Diccionario Bibliográfico Cienfueguero - T -
T

Diccionario Bibliográfico Cienfueguero

Luis J. Bustamante. 1931

 

TABARES, Doña Merced. Maestra.- En 1845 tenía establecida en Cienfuegos una Escuela Primaria para niñas.

 

TALTAVULL, Don José de.- En 1848 fue nombrado Alcalde Ordinario Segundo del Ayuntamiento de Cienfuegos. En 1850 fue nombrado Teniente del Batallón de Voluntarios “Nobles Vecinos de Cienfuegos”. En 1851 fue nombrado nuevamente Alcalde Ordinario de la Villa.

 

TALTAVULL, Don Juan.- En 1888 poseía el Ingenio Caridad.

 

TALLEDA Lugones, Miguel Aurelio. Ingeniero Civil Arquitecto.- Nació en Sagua la Grande el 27 de mayo de 1879: Llegó a Cienfuegos con su familia, procedente de Trinidad, cuando tenía once años (1890). Sus padres dirigían una escuela privada donde cursó la enseñanza primaria que continuó luego en la del profesor Don Antonio Ramos. Después comenzó el aprendizaje del oficio de plantillero en los talleres del Ferro-Carril que terminó y comenzó el de mecánico que debido a un accidente sufrido, no pudo concluir. Es taquígrafo y tenedor de libros de cuyas asignaturas fue profesor en el Colegio “Cienfuegos”. Es Agrimensor, Maestro de Instrucción Primaria, Bachiller é Ingeniero Civil y Arquitecto, cuya última carrera ejerce actualmente (1930) Todos estos estudios los cursó por enseñanza libre. Tiene aprobadas algunas asignaturas de la carrera de Ciencias Físicas y Matemáticas y Ciencias Físico-Químicas. También comenzó y abandonó los estudios de la carrera de Derecho. Ha desempeñado los cargos de Maestro de Instrucción Pública y Secretario de la Junta de Educación de Abreus; Ingeniero Auxiliar de las obras del Acueducto y Alcantarillado de Cienfuegos; Ingeniero de la Jefatura Local de Sanidad, é Ingeniero Municipal, cargo que actualmente desempeña (1930). Entre las obras que ha realizado como Ingeniero y Arquitecto, sobresale el Palacio Municipal de Cienfuegos, en construcción; edificio de estilo colosal, orden toscano, hecho de ladrillos y hormigón, con una estructura para cúpula de hierro armado con enframado de cemento. El estudio se hizo para las necesidades de una población de medio millón de habitantes y el proyecto, memorias, planos y dirección se deben a nuestro biografiado. Ese edificio será siempre muestra patente de las condiciones profesionales que  adornan al Ingeniero Talleda. En el orden patriótico, prestó sus servicios a la Revolución libertadora, primero, en el cuerpo auxiliar civil, y más tarde, en el militar, donde terminó la Guerra propuesto para el grado de Oficial. Desde su fundación hasta 1906, fue Secretario del Centro de Veteranos de Abreus y actualmente lo es de Correspondencia de la Delegación de Cienfuegos desde hace más de diez años. Labora en la Masonería desde 1901, iniciándose en la Logia “Fernandina de Jagua”. Fundó, con otros hermanos, la Logia “Fe y Amor” de Abreus,de la que fue Secretario hasta 1906. En la actualidad (1930) ocupa la Veneratura de la Logia “Fernandina de Jagua” desde el fallecimiento del ilustre hermano Doctor Sotero Ortega (1928). Su labor al frente de ese Taller ha sido muy eficiente. A sus gestiones se deben, entre otras obras, la construcción de un panteón masónico en el Cementerio “Tomás Acea” y la creación de una institución de socorro para los masones y sus familiares, que en lo futuro ha de ser muy beneficiosa. En la Masonería Filosófica ostenta el grado 32 y preside el Consejo de Caballeros Kadosch “Luis De Clouet” de Cienfuegos. Ha sido colaborador de los periódicos “La Discusión” y “El Mundo” de la Habana y de “El Comercio” y “La República” de Cienfuegos, y en Abreus dirigió la revista “Juventud”. Ha publicado distintos artículos referentes a su profesión en la Revista de la Sociedad Cubana de Ingenieros. Nuestro biografiado es  casado con la señora Rosa Pérez y Lora, de cuyo matrimonio tiene siete hijos: Cora Elvira, Rosa Leonor, Miguel Esteban (Agrimensor), Francisco Joaquín, Celia Victoria, Emilio Aurelio y Humbertina Estela, todos los cuales son estudiantes inteligentes y de gran porvenir.

 

TAMAYO, Don José A. Periodista.- En 1878 publicaba, en unión de Don Honorato Fernández de Cueto, un semanario de Artes, Ciencias y Literatura titulado “La Mujer”.

 

TANTETE, Don José. Ingeniero.- Por orden de los Reyes de España construyó el Castillo “Nuestra Señora de los Angeles”, en la bahía de Jagua (1742 a 1745).

 

TARAFA de Apezteguía, Doña Mariana.- En 1854 donó 516 pesos para la creación de una escuela gratuita para niñas, en Cienfuegos, cuya escuela fue una realidad al año siguiente.

 

TELLERIA, Don Julián Luis de. Fiscal de la Audiencia Territorial de la Isla de Cuba.- Por Real Orden de fecha 25 de julio de 1837 fue nombrado para tomarle residencia a Don Luis De Clouet y a su hijo Don Alejandro, del tiempo que hubiere servido el primero y sustituido el segundo, el empleo de Gobernador de la Colonia Fernandina de Jagua y a los que por su muerte, ausencia u otro legítimo impedimento, sirvieren ó hubieren servido dicho empleo.

