecha del año 1927, por haberse terminado el período para que fuese electo. Durante los cuatro años que ocupó la Presidencia del Ayuntamiento, supo dirigir la Cámara Municipal, con inteligencia y habilidad, ganándose la confianza y el respeto de  todos sus presididos. Varias veces, por ministerio de la  ley, ocupó la Alcaldía Municipal, en las sustituciones reglamentarias y en ese cargo ejecutivo demostró también su discreción e inteligencia, pues a pesar de su afiliación política al Partido contrario al del Alcalde Municipal propietario, nunca hubo entre ambos el más pequeño rozamiento ni conflicto. En el año 1926, el Partido Liberal lo nominó para Representante a las Cámaras por la Provincia de Santa Clara, pero incongruente nuestro biografiado con las impurezas de la política, fue derrotado, derrota ésta que nó significa pérdida alguna en el orden moral para el señor Velis y sí para Cienfuegos que pudo haber tenido un celoso defensor en tan distinguido hombre público. Ha sido Presidente de la Asociación de la Prensa, Secretario de  “El Liceo”, y Tesorero del “Yacht Club” y del “Club Rotario”. En 1904 contrajo matrimonio con la señorita Isabel López y Madrazo, de cuyo matrimonio ha tenido siete hijos llamados Julio, María Antonia, Pedro, Herminia, Florencio, Georgina y Rafaelito, habiendo pasado por el cruel dolor de perder este último cuando solo había cumplido ocho años de edad.

 

VERDAGUER de Carbonel y Florit de Albertí, Don Joaquín.- Fue Coronel de los Reales Ejércitos de España y por razones políticas decidió trasladarse a Cuba a principios del siglo pasado, en unión de su esposa Doña Teresa Casa de Vall y de su hijo José Joaquín. Se estableció en un cafetal cerca de San Nicolás (Provincia de la Habana), donde falleció su esposa. Era íntimo amigo y compañero de armas del Coronel Don Luis De Clouet, fundador de la Colonia Fernandina de Jagua, por cuyo motivo decidió trasladarse a  Cienfuegos, donde adquirió la finca “La Josefa”, conocida entonces por “Los Itabos”. El 2 se octubre de 1830, al crearse el Ayuntamiento de la Villa de Cienfuegos, fue designado Alcalde de la Santa Hermandad. En sus últimos años residió en la Habana, donde falleció. Ese fue el tronco del apellido Verdaguer en Cienfuegos.

 

VERDAGUER y Casa de Vall, Don José Joaquín. Escribano y Notario Público de Cienfuegos.- Nació en Montaubán, Francia, el 24 de diciembre de 1814 y falleció en Cienfuegos el 14 de marzo de 1900. Era hijo de Don Joaquín Verdaguer, que en aquella época era Teniente del Ejército, Encargado del Depósito de Refugiados Españoles en dicha Ciudad francesa. A los 14 años (1828) vino a residir con sus padres a un cafetal cerca de San Nicolás (Habana) y poco después volvió a España para estudiar la carrera militar. Fue Guardia de Corps y tomó parte e la Guerra Carlista, siendo gravemente herido en el sitio de Morella. Por varias acciones de guerra fue sucesivamente ascendido hasta Capitán. Con su Regimiento fue trasladado a Puerto Rico donde contrajo matrimonio con Doña Carolina Monserrate Kiernan y Rivera, de origen inglés, viniendo con ella a la Habana donde residieron algún tiempo y después se trasladaron a Cienfuegos ya definitivamente (1837). Siendo militar conoció y trató íntimamente en España al General Narciso López, reanudando sus  relaciones de amistad con dicho General cuando era Gobernador de Trinidad (1848). Era General Narciso López venía mucho a Cienfuegos y frecuentaba el ingenio “El Negrito”, próximo a Arimao, que era uno de los centros de la conspiración revolucionaria. En ese ingenio se fabricaron algunas de las armas que se proponían utilizar en  la Revolución y según noticias, al ser descubierta la conspiración, fueron arrojadas a un charco muy profundo del arroyo “Las Moscas” que cruza dicho ingenio. El General Narciso López logró escaparse, pero muchos de los conspiradores fueron detenidos y presos en  la Cárcel de Trinidad, entre los cuales estaba el señor Verdaguer. La Gaceta de la Habana del24 de mayo de 1849, publicó la sentencia pronunciada por el Consejo de Guerra del Tribunal de la Comisión Militar Ejecutiva y Permanente “en averiguación de un plan de conspiración que debía haber estallado en la Villa de Cienfuegos contra los legítimos derechos de Su Majestad la Reina Nuestra Señora, dándose por Caudillo al ExGeneral Don Narciso López etc. Etc”. En esa causa estaban comprendidos Don José María Sánchez Iznaga, los Licenciados Don José Gregorio Díaz de Villegas y Don Rafael Fernández de Cueto, Don Francisco Díaz de Villegas, Don Ladislao Landa y los Licenciados Don Antonio Guillermo Sánchez y Don Gabriel Montiel Don Pero Manuel Sánchez Iznaga, Don Juan Bautista Entenza, Don Francisco Poveda, Don José González Abreus, Don Juan Castro, Don Alejo y Don Pedro Iznaga Hernández, el pardo Rafael Pavón y nuestro biografiado. Muchos fueron condenados y en cuanto al señor Verdaguer, fue sobreseído el proceso. El 14 de noviembre de 1863 se le expidió el titulo de Escribano Público de Gobierno y Cabildo de la Villa de Cienfuegos, cuyo título obtuvo la confirmación del Regente del Reino Don Francisco Serrano y Domínguez, el 26 de febrero de  1870. El 31 de enero de 1873, en nombre de su menor hijo José Gregorio, tomó posesión del cargo de Anotador de Hipotecas, sustituyendo a Don José Ravella. El 9 de febrero de 1883 renunció la Escribanía de actuaciones, reservándose la Notaría, siendo sustituido por Don José Sotolongo. Con fecha 25 de mayo de 1885 fue nombrado por el Ministro e Ultramar, Archivero General de Protocolos de Cienfuegos. Al implantarse el Régimen Autonomista en Cuba (1898) tuvo que renunciar a Notaría y fue tanta su pena, que poco a poco perdió sus fuerzas hasta que la muerte vino a terminar aquella existencia consagrada al trabajo y al estudio. Cienfueguero por derecho propio, siempre ocupó brillante posición social siendo una de las personas más consideradas y respetadas en la Villa, donde desempeñó distintos cargos concejiles y en  otras instituciones.

