Diccionario Bibliográfico Cienfueguero - S -
S

Diccionario Bibliográfico Cienfueguero

Luis J. Bustamante. 1931

 

 

SAENZ Saenz, E.- En 1881 publicó en Cienfuegos un volumen de 219 páginas titulado “La Voz de la Conciencia”. Historia de un crimen, y otro volumen de 399 páginas titulado “La Siboneya”. Episodio de la Guerra de Cuba.

 

SAINZ de la Peña y de la Torre, Adelaida Julia. Poetisa.- Nació en Cienfuegos el 12 de  abril de 1844 y falleció en  la misma población el 25 de diciembre de 1878. Desde muy pequeña dio muestras de una gran  inteligencia y de un carácter dulce, afable y soñador. Escribió numerosas poesías y cuentos familiares de poca extensión, todos ellos sin propósito  de publicarlos, aunque muchos de sus trabajos, sí lo fueron en revistas y periódicos, sin que se tengan  noticias de que hayan sido recopilados.

 

SAINZ de la Peña, Don José. Escribano Público.- Nació en la Habana el año 1804 y falleció en Cienfuegos el 10 de febrero de 1850. El 15 de julio de 1836 sustituyó, como Escribano Público, a Don Juan Bautista Cañal. En 1846 fue nombrado Vocal de la Comisión de Instrucción Primaria. En 1847 era Profesor de Declamación del “Liceo Artístico y Literario.

 

SAINZ y Rueda, Don José María. Agrimensor Público por S.M.- Nació en Cádiz en el año 1800 y falleció en Cienfuegos el 12 de septiembre de 1860. En 1846 publicó, en unión del Agrimensor Don José Nadal, un plano topográfico de la Jurisdicción de Cienfuegos arreglado a los límites que acababa de fijar el Capitán General. Durante muchos años fue el Agrimensor del Ayuntamiento encargado de trazar la línea de fabricación de las casas. Fue casado en primeras nupcias con Doña Josefa Zamora, y en segundas, con Doña  Dolores Jiménez. Ese fue el origen del apellido Sainz en Cienfuegos.

 

SALAYA, Don Camilo.- Pintor del Teatro “Tomás Terry”, del Casino Español y de otros edificios de  esta Ciudad.

 

SALAZAR, Don Diego.- El 2 de octubre de 1830, al constituirse el primer Ayuntamiento de la Villa de Cienfuegos, tomó posesión del cargo de Segundo Alcalde Ordinario.

 

SALCEDO, Don Eustaquio. Capitán de Fragata.- El 12 de junio de 1854 fue  nombrado para ocupar el cargo de Ayudante de Matrícula del Puerto, en sustitución del Capitán de Fragata Don José María Autrán , siendo sustituido a su vez, el 29 de septiembre de 1854, por el Alférez de Fragata Don Vicente Llorca.

 

SALINAS y Campos, Don Ezequiel. Coronel del Ejército Español.- Fue Teniente Gobernador Civil y Militar de la Villa de Cienfuegos desde el 25 de enero de 1869 hasta el 31 de marzo del mismo año. Sustituyó al Coronel Quintana y fue sustituido por el Coronel González Estéfani.

 

SALLES, Don José E.- En 1867 vendió Cayo  Loco al Ayuntamiento por la suma de siete mil pesos, para que éste lo traspasase a la Marina de Guerra.

 

SÁNCHEZ, Lcdo. Don Antonio G. Abogado.-  Ejercía en la Villa de Cienfuegos en el año 1841. En 1847 fue nombrado Alcalde Segundo Ordinario.

 

SÁNCHEZ Barragán, Don Juan. Militar español. Teniente Gobernador de Cienfuegos.-  Nació en Badajoz, España, el año 1826 y falleció en Cienfuegos el 21 de marzo de 1878. El 9 de septiembre de 1877, tomó posesión de los cargos de Teniente Gobernador y Comandante Militar, en sustitución del Brigadier Boniche. Murió en funciones de su cargo y fue sustituido por el Coronel Don Miguel Rodríguez Blanco, que fue el último Teniente Gobernador que hubo en Cienfuegos.