 

TELLERIA, Don Pedro.- En 1882 dirigía una Escuela para niños de color, titulada “San Pedro”.

 

TERRY Adans, Don Tomás. Comerciante y Hacendado.- Nació en la Ciudad de Caracas Venezuela, por el año 1806 y murió en París, Francia, el 5 de julio de 1886. Vino a residir a la Colonia “Fernandina de Jagua” en los primeros tiempos de la fundación dedicándose al comercio en pequeña escala. Ese comercio lo tenía establecido en distintos lugares de ka jurisdicción, empleando arrías de mulos para el transporte de las mercancías. Sus condiciones de hombre de negocios eran tan excepcionales que ya en 1856 era considerado como el comerciante más rico de Cuba. En 1861, a causa de la Guerra de Secesión de los Estados Unidos, se sintió en Cienfuegos una gran crisis económica que fue resuelta satisfactoriamente gracias a  Don Tomás Terry, que facilitó el numerario suficiente para que no se paralizaran las operaciones industriales y comerciales, salvando así al comercio y a los hacendados de una segunda bancarrota. Su capital fue en aumento progresivo y al ocurrir su fallecimiento era propietario de ingenios de azúcar, fincas ganaderas, muelles, casas de  comercio, etc, ascendiendo su fortuna, según un cálculo aproximado, a treinta millones de pesos. En el orden político, Don Tomás Terry fue nombrado Alcalde Primero del Ayuntamiento de Cienfuegos (1848-1851), y Regidor (1859). Hombre de sentimientos altruistas, fueron innumerables las obras de caridad por él realizadas y entre ellas citaremos las siguientes: el 7 de junio de 1879, al partir para Europa, donó veinte mil escudos, como recuerdo para los pobres de Cienfuegos y su jurisdicción, cuyo reparto se llevó a efecto por una comisión de Concejales; y en 1871, al visitar la Villa el Capitán General Conde de Valmaseda, donó dos mil quinientos pesos, para que fueran repartidos entre los pobres, como así se hizo. Era muy amante de la instrucción pública. En 1854 donó mil pesos para la creación de una escuela gratuita para niñas y en 1859, dos mil, con destino a los fondos que se recolectaron a fin de construir en Villa Clara un Colegio de Humanidades. En 1858 apadrinó en unión de su esposa la Señora Teresa Dorticós el acto de colocar la primera piedra para la actual cárcel. Era de ideas avanzadas y simpatizaba grandemente con las libertades de Cuba y como prueba de ello, el 25 de marzo de 1866, resultó electo Comisionado para representar a Cienfuegos ante la Junta de Información, donde se trataría de las Bases para implantar en Cuba y Puerto Rico leyes especiales. Con ese motivo pronunció un discurso de Gracias y ofreció donar los mil pesos concedidos para el viaje a dos escuelas gratuitas, y los trescientos pesos mensuales para obra benéficas. El 21 de julio de 1866 partió a cumplir su cometido y en 1867, la Sociedad Económica de Amigos del País le concedió el titulo de “Socio de Mérito” por el buen desempeño del cargo de Comisionado por Cienfuegos ante la Junta de Información de Madrid. Continuó laborando por las ideas liberales afiliándose al Partido Autonomista que lo eligió Presidente el 22 de septiembre de 1878. Los últimos años de su vida los pasó en París donde lo sorprendió la muerte. Don Tomás Terry Adams el 31 de octubre de 1837 contrajo matrimonio en la Iglesia Parroquial de Cienfuegos con la Srta. Doña Teresa Dorticós Gómez de Leys.

 