 

VERDAGUER y Kiernan, Don José Gregorio. Abogado y Registrador de la Propiedad.- Nació en Cienfuegos el 24 de mayo de 1850 y falleció en la misma Ciudad el 16 de octubre de 1897. La enseñanza elemental la cursó en Cienfuegos y el bachillerato en el Colegio de Belén, graduándose de Abogado en la Universidad de la Habana. El 13 de enero de 1873, Don José Ravella renunció a su favor el cargo de Anotador de Hipotecas y por ser menor de edad desempeñó el puesto su padre Don José Joaquín, hasta el 12 de junio de 1877, que se hizo cargo de su destino. Por Real Orden de 24 de enero de 1880, fue nombrado Registrador de la Propiedad del Distrito de Cienfuegos, en sustitución del Anotador de Hipotecas que fue su primitivo. Ese puesto lo desempeñó hasta su fallecimiento. Durante todo el año 1881 publicó un periódico mensual titulado “Revista de la Propiedad”. En 1889, un folleto titulado “Defensa del Registrador de la Propiedad de Cienfuegos” y una obra titulada “Legislación del Impuesto de  Derechos Reales y trasmisión de bienes de la Isla de Cuba”. Fue miembro fundador y Ven. M. De la Logia “Fernandina de Jagua”; Presidente de “El Liceo” y desempeñó otros cargos sociales que demuestran el valer intelectual y moral de nuestro biografiado. Era casado con Doña Matilde Chaumont y no dejó secesión, extinguiéndose con su  muerte, el apellido Verdaguer en Cienfuegos.

 

VERDUGO, D. Domingo. Coronel de Caballería.- El 13 de febrero de 1860 sustituyó en el cargo de Gobernador al  Coronel Rubio. Su gobierno fue corto, pero demostró condiciones para su desempeño. Mejoró notablemente el Cuerpo de Policía. Estableció una pequeña fuerza rural para seguridad del campo. Arregló la mitad de la Plaza de Armas. Compuso las calles de la Villa. Arregló la Calzada de Caonao y el camino del Junco. También en su época se proyectaron muchas mejoras para la Villa. Al Coronel Verdugo lo acompañaba su esposa, la ilustre escritora cubana Doña Gertrudis Gómez de Avellaneda. Durante su mando visitó a Cienfuegos el Sr. Don Ramón de la Sagra, cuya visita la refiere en su obra “Historia Física, Económica, Política, Intelectual y Moral de la Isla de Cuba”. París. 1861. Con gran sentimiento de los habitantes de Cienfuegos, cesó en el mando el Coronel Verdugo el día 9 de agosto de 1860, siendo sustituido por el Coronel Pezuela.