 

SÁNCHEZ Díaz, Don José.- En 1865 gravó las medallas de oro para distintivo de los Concejales. Fueron catorce, de oro macizo, con el escudo de Cienfuegos esmaltado de azul y blanco; el castillo, de  oro; el árbol, de oro verde y las frutas, de oro natural. Costaron a razón de $60,00 y el Ayuntamiento las estrenó el Domingo de Ramos de 1866.

 

SÁNCHEZ Mármol, Don Francisco. Abogado.- Nació en Santiago de Cuba el 21 de abril de 1850 y murió en  Cienfuegos el 27 de septiembre de 1921. Hizo sus primeros estudios  en su Ciudad natal y los continuó en Madrid donde también estudió la carrera de leyes en la Universidad Central, terminándola en la de la Habana el 17 de junio de 1872. Desde esa fecha  hasta 1875 desempeñó el cargo de Abogado Fiscal sustituto de la Audiencia de Santiago de Cuba. Establecido en Cienfuegos desempeñó el Juzgado de Paz (1879 a 1882). Su reputación de íntegro e inteligente hizo que muchas casas de la Ciudad la nombraran su abogado, entre otras las del Señor Tomás Terry, cuyo poder ejerció hasta su fallecimiento. Al implantare el régimen autonómico (1898) fue elegido Alcalde Municipal de Cienfuegos, mostrando en tan importante puesto, excelentes cualidades de gobernante y de administrador de los bienes municipales. Cuando la primera intervención americana vino a reemplazar en Cuba a la soberanía de España, el Gobernador Provincial lo invitó a que siguiera  al frente de la Alcaldía a lo que no accedió por estimar que los componentes del Partido Revolucionario Cubano debían asumir la dirección de los asuntos públicos. Durante el tiempo que permaneció en la Alcaldía cedió su sueldo y lo que le correspondía por gastos de representación para limosnas, etc, en bien de los reconcentrados. De 1898 a 1899, fue Presidente del “Liceo”. De 1909 hasta su fallecimiento, desempeñó el cargo de Decano-Presidente del Colegio de Abogados. Prestó su más decidida cooperación a lo festejos para celebrar el fausto acontecimiento de la fundación de la Colonia Fernandina de Jagua, demostrando, una vez más, su arraigo amor a Cienfuegos. Poseía una vasta erudición y dominaba los idiomas francés e inglés. Se conservó fuerte y ágil hasta su fallecimiento y siempre fue un ciudadano ejemplar, estimándolo como cienfueguero por su ejecutoria y por un legítimo derecho de residencia.

 

SÁNCHEZ Mármol, Don Lino José Benvenuto. Ingeniero Militar español.- Nació en Santiago de Cuba el 22 de marzo de 1845 y falleció en Sevilla el 25 de marzo de 1927. Perteneciente a una familia de militares, fue destinado a esa carrera en el Cuerpo de Ingenieros, por la que había manifestado decidida vocación desde su más tierna edad, graduándose de Oficial en 1863, obteniendo el número uno de su promoción y ascendiendo en su carrera hasta ostentar el grado de coronel al ocurrir su fallecimiento. En  1887, en un concurso celebrado en París, obtuvo el primer premio por su proyecto para construir el Teatro “Tomás Terry”, cuya construcción dirigió personalmente. . La primera piedra d  ese edificio fue colocada con toda solemnidad el 29 de diciembre de 1887 e inaugurado oficialmente el 12 de febrero de 1889, en cuyo acto se le rindió un homenaje en unión de los señores Terry. Ese Teatro, de forma rectangular con galería-pórtico en la fachada  principal, puede considerarse compuesto de dos partes: el cuerpo del frente y la sala del teatro con sus galerías laterales. El exterior del coliseo no obedece a ningún orden arquitectónico determinado, habiéndose atendido a que, tanto en su conjunto como en sus detalles, presente un aspecto agradable armonizado  con la especialidad del edificio.