TERRY y Dorticós, José Emilio. Hacendado y Hombre Público.- Nació en Cienfuegos el 19 de marzo del año 1853 y murió en el Valle de Orotava, Islas Canarias, el 17 de mayo de 1911. Muy joven fue enviado a Europa recibiendo su primera educación en París. Más tarde estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Madrid, graduándose en la misma. El cuidado de sus cuantiosos intereses le impidió ejercer la profesión. Dedicó una parte de su tiempo y de sus actividades a los asuntos políticos, que demandaban el concurso de los cubanos ricos y de talentos, a favor del establecimiento de un régimen liberal en la Colonia, figurando en el Partido autonomista que era el defensor de la descentralización administrativa y de un gobierno menos dispuesto a vasallaje y a los excesos de la dominación. Con el encargo de mantener estas aspiraciones ante el Congreso español, fue elegido Diputado a Cortes 1886, por la provincia de la Habana, siendo el primer Cienfueguero que ocupó tan alto curul. Su labor parlamentaria estuvo a la altura de la confianza que habían depositado en el sus electores. Algunos de sus discursos fueron publicados por la prensa de Madrid, con favorables comentarios para el orador, a causa de estar inspirado en un profundo y sincero patriotismo, ansioso de justas y reparadoras soluciones. En 1887 visitó a Cienfuegos como delegado de la Junta Central del Partido Autonomista para la reorganización del mismo en esta Ciudad, lo que consiguió constituyendo la Junta Local el 22 de febrero de 1887, siendo designado Presidente de Honor de la misma. En unión de los otros herederos de su padre, donó la cantidad suficiente para construir la teatro “Tomás Terry”. Cienfuegos, desde los primeros tiempos de su fundación, tuvo siempre como una de sus aspiraciones en poseer un Coliseo en armonía por la importancia y cultura de la Ciudad, y nuestro biografiado supo llevar a la realidad esa aspiración. El teatro Terry que se alza en el Parque Martí será siempre una prueba que evidencia el amor que los herederos de Don Tomás Terry especialmente nuestro biografiado, sintieron por su ciudad natal. Fue inaugurado el 12 de febrero de 1890 y Don José Emilio Terry pronunció el discurso inaugural, celebrándose distintos actos sociales con ese motivo. Constituida en Cuba la república el 20 de mayo de 1902, el presidente Don Tomás Estrada Palma le confió la Secretaría de Agricultura, Industria y Comercio. Uno de los motivos que tuvo aquel ilustre patriota para hacer esa designación fue el apoyo que nuestro biografiado había prestado a la causa de la independencia, desde París, donde recibió durante la Revolución, a parte de la representación intelectual, social y económica del designado para cooperar de un modo eficiente en la obra de  Gobierno de Administración comenzada con el establecimiento de la República. A causa de haber sido acogido con indiferencia por los legisladores, sus proyectos se leyes beneficiosas a la agricultura determinó que presentase la renuncia de su cargo la que le fue aceptada el 21 de agosto 1902. Al día siguiente se celebró en Cienfuegos una imponente manifestación de simpatía a tan ilustre coterráneo. Continuó ocupándose de sus asuntos particulares, especialmente del Central Caracas, que llegó  a ser el mayor de Cuba, hasta ocurrir su fallecimiento en Islas Canarias a donde había ido con la esperanza de recuperar su salud. Su muerte fue para Cienfuegos una perdida grande por tratarse de uno de los hacendados más amantes de Cuba y de su prosperidad, poseedor de una riqueza cuantiosa, de muy vasta cultura y de un carácter bien adaptado a las exigencias de un estado superior de civilización. Su cadáver fue llevado a la Habana el día 16 de mayo del mismo año de su fallecimiento é inhumado en el Cementerio de Colón.

 

TERRY é Irady, Doña Luisa Maximina.- Nació en Cienfuegos el 18 de noviembre de 1844. Se educó en París y muy joven contrajo matrimonio con Don Elías Ponvert. Regresó a Cuba en 1880, en unión de su esposo, para dedicarse al fomento y explotación del Ingenio “Hormiguero”. Durante la Guerra de Independencia auxilió a la Revolución cubana. Ha hecho y hace actualmente (1930) innumerables  obras de caridad.

 

TOLEDO Muñoz, Don Manuel. Gentil hombre de Cámara de S.M..- El primero de julio de 1850 fue nombrado Alcalde Mayor de la Villa, en sustitución del Señor Francisco Cañedo, hasta principio de septiembre del mismo año que fue trasladado a Puerto Príncipe, siendo sustituido por el Asesor titular de Marina Don Antonio Muñoz y Díaz. El 25 de julio fue repuesto en su cargo de Alcalde Mayor. El 22 de abril permutó con Don Bartolomé Cienfuegos, que desempeñaba igual cargo en la Villa de Sancti Spiritus.

 

TOLEDO y Pérez, Don Carlos. Maestro de Instrucción Primaria y Secundaria.- Nació en Pueblo Nuevo, Matanzas el 19 de octubre de 1840 y falleció en Cienfuegos el 10 de febrero de 1918. En 1867 vino a residir a Cienfuegos y fundó un colegio para niños en unión de Don Benjamín Hidalgo, el que más tarde dirigió solo nuestro biografiado, haciéndose de una sólida reputación en la Villa por su gran competencia y magnifico métodos de enseñanza. Su colegio llegó a ser el mejor de la provincia y en el se educaron en instruyeron jóvenes que han figurado en las clases más respetables de Cienfuegos. Como caso raro se consigna que el Señor Toledo en esa ingrata y poco productiva labor, hizo una regular fortuna. En 1889 resultó electo Concejal del Ayuntamiento, cargo que desempeñaba a fines de 1897 al implantarse el régimen autonómico en Cuba. Al ocurrir su fallecimiento era adjunto de la Comisión del Impuesto territorial y sus desaparición causó hondo sentimiento en todos los sectores de esta sociedad.

 

TOLRA, Don Carlos, Brigadier del Ejército Español.- Se hizo cargo del mando de la Colonia Fernandina de Jagua el 3 de enero de 1839. Realizó las siguientes obras:  Construcción del actual Cementerio Municipal, inaugurado el 21 de junio 1839. Construyó la Plaza de Armas hoy “Parque Martí”. Hizo un estudio parra la traída de las aguas del arroyo de Candelaria. Comenzó la construcción del teatro “Isabel Segunda” que se concluyó en 1840, situado donde se encuentra el teatro “Terry”. Creó una Comisión formada por distinguidos elementos de la Colonia para que propusieran todas las obras que fuesen convenientes al bien público y vigilase la construcción de las que se estaban realizando. El 3 de enero de 1840 comenzó la construcción de la Casa Consistorial. En 1841 fue sustituido en el gobierno interino de la Colonia por el Teniente Coronel Don Pedro Bassadona.