 

VERGEZ, Don Francisco J..- Visitó a Cienfuegos el 16 de enero de 1886, siendo Diputado a Cortes por la Provincia de Santa Clara, afiliado al Partido “Unión Constitucional”, y en un mitin celebrado, abogó por que era necesario y conveniente reclamar para Cuba descentralización administrativa, mayor desahogo al elemento provincial y municipal y la separación de mandos, cuyo acto, por esta última declaratoria, desaprobó la Junta Central del Partido.

 

VIDAL y Velásquez, Don José. Maestro. Aficionado a la Literatura.- En 1859 dirigía un colegio gratuito e niños, situado en el barrio de Puerto Nuevo.

 

VILLA, Don Rafael.- El 8 de agosto de 1873 comenzó a publicar un semanario literario titulado “El Recreo de las Villas” de poca duración. En 1873 publicó en Cienfuegos un tomo de 133 páginas titulado “Mis Recuerdos”. Composiciones líricas y dramáticas.

 

VILLAFUERTE, Don José Rafael de.- En 1867 fue nombrado, con el carácter de propietario vitalicio, Escribano Real Notario de Indias, puesto de nueva creación.

 

VILLALON y Bori, Don Manuel. Notario Comercial.- Nació en Santiago de Cuba el año 1839 y falleció en Cienfuegos el 24 de mayo de 1905. Su familia residía en Santiago de Cuba desde mediados del siglo XVII. Joven vino a Cienfuegos donde ocupó distintos cargos entre ellos el de Administrador de la Aduana. En marzo de 1890, representando la Compañía del alumbrado eléctrico, el Ayuntamiento lo autorizó para la instalación el mismo. En el año 1874 contrajo matrimonio en Cienfuegos con la señorita Teresa Vedaguer y Kiernan, de cuyo matrimonio dejó siete hijos; Carolina, María Teresa, Manuel, Luis, Natalia, Joaquín y Tomás. Ese fue el origen del apellido Villalón en Cienfuegos.

 