 

SÁNCHEZ Planas, Don Agustín. Profesor de Música.- Nació en Cienfuegos el 28 de agosto de 1868. Desde niño reveló su afición al arte de la Música y esta afición se transformó en un culto acendrado al  llegar a la adolescencia. Su vocación y un esfuerzo persistente le convirtieron en un maestro de extensa cultura musical. Desde ese aspecto ha demostrado las cualidades superiores de su educación artística. Fue el fundador y director de una de las mejores organizaciones musicales de la República: la Banda de Cienfuegos, cargo que desempeñó hasta 1924 que se jubiló. Este artista modesto, de trato afable y de excelente reputación en la vida pública y privada, ha sido premiado varias veces compartiendo con él tan merecidos honores la Banda que dirigió durante varios años. En los concurso celebrados en la Habana (1908 y 1911) obtuvo las mejores recompensa la Banda  de Cienfuegos. También fue premiado por el Ayuntamiento de esta Ciudad, con motivo del primer Centenario de la Fundación de la Colonia Fernandina de Jagua. No es solamente Agustín Sánchez el maestro laborioso, que tiene por hábito el trabajo metódico y ordenador; su adhesión personal a toda obra de cultura o de mejoramiento va unida siempre a cualquier acto que tenga por finalidad hacer el bien espiritual o material a la Sociedad en que vive. Entre otros hechos de  esta naturaleza, la fundación y la consolidación del centro docente y de recreo “Minerva”, es una de sus más brillantes ejecutorias, inseparable de otras que le hacen acreedor a la estimación creciente de sus convecinos. Es un masón distinguido ostentando altos grados en la fraternidad.

 

SÁNCHEZ y Pomares, Don Diego Julián. Hacendado.- Nació en Trinidad en el año 1806 y falleció en Cienfuegos, el 18 de junio de 1880. La enseñanza elemental la cursó en su Ciudad natal. El año 1822 determinaron sus padres mandarlo a la Habana a continuar sus estudios, y al efecto se embarcó en un buque costero de los que hacían viajes a Batabanó. Durante el viaje, el barco fue capturado por los piratas, quines informados de que el joven Sánchez pertenecía a una familia muy rica, lo conservaron en rehenes hasta que, después de más de un año de cautiverio, fue puesto en libertad mediante un crecido rescate. Poco después vino a residir a Cienfuegos donde contrajo matrimonio con la Srta. Doña María  de los Dolores Santa Cruz y Guerrero, de cuyo matrimonio tuvieron una hija nombrada Doña Trinidad y un hijo, Don Tomás, que falleció misteriosamente en la Cárcel de esta Ciudad donde guardaba prisión por asuntos políticos (Véase.) Ocupó el cargo de Alcalde Segundo del Ayuntamiento de Cienfuegos en 1847 y Regidor en 1857. 

 

SÁNCHEZ Romero, Don Antonio Loreto. Sacerdote católico.- Nació en Esparragosa de Lara, provincia de Extremadura, España, el 10 de diciembre de 1777 y falleció en Cienfuegos el 16 de octubre de 1861. Cuando Don Luis De Clouet fundó la Colonia Fernandina de Jagua (1819) era el Padre Loreto Capellán del Castillo de Jagua, siendo el Sacerdote encargado de prestar los servicios espirituales a los primeros pobladores de la Colonia. Dijo la primera misa el día 8 de diciembre de 1820, en un barracón de guano situado en el lugar que ocupa hoy la sacristía de la Catedral y, de acuerdo con el Fundador, llevó  a efecto la construcción o cercado de un cementerio, el primero que hubo en la Colonia, situado en la extremidad Norte de las calles de Casales y Velazco, inmediato a una laguna  que existía casi en frente de Cayo Loco. Al ser creada la Parroquia de la Villa (1833) fue nombrado para desempeñarla, cargo que ocupó hasta su fallecimiento. En 1836 repartió en solares los terrenos que poseía a la entrada de la Villa. El 21 de junio de 1839, bendijo el Cementerio. Si alguna vez los  fieles de Cienfuegos, ayudados de las corporaciones é instituciones locales, se deciden a realizar un acto de justicia con uno de los cooperadores más eficaces de la prosperidad jagiiera, es sin disputa que la figura de Don Antonio Loreto Sánchez ofrece no superado motivo para que, en el centro del rectángulo que forma el jardín de la equina de Santa Isabel y San Carlos, dentro de los terrenos de la Catedral, se levante un monumento digno de aquel hombre que fue consuelo y guía, luz, ciencia, fé, sacrificio y bondad, para cuantos en aquellos días inciertos de diatribas, de errores, tuvo el concepto, la noción clara de su misión social, y la cumplió sin titubear frente a todas las adversidades, de cara al peligro, teniendo por armas un corazón cristiano y un caballeresco valor a la vieja usanza.