 

TOMAS y Bouffartigue, Guillermo Manuel Eduardo. Músico.- Nació en Cienfuegos el 18 de octubre de 1868. recibió la primera instrucción de su padre quien también lo inició en la música. Más tarde fue discípulo de Don Sebastián Giiell (solfeo), Lasquatti (flauta) y Jiménez (armonía). Cuando solo contaba con 16 años tocó en público un dúo de flautas con el insigne flautista Ramón Solís, acompañándoles en el piano el eminente músico José Manuel Jiménez. En 1886 la Sociedad de Artesano lo nombró Socio Demérito. En 1888 publicó un folleto de 20 páginas titulados “Breves apuntes sobre la historia de la música”. Habiéndose trasladado a Nueva York, contrajo matrimonio con la renombrada cantante, hija también de Cienfuegos, Srta. Anita Aguado y Andréu. En Nueva York cultivó con invariable perseverancia el arte de la música. En 1896 aceptó la dirección de la Sociedad “Clionian” de Brooklyn. Durante la Guerra de la Independencia dirigió numerosas funciones que, tanto en Brooklyn como en Nueva York organizó su esposa a beneficio de los Clubs separatistas. Concluida la Guerra, Guillermo M. Tomás volvió a Cuba y fue Comisionado para organizar la banda de policías hoy banda Municipal de la Habana que dirigió durante muchos años. Esa banda ha obtenido bajo su dirección, los siguientes premios, Exposición de Búfalo (1901), Medalla de Oro; Condado de Roxbury (1901), Medalla de Oro; Estado de Ohío (1908) Medalla de Plata; Ayuntamiento de la Habana (1907), Medalla de Oro; Ayuntamiento de New York (1914) Medalla de oro. El Maestro Tomás es miembro de la Real Academia Gallega (España) y Presidente de la Sección de Música de la Academia Nacional de Artes y Letras. En 1911, e graduó de Doctor en el Grand Conservatory of Music, New York. Sus obras literarias, algunas de las cuales han sido traducidas al inglés y encomiadas por altas autoridades críticas de Europa y los Estados Unidos de América, son las siguientes: “Las Grandes Etapas del Arte Tonal”; “Los Grandes Poetas Tonales”; “Orientaciones del Arte Tonal Moderno”; “Ricardo Wagner”; “Mujer y Arte”: “Fases del Género Sinfónico Contemporáneo”; “La Francia Heroica”: y “La América Invencible”, en inglés y en español. También ha dado varias conferencias en el Conservatorio Nacional y en nuestra Universidad, correspondiéndole el honor de ser el primer músico cubano que ha dejado oir su voz desde la tribuna del más alto centro docente. Es un distinguido maestro, consagrado por completo a su arte y que continúa trabajando con el entusiasmo de siempre.

 

TOMAS y De Clouet, Don Tomás. Músico.- Nació en Cienfuegos el año 1829 y falleció en la misma Ciudad el 5 de septiembre de 1887. Desde muy joven sintió decidida vocación por la música. En 1847 dirigía una orquesta de aficionados y fue nombrado profesor de Música Instrumental del “Liceo Artístico y Literario”, en cuya Sociedad estrenó, con mucho éxito, una rapsodia y varias marchas.

 

TORRADO y González Llorente, Don José.- Nació en Trinidad el año 1855 y falleció en Cienfuegos el 17 de marzo de 1909. Muy joven vino a residir a Cienfuegos, donde contrajo matrimonio (1880) con la Srta. Dolores Martínez de la Maza. Durante la Guerra de Independencia perteneció al Club Revolucionario “Panchito Gómez” prestando importantes servicios a la causa de la Independencia de la Patria. Al terminarse la contienda armada, fue comisionado por el Gobierno Interventor para recoger todos los documentos y datos  de los españoles. En las primeras elecciones que se celebraron fue electo Compromisario Presidencial. El 2 de noviembre de 1900 organizó la primer Logia Teosófica que hubo en Cienfuegos, cuyo Centro presidió varios años. Escribió un libro titulado “Tratado sobre la lluvia de estrellas”. Era de vasta cultura y muy entusiasta por el estudio de la Teosofía.

 

TORRALBAS y Grúner, Srta. Artina.- El 3 de mayo de 1896 fue una de las fundadoras del Club Revolucionario “La Cubanita” que prestó grandes servicios a la causa de la Independencia de Cuba.

 

TORRALBAS y López del Campillo, Ramón. Compositor y Músico.- Nació en Cienfuegos el 20 de febrero de 1902. Desde muy pequeño mostró decidida vocación por la música y a los doce años compuso la marcha del Centenario que fue premiada con Diploma de Mérito y Medalla de Plata en las fiestas de la fundación de la Colonia “Fernandina de Jagua” (1919.) La primera enseñanza y el bachillerato los cursó en los Colegios de los Jesuitas y Maristas de Cienfuegos y recibió clases de música del maestro Pedro Lasanta. Poco después se trasladó a los Estados Unidos (1919) para cursar, en Filadelfia, los estudios comerciales. El Presidente de la Universidad, dándose cuenta de sus grandes aptitudes, lo animó a que se consagrase al estudio de la música, haciéndole ver que quien estaba dotado de tan extraordinarias facultades no debía despreciarlas. Entonces comenzó a estudiar armonía y composición con el profesor Agustín Roig, regresando a Cienfuegos con gran caudal de conocimientos de la técnica musical(1922). En 1926 se trasladó a Bilbao, España, al objeto de adquirir conocimientos, con el maestro Turigui, para instrumentar y dirigir bandas de música, quien al oírle y comprender las condiciones del maestro Torralbas, lo trató de compañero y no quiso cobrarle honorarios. El año 1928 se trasladó a Lisboa, Portugal, donde reside actualmente, consagrado a su arte. Entre sus muchas obras citaremos las siguientes; “Serenata Española”; “Colección de Vals;” “Senderito” (letra del Doctor Pedro López Dorticós); “Boquilla Linda”; “Violeta”; “capricho Morisco”; varias criollas entre ellas “María Amalia”; un minué muy bonito dedicado a su señora madre. En Lisboa ha escrito varias revistas para el teatro, una de las cuales tuvo ciento ochenta representaciones seguidas. En Bilbao compuso un chotis que se hizo muy popular en toda España y últimamente escribió un Himno Republicano Español, que es una marcha revolucionaria vibrante y que a través del sonido, parece que la vista se recrea con la estampa de una jornada heroica, en la que se ve muy claramente una bandera roja tras de la cual un ejército de libertarios camina a la victoria o a la muerte gloriosa. Nuestro biografiado contrajo matrimonio en Cienfuegos el día 25 de agosto de 1927 con la señorita Carmen Prada y Rodríguez.