VILLALON y Verdaguer, Dr. Manuel. Abogado y político contemporáneo.- Nació en Cienfuegos el 22 de diciembre de 1877. Cursó la enseñanza primaria  y los primeros años del bachillerato en el Colegio Nuestra Señora de Montserrat, estudios que continuó en el Instituto de la Habana, pasando después a la Universidad, donde se graduó en Derecho el año 1898. Se estableció en Cienfuegos para el ejercicio de su profesión y desde entonces comenzó a actuar en la vida política. Fue uno de los organizadores del Partido Republicano, siendo elegido Secretario de su Primera Asamblea Municipal y Delegado a la Provincia de  cuya Mesa de edad formó parte como Secretario. Poco después fue nombrado Juez Municipal de Cienfuegos, desempeñando interinamente durante largo tiempo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de esta Ciudad. Durante la primera Intervención fue designado por el General Wood, para resolver la grave cuestión política creada en Cienfuegos respecto a la legalidad del Partido Republicano, encargo que cumplió con imparcialidad y justicia. Ocupó, por esa época, el cargo de Registrador de Propiedad de Santa Clara. Al organizarse el Partido Conservador Nacional, después de la llamada Guerra Civil de Agosto (1906), se afilió al mismo y en él figura actuando sin interrupción (1930). En 1906 fue elegido Concejal del Ayuntamiento, y en 1908, Consejero Provincial, cuyo organismo lo designó Secretario y después Presidente. A la muerte del Gobernador Provincial General Robau, asumió durante más de tres años ese cargo, cesando el 24 de febrero de 1913. Siendo Gobernador imprimió mucha actividad a los asuntos provinciales; construyó el hermoso y elegante edificio del Gobierno Provincial, del que puede decirse que es el mejor de su clase en la República; construyó, en Cienfuegos, el puente sobre el “Arroyo del Inglés” al que le puso el nombre de uno de los prestigios revolucionarios cienfuegueros más queridos, el de “Rafael Cabrera”; construyó la carretera denominada “Del Junco” y la de “Caonao” a Ciego Alonso que con los tramos de Santa Clara a Esperanza, y de Cruces a Mal Tiempo, fue el inicio de la comunicación con Santa Clara. Durante su administración provincial, organizó certámenes artísticos, creó once bandas de música en distintos lugares de la provincia, concedió becas para completar estudios en el extranjero, e inspiró y llevó a feliz termino, socorros en algunos pueblos que tuvieron necesidad de ello por haber sufrido calamidades. En los comicios de 1913, fue electo Representante a la Cámara por la provincia de Santa Clara y reelecto en 1917, 1921, 1925 y 1930. En ese alto Cuerpo legislativo ha ocupado la Secretaría del mismo y ha figurado en las Comisiones de Justicia y Códigos. Asuntos Municipales y Provinciales, Relaciones Exteriores, Obras Públicas etc. En las cuales ha emitido numerosos dictámenes. También ha figurado en comisiones especiales, entre estas la de la Reforma del Código Electoral, contribuyendo a la redacción de las bases que sirvieron a las que redactó dicho cuerpo bajo la dirección técnica de Mis. Crowder. Ha presentado y logrado sacar triunfante numerosas leyes importantes, entre las que descuellan la de la pavimentación de las calles y construcción de las aceras de Cienfuegos; las de la alcantarillado y pavimentación de Santa Clara; la de jubilación de empleados públicos; el acuerdo de la Cámara para que los Secretarios de Despacho puedan concurrir a la misma para informar sobre los asuntos del Departamento, que es un ensayo del Sistema Parlamentario. También tiene un proyecto de ley estableciendo la autonomía universitaria para resolver los problemas de ese centro decente. A su iniciativa se debe la inclusión en los presupuestos nacionales, del crédito para la construcción de una parte “Del Paseo de Méndez” que tanto embellece a Cienfuejgos. Es nuestro biografiado un distinguido legislador, que consciente de la misión y confianza depositada en el por sus electores, ha sabido siempre laborar intensamente en la funciones propias de su cargo, pudiendo afirmarse que,  especialmente en lo que respecta ala representación villareña, ha sido el que ha estudiado más y mejor todo los problemas legislativos que se le han encomendado y es el que ha sabido darle forma a la mayor parte de los asuntos que se han sometido a la consideración de la Cámara de Representante. Trabajador infatigable, no solo atiendo debidamente a sus funciones de legislador, sino también a su bufete de abogados, siendo incontables los triunfos que ha obtenido en este sector de sus actividades. Como político, ha demostrado serlo en todas las ocasiones, conservando su popularidad durante más de un cuarto de siglo y eso se demuestra por la cinco veces consecutivas que ha obtenido la confianza del cuerpo electoral de la provincia de Santa Clara, que confía en él para todo aquello que traiga el bien de la patria, de la provincia y de su Ciudad natal. El 11 de julio de 1903, se casó en Cienfuegos con la señorita Clementina Groso y Pichardo, de cuyo matrimonio tiene tres hijos, Teresa Victoria, Manuel y Clementina.

 

VILLALON y Groso, Manuel. Doctor en Derecho Público y Civil.- Nació en Cienfuegos el 14 de febrero de 1909. Hizo los estudios de la primera enseñanza en el Colegio “La  Salle” de los Hermanos Cristianos dela Habana y el bachillerato, en el Colegio de Belén, donde se graduó en  1926. Ingresó en la Universidad de la Habana, obteniendo el título de Doctor en derecho Público, el 31 de octubre de 1929, y el de Doctor en Derecho Civil el año 1930, con un excelente expediente académico. Su tesis  en Derecho Público titulada “El adulterio no debe ser considerado como delito” (Imprenta de P. Fernández y Cia. Habana. 1929) ha sido un trabajo interesante, favorablemente comentado por la crítica, que puede estimarse como procursor de la Ley, que más tarde aprobó el Congreso de la República aboliendo dicho delito. Actualmente (1931) ocupa el cargo de Abogado de Oficio de la Audiencia de la Habana. Es un abogado de brillante porvenir que por su inteligencia y amor al estudio está llamado a ocupar altos cargos en la judicatura cubana.

 

VILLAPOL y Fernández, Don José.- Nació en Trabada, provincia de Lugo, España, el año 1857 y falleció en Barcelona el 22 de septiembre de 1912. Cuando solo tenía catorce años de edad (1871) vino a Cienfuegos. Se dedicó al comercio, alcanzando buena posición económica. En 1889 fue elegido Concejal y en 1908, en vigor la Ley que concede a los extranjeros el derecho de figurar en la Cámara Municipal, fue nuevamente elegido Concejal. Ocupó la Presidencia del Casino Español, cargo que desempeñó con el beneplácito de todos los asociados. El gobierno de España en premio a su servicio, le concedió el titulo de Ilustrísimo Señor. Falleció en Barcelona a donde fue en busca de salud.