 

TORRE, Don Florencio.- En julio de 1847 cesó en el cargo de Ayudante de marina del Puerto, siendo sustituido por Don Enrique de Zaldo.

 

TORRE, Don Justo de la.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

TORRE, Don Miguel José de la.- Fue uno de las firmantes del Acta de la Fundación de la Colonia (1819).

 

TORRE y Camino, Don Ignacio María de la. Abogado.- Nació en la Habana en 1820 y falleció en Cienfuegos el 3 de mayo de 1878. Era casado con Doña Marina O Bourke. Fue profesor de Dibujo del Liceo Artístico y Literario (1847); Diputado y Secretario del Colegio de Abogados (1851-1852); Regidor (1860) y Asesor de Marina (1878).

 

TORRE y Rodríguez, Doctor Miguel Ángel de la.  Literato y periodista.- Nació en Cienfuegos, el 29 de septiembre de 1884, y falleció en la Habana el 14 de septiembre de 1930. Cursó sus primeros estudios y el bachillerato en el Colegio “Montserrat”, de su ciudad natal. Después ingresó en el Magisterio público, hasta 1906 que se trasladó a  los Estados Unidos. De regreso de aquel país ingresó en el periodismo profesional figurando siempre entre los redactores de primera fila de los principales diarios habaneros, por la elegancia y el vigor de su prosa y por su especialidad para el planfleto enérgico y viril. Como literato colaboró en las más prestigiosas revistas literarias de Cuba y en algunas extranjeras, y sus crónicas admirables, sus cuentos exquisitos y amenos y algunos felices ensayos de novelas, reunidos, podrían formar varios volúmenes. Como conferencista se demostró siempre culto y elocuente. Fue uno de los más importantes escritores contemporáneos. Trágicamente murió en la Habana. Su cadáver fue trasladado a Cienfuegos, recibiendo sepultura en el Cementerio Municipal.

 

TORRES Morales, Eduardo. Periodista.- Nació en Palmira el 8 de octubre de 1897. Desde niño vino a residir a Cienfuegos. En 1912 obtuvo una beca para el ingreso en la Granja Escuela “Juan B. Jiménez” de Santa Clara, donde se graduó de Maestro en Cultivos. En 1923 obtuvo el certificado de Maestro Público ejerciendo esta profesión por espacio de cinco años. Se inició en el periodismo en Cienfuegos, en 1915. El 1ro de agosto de 1917 comenzó a publicar un diario político titulado “La Época”. Ha colaborado en los periódicos locales “La Defensa”. “El Republicano” y “El Comercio” y fue crítico teatral de “La Batalla”, Corresponsal del periódico “El Comercio” en la Habana y luego Jefe de Información del mismo. Fue corresponsal de “El Heraldo” en Cienfuegos; Redactor político, crítico teatral y Jefe de Información de “El Sol”, en Cienfuegos, continuando de Corresponsal en esta Ciudad cuando el referido diario se trasladó a la Habana; Corresponsal de “El Sol” en Trinidad; enviado especial de “La Correspondencia” enla excursión dada por los maestros villareños a los Estados Unidos. Durante largo tiempo fue Redactor Pedagógico de “La Correspondencia” y en la actualidad (1931) Jefe de Información  de dicho periódico. Publicó un libro titulado “Del Corazón de la Isla al Lago de las Nieblas”,  (Crónicas del viaje realizado por los maestros de las Villas a los Estados Unidos en el verano de 1925-Dos mil ejemplares. Cultural S. A. Habana). Un volumen de 200 páginas en rústica. Tiene en preparación una “Memoria de la labor administrativa del Señor Pedro A. Aragonés en la Alcaldía de Cienfuegos”. Es nuestro biografiado un periodista de grandes condiciones cuya labor se encuentra en las colecciones de los periódicos locales donde ha colaborado, y un escritor ameno e interesante que promete un brillante porvenir en el cultivo de las letras.

 

TORRES y Sanz, Fray Antonio Aurelio. Primer Obispo de Cienfuegos.- Nació en la Habana el 13 de junio de 1861 y murió en la misma Ciudad el 8 de mayo de 1920. Estudió las primeras letras en Matanzas y la segunda enseñanza en Sevilla (1872). Regresó a Cuba en marzo de 1878 y de nuevo volvió a España el 5 de abril de 1887; vistió el hábito de carmelita descalzo el 28 de junio del mismo año, en el Noviciado del Desierto de Las Palmas (provincia de Castellón de la Plana), y profesó allí el 4 de julio de 1888. Estudió Filosofía Escolástica en el Convento de Begoña (Bilbao); Teología Dogmática, en el de Alba de Tormes; y Derecho Canónico y Teología Moral, en Segovia. Fue ordenado Presbítero  en Avila, el 26 de julio de 1891, y celebró su primera misa el 2 de agosto del mismo año. El 3 de octubre de 1897 regresó a Cuba y empezó a ejercer su ministerio sacerdotal entre los reconcentrados de los Fosos Municipales de la Habana. Fundó, en la Iglesia de San Felipe Neri, de la Habana la Archicofradía del Niño Jesús de Praga. Apoyado por el Obispo de la Habana, empleó toda su energía en la fundación de una Casa de Hermanas Oblatas de la Providencia única institución religiosa religiosa que la raza negra tiene en la República, consagrada a la enseñanza de niños sin distinción de clases. El 15 de abril de 1904 fue nombrado Obispo de Cienfuegos, siendo consagrado el 22 de mayo y tomando posesión el 31 del mismo mes y año. Bajo su propia inspección se construyó el hermoso palacio episcopal de Cienfuegos y un asilo de Niñas Huérfanas. El 8 de junio de 1913 tomó posesión del cargo de Administrador Apostólico de la Diócesis de Santiago de Cuba y Camagüey. Durante su gestión fomentó la creación de escuelas parroquiales y promovió la reconstrucción y reparación de los templos que sufrieron daños por la guerra y por las inclemencias del tiempo. Sensible a las desgracias de sus fieles diocesanos, contribuyó con sus limosnas y consuelos a remediarlas en lo posible. Enfermo y a causa de los muchos achaques que sufría, hizo renuncia del Obispado en 1915, la que le fue aceptada el 4 de enero de 1916. Se retiró a vivir en el Convento de San Felipe en la Habana. Al poco tiempo de haber hecho dimisión del Obispado de Cienfuegos, la Santa Sede lo nombró Obispo titular de Águila. Vivió cuatro años en el Convento de Carmelitas de la Habana dando ejemplo de paciencia y de virtudes en su larga y penosa enfermedad hasta ocurrir su fallecimiento. Fue sepultado en el panteón que los Carmelitas Descalzos tienen en el Cementerio de Colón, de la Habana.

 

TORRIENTE y Madrazo, Don Baltasar.- Nació en Cienfuegos el 26 de septiembre de 1862. Cursó la enseñanza elemental en el colegio de Don Carlos Toledo, y el bachillerato, en los Escolapios de Guanabacoa. Terminados sus estudios se trasladó a los Estados Unidos, ingresando en el Colegio “West Newton” en Mass, donde estudió el idioma inglés. Regresó a Cuba dedicándose al comercio en la casa que poseía su padre en Cienfuegos. El 12 de noviembre de 1887 contrajo matrimonio con la señorita Amelia Nethol y Fideau. En 1907, al terminarse la guerra civil que ese año azotó a Cuba fue designado Concejal, cargo que renunció poco después.

 

TORRIENTE y Madrazo, Don Joaquín de la.  Abogado.-  Nació en Cienfuegos el año 1848 y falleció en la misma Ciudad el 7 de enero de 1912. En 1878 fue elegido Concejal del Ayuntamiento y en 1898, al implantarse el régimen autonómico, fue nombrado Primer Teniente Alcalde. Era un abogado de grandes prestigios y créditos por sus conocimientos profesionales y por su honradez acrisolada. Al ocurrir su fallecimiento era viudo de Doña Dolores Hernández Medina, y no dejó sucesión.

 

TORRIENTE y Nethol, Luis Esteban, Ingeniero Civil y Arquitecto.- Nació en Cienfuegos el 30 de julio de 1890. La enseñanza primaria y el primer año del bachillerato los cursó en su Ciudad natal. Al ocurrir el incendio del Colegio de los Jesuitas y suspenderse las clases en ese plantel, se trasladó a los Estados Unidos ingresando en la Academia de Dean de Franklín, Mass, donde permaneció dos años, dedicándose especialmente, al estudio del idioma inglés. Luego regresó a Cuba, ingresando en el colegio de los Dominicos de Cienfuegos, donde terminó el bachillerato. En la Universidad de la Habana cursó las carreras de Ingeniero y Arquitecto que terminó en 1914 y 1915. En 1925 fue nombrado Ingeniero del Acueducto y Alcantarillado de Cienfuegos y en ese cargo ha demostrado sus grandes condiciones profesionales y administrativas. Al Ingeniero Torriente se debe la pavimentación de gran números de calles de la Ciudad y muy especialmente la de Cristina; se debe el buen funcionamiento del Acueducto, que suministra bueno y abundante líquido durante las 24 horas del día; se debe la construcción de la carretera de Caunao, y en la actualidad (1931) está construyendo la que unirá a Cienfuegos con la Central, obra de la que se esperan grandes beneficios para esta Ciudad, hoy casi aislada del resto de Cuba. Tiene en proyecto la construcción de la carretera desde Caunao a Manicaragua. Si a nuestro biografiado no se le ponen obstáculos, seguramente realizará ese gran plan que salvará a Cienfuegos y lo colocará en el lugar que le corresponde. El ayuntamiento acordó, en mérito a la labor del Ingeniero Torriente, nombrado “Hijo Predilecto” de la Ciudad, como débil testimonio de la gratitud que por el sientes todos los cienfuegueros.