 

VILLAR del Valle, Don Vicente.- Nació en Villavisiosa, Asturias en el año 1850 y falleció en Ribadesella, Asturias, el 31 de agosto de 1915. Después de cursar la enseñanza primaria en su pueblo natal, vino a residir a Cienfuegos en el año 1862. En esta Ciudad se dedicó al comercio llegando a ser el propietario de la magnifica y quincallería “El Palo Gordo”, uno de los más bello y más importantes establecimientos de esta Ciudad, fabricando el edificio que actualmente ocupa en la calle de San Fernando esquina a Hourruitiner. En el año 1883 fue designado Concejal del Ayuntamiento. Al terminar la Guerra de Independencia (1898) era Presidente de la Beneficencia Asturiana una de la s entidades que pasó a formar el Casino español, centro de la Colonia Española de Cienfuegos, de la cual fue el Primer Presidente. En este cargo que ocupó en la época difícil de la transición del Gobierno de la Metrópoli al de la intervención americana, y de esta al de la República, demostró excepcionales condiciones; supo levantar el espíritu de sus compatriotas y fue uno de los que más luchó para que fuese un hecho la doctrina de unión y concordia, predicada en aquella época por el Generalísimo Máximo Gómez. El gobierno de España, en premio a su labor patriótica, le concedió una Gran Cruz y el uso de excelentísimo señor. Al construirse el Sanatorio de la Colonia española, la Junta Directiva acordó darle el nombre de “Vicente Villar” al pabellón # 2, en recuerdo del primer Presidente de esa institución que tanto trabajó por su auge y prestigio.

 

VILLARES Galcerán, Coronel Don Vicente.- El 24 de octubre de 1870 sustituyó en el gobierno y Comandancia militar al Coronel Franch. Durante sus gestiones combatió el juego y otros vicios. El 25 de diciembre de 1871 se abrió al servicio público el ramal del Ferro-Carril de bemba (Jovellanos) a Santo Domingos, como que Cienfuegos quedó en comunicación con la capital. El 24 de enero de 1872 cesó en el cargo, siendo sustituido por el Coronel Don Manuel Solís.

 

VILLAVERDE y López, Doctor Aurelio G. Médico.- Nació en Guanajay provincia de Pinar del Río, el 30 de septiembre de 1856 y falleció en Cienfuegos el 10 de junio de 1914. El 3 de abril de 1909 tomó posesión del cargo de Jefe de Local de Sanidad de Cienfuegos, cesando en el mismo el 26 de febrero de 1912. También desempeñó los cargos de médico de visita de la Colonia Española, del centro gallego y de otras instituciones.

 

VILLEGAS, Don Emilio C. De.- En noviembre de 1880 se hizo cargo del periódico “El Liceo” órgano de la sociedad de ese nombre, cuyo periódico decenal dejó de publicarse en diciembre del mismo año.

 

VILLUENDAS y de la Torres, Doctor Enriques. Abogado, Político y Revolucionario cubano.- Nació en la Habana el 27 de diciembre de 1874 y falleció en Cienfuegos el 22 de septiembre de 1905. Muy joven se lanzó a los campos de la revolución emancipadora donde por sus méritos alcanzó el grado de Coronel. Formó parte de la Constituyente, como Secretario (1901) y en la República fue electo Representante por la provincia de Santa Clara. Al ser nominado el General José Miguel Gómez, para el cargo de Presidente de la República, fue uno de los más decididos paladines de esa causa, desenvolviendo sus actividades políticas en Cienfuegos. Al ocurrir los tristes sucesos del Hotel “La Suiza” (22 de septiembre  de 1905) murió trágicamente. En sección celebrada por el Ayuntamiento de Cienfuegos (11 de enero de 1907) se acordó dar el nombre de “Enrique Villuendas” al antiguo parque de Labra, en el cual se levantó una estatua a tan distinguido cubano, victima de las pasiones humanas. En 1929 sus restos mortales fueron trasladados al Cementerio de Colón, Habana.

 

VIVES, Don Pablo. Comerciante.- En 1870 fue elegido Regidor y reelecto en 1875. En 1880 fue electo Concejal por el Partido “Unión Constitucional” y designado quinto Teniente Alcalde. En 1883, cuarto Teniente Alcalde.

 

VIZCAÍNO, Don José Santos.- Profesor de Veterinaria del Real Colegio de Madrid. Se estableció en la Villa el 8 de enero de 1853.

 

VOLEK, Don Fernando.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

 

<<VOLVER>>