 

TORRIENTE y Valdecilla, Don Esteban de la.  Hacendado.-  Nació en  Ceceñas, provincia de Santander, el año 1822, y falleció en Santa Fé, Isla de Pinos, el 22 de agosto de 1885. Su cadáver fue inhumado en el Cementerio de Cienfuegos el 28 de mismo mes y año. Era casado con Doña Luisa Madrazo y Mora, de cuyo matrimonio dejó por sucesión siete hijos, nombrados Ramona, Isabel, Baltasar, Josefa, María de las Nieves, Florentina y José Ramón. Muy joven vino a Cuba donde logró una brillante posición económica en el comercio. Fue el propietario del muelle del litoral conocido con el nombre de “Muelle de Torriente”. Ocupó los siguientes cargos en el Ayuntamiento:  Concejal en 1866; Síndico en 1868; Concejal en 1873; Síndico en 1874; Concejal en 1878; Concejal en 1883; Cuarto Teniente Alcalde en 1885. En el año 1880 donó 150 toneladas de piedra para el arreglo de las calles de la Villa.

 

TOSTE y García Vda.  de Acea Doña Francisca.- Nació en Orotava, Islas Canarias, en el año 1834 y falleció en Cienfuegos el 24 de mayo de 1912. El 19 de junio de 1881 contrajo matrimonio con el rico hacendado Don Nicolás Acea y de los Ríos, de cuyo matrimonio no tuvo sucesión. Al ocurrir su fallecimiento dejó una gran fortuna destinada a erigir un monumento funerario en un cementerio de Brooklyn, donde debían descansar los restos de su esposo, de su hijo Tomás Lorenzo Acea y Terry y de ella, pero en la imposibilidad sus Albaceas de cumplir en su totalidad esa disposición testamentaria, en consideración a que el terreno de que se disponía era de muy pequeñas dimensiones, determinaron construir, como así se hizo, además del monumento funerario en el referido cementerio de Broklyn, el magnífico Cementerio “Tomás Acea” que se levanta en la parte Sureste de la población (Carretera del Junco).

 

TRASSIERRA, Don Vicente, Auditor Honorario.- El 22 de febrero de 1846 tomó posesión del cargo de Alcalde Mayor en sustitución del Sr. Don Manuel Robledas, hasta el 21 de agosto de 1847 que fue sustituido por el Sr. Don José Luis Gutiérrez y Martínez Valdés.

 

TREMOLS y Amat, Dr. Abdón.-  En el concurso celebrado con motivo de las Fiestas del Centenario, le fue concedido Medalla de Plata y Diploma de Honor, por su trabajo sobre legislación farmacéutica.

 

TRELLES, Jorge A.- En el concurso celebrado con motivo de las Fiestas del Centenario (1919) le fue adjudicado el premio de cien pesos y Diploma de Honor, donados por el Sr. Pedro M. Hernández, por su trabajo sobre Bibliografía Cienfueguera.

 

TRELLES y Jiménez, Filomeno de Jesús.- Nació en Cienfuegos el día 24 de diciembre de 1884 y falleció en la misma Ciudad el 18 de agosto de 1922. En febrero de 1917 fue electo Concejal del Ayuntamiento. Fue uno de los fundadores del Cine “Prado” establecido en Independencia esquina a San Fernando. El 22 de agosto de 1913 contrajo matrimonio con la señorita Dolores García Leiva.

 

TROYA, Pbro.  Licdo.  Don Sebastián de.-  El 13 de febrero de 1854 fue nombrado coadjutor de la Iglesia Parroquial y se le concedió autorización para fabricar a sus expensas, una casa al fondo de la Iglesia, lo que realizó.

 

TRUJILLO, Don Francisco.- En 1888 poseía el Ingenio “San Antonio”.

 

TRUJILLO, Srta.  Josefa.- El 3 de mayo de 1896 fue una de las fundadoras del Club Revolucionario “La Cubanita” que prestó grandes servicios a la causa de la Independencia.

 

TRUJILLO y Hernández, Dr.  Carlos Teodoro Perfecto, Médico y Revolucionario cubano.- Nació en Cienfuegos el 25 de septiembre de 1869. Estudió la primera y segunda enseñanza en el colegio de los Padres Jesuitas en su Ciudad natal, trasladándose a la Habana donde cursó la carrera de médico. Una vez graduado fue a radicar a París con el objeto de ampliar sus conocimientos en la ciencia médica y realizar prácticas en aquel gran centro de cultura. El 24 de febrero de 1895, día en que fue iniciado el movimiento revolucionario de Baire, se encontraba en Roma, y al enterarse de este acontecimiento regresó a París por estar comprometido a ayudar a la Independencia de su Patria. El 1ro de mayo de 1986 se dirigió a New York y después de una favorable travesía, tuvo la fortuna de llegar el mismo día en que se preparaba para hacerse a la mar el vapor “Laurada”, que estaba al servicio de la Delegación Cubana y que había de salir con una numerosa expedición de patriotas y un buen cargamento de armas y municiones. En esta expedición embarcó nuestro biografiado, llegando felizmente a la costa norte de la provincia de Camagüey, por Nuevitas, el 18 de mayo. Poco después se trasladó a las Villas, prestando sus servicios como Médico de la Brigada de Santa Clara y de allí pasó a la de Cienfuegos a las órdenes del General Rego. A poco se le ofreció la ocasión ejercitarse en sus prácticas profesionales tratando los heridos que tuvo la Brigada en el combate del Hoyo de Manicaragua. Llevada a cabo por el General Ezquerra, la organización de las fuerzas que componían la Brigada de Cienfuegos, el doctor Trujillo fue nombrado Jefe de Sanidad, ejerciendo allí sus funciones de médico mientras duró la campaña. Nuestro biografiado fue en la Revolución un entusiasta e incansable organizador y a sus grandes empeños en este orden de actividades, debió la Brigada de Cienfuegos innumerables beneficios, además de los que provenían de su práctica profesional. Logró dar carácter colectivo a la gran labor de auxilio que a la Revolución prestaban los clubs patrióticos. Esa ardua obra de protección colectiva metódica e igualitaria, fue completada por el Dr. Trujillo en el año 1897, fecha en que todo cuanto enviaban los clubs de las ciudades era equidad, logrando organizar un botiquín con suficientes productos para atender las necesidades de la Brigada y hubo veces que pudo establecer una panadería para suministro de ese alimento. La labor del Doctor Trujillo en los campos de la Revolución fue labor de sacrificios, de trabajos y de sentimientos humanitarios. Jamás disparó un arma contra nadie, pero siempre supo estar en primera fila para cumplir con su deber como médico y como patriota. Hombre enamorado de un ideal  tal vez superior al ideal patriótico, su labor ingente no tiene paralelo en la historia de Cuba y sin alardes de ninguna clase, supo muchas veces quedarse sin comer para alimentar a sus enfermos, a quines también, muchas veces, supo darles su propia ropa para cubrir sus desnudeces. Efectuada la paz y en posesión del grado de Teniente Coronel, la Brigada de Cienfuegos lo eligió su Representante a la Asamblea de Santa Cruz del Sur, tomando parte activa en la resolución de los más importantes asuntos encomendados a aquel alto cuerpo, hasta la disolución del Ejército Libertador. Después regresó a Cienfuegos, siendo candidato a la Alcaldía Municipal de esta Ciudad en las elecciones de 1901. Más tarde fue nombrado Director Escolar y Miembro de la Junta de Educación y en el año 1906, desempeñó el cargo de Jefe de Sanidad Municipal de Cienfuegos. En 1907 se trasladó a Santa Isabel de las Lajas, donde por espacio de siete años fue Jefe Local de Sanidad de aquella población . En 1914, al subir al poder el General Mario G. Menocal, el Doctor Enrique Núñez , Secretario de Sanidad, lo mandó a buscar para que aceptase la Jefatura Local de Sanidad de Cienfuegos, cargó que declinó, no sin sentirse altamente satisfecho por esa prueba de confianza. En 1915 fue nombrado Primer Médico de Sanidad de Cienfuegos, cargo que desempeñó hasta 1925 que pasó al departamento de Cuarentenas del Puerto, conde continúa en la actualidad (1930). Al realizarse el censo de población de Cuba (1919) fue designado Inspector Provincial de Santa Clara y al rendir el informe correspondiente, nuestro biografiado expresa su impresión por tan alto nombramiento: “El aviso de mi designación para el cargo de Inspector del Censo en esta Provincia, me sorprendió grandemente. Que se hubiera pensado en mi para el desempeño de un cargo que requiere conocimientos y experiencias que yo no poseo, no tenía más que una explicación: mi absoluto alejamiento de las luchas políticas, mi completa independencia de los intereses de partido, y como consecuencia, la confianza en mi imparcialidad. Esta creencia y la convicción de que la obra del Censo, por las circunstancias en que había de realizarse y por el fin que con ella se perseguía, era una obra que dieron a aceptar el cargo”. El mencionado informe, que se encuentra al final del referido Censo, demuestra la labor realizada por el Doctor Trujillo en tan importante empeño. El Doctor Trujillo a su extensa erudición profesional une la cultura general que le ha dado su afición a la lectura que, en nuestros tiempos han escrito y publicado los pensadores más ilustres de Europa y América, sobre Filosofía, Política, Sociología, Moral, etc, etc. Cultivas las letras con éxitos para su nombre y siempre con beneficios para la educación y las costumbres públicas, por reflejar en sus escritos la más ascendradas devoción al civismo, a la virtud y al trabajo en todas sus manifestaciones útiles al individuo y al cuerpo social. A colaborado en varios periódicos y especialmente en “La Correspondencia”. En sus trabajos literarios tiene severas censuras para los que falsean con la política bastarda, los principios de la democracias y quebrantas con sus hechos inmorales, la estabilidad y el prestigio de la república. Otros asuntos con interés estudiados por el Doctor Trujillo, son los que se refieren al progreso económico de su Ciudad natal y distintas veces ha expuesto, muy atinadamente, las razones por las que Cienfuegos no sigue ocupando el segundo lugar de las poblaciones de Cuba. Los sentimientos generosos del Doctor Trujillo, demostrado durante los días en la que la revolución fue una constante prueba de abnegación y sacrificio, han persistido a través de los años hoy continua con los mismos ideales de libertad que le llevaron a la contienda revolucionaria. Por eso sentimientos le quieren y admiran todos los que conocen sus ejemplar historia de patriota y su inflexible severidad contra los que deprimen, en vez de enaltecerla, la obra augusta de una revolución que tuvo en la verdad y en la justicia sus bases más sólidas.

 

TUERO, Don José Ma. Marino Español.- El 9 de febrero de 1868 fue trasladado de Trinidad por haberse ordenado que residiese en Cienfuegos la Comandancia de Marina.

 

 

<<VOLVER>>