 

SANCHEZ y Santa Cruz, Don Tomás.-  Nació en Trinidad el año 1838 y falleció en esta Ciudad el 12 de noviembre de 1870. A consecuencia del estado político fue reducido a prisión el primero de noviembre de 1870 y el catorce del mismo mes apareció ahorcado en la Cárcel. Era nieto de Don Agustín de Santa Cruz y viudo de Doña Candelaria Sarría. Era persona de distinguida y considerada posición en la Villa.

 

SÁNCHEZ Varona, Don Ramón. Militar y periodista.- Nació en Manzanillo (Oriente) el 11 de agosto de 1862, y falleció en la Habana el 28  de julio de 1918. Hijo de un militar español, siguió la carrera de su padre y a los quince años ya era Oficial. En 1882 fue trasladado a Sancti Spíritus donde contrajo matrimonio con la Srta. Mariana Fernández y Carbonell. De Sancti-Spíritus fue trasladado a Madrid y de allí destinado al ejército de Africa donde asistió a varias operaciones de guerra. De nuevo fue trasladado a Cuba en 1891. Fue  redactor  de “El Heraldo” y “El Imparcial” de Madrid y del “Diario  del Ejército” de la Habana. El Marqués de Apezteguía lo nombró su Secretario y al  comenzar la guerra de  Independencia (1895) fue trasladado al Central “Constancia” (Cienfuegos) donde nuestro biografiado ejerció simultáneamente los cargos de Comandante Militar del Puesto y Secretario del Marqués. En esa finca azucarera pasó la guerra y supo armonizar sus deberes militares con sus sentimientos humanitarios por lo que hasta  se pretendió acusarlo de desafección a la causa de España por su conmiseración hacia los que sufrían las consecuencias de la reconcentración. Terminada la guerra (1898) pasó a España con el grado de Comandante y a solicitud de sus familiares y por el amor que sentía hacia su tierra nativa, solicitó el retiro y regresó a Cuba (1900), ocupando un alto puesto en la Administración del referido Central “Constancia”. El día 2 de noviembre de 1902 fundó el periódico “El Comercio” y a partir de esa fecha comienza la verdadera obra de Varona. En pañales, por decirlo así, el periodismo en Cienfuegos, hizo un gran órgano de publicidad y estimuló a los colegas locales, logrando que la prensa cienfueguera fuese la primera del interior de Cuba. Escritor y periodista fecundísimo, él solo escribía diariamente el artículo de fondo; su famosa sección “Impresiones” en la que , comentando la actualidad política, se reveló valiente y vigoroso polemista; y una muy interesante sección literaria que tituló “Bocetos” y que suscribía con el pseudónimo de “Mañara”. Añádase a esta estupenda labor diaria, la redacción de informaciones políticas, sueltos y hasta la corrección de pruebas de sus escritos, logrando que ese periódico obtuviese muy pronto el favor del público. Hombre de grandes energías y actividades, no pudo evadir las solicitudes de la política de la cual comenzó en su periódico a hacerse eco para concluir dirigiéndola desde las columnas del mismo. Sus orientaciones eran siempre acatadas ó discutidas con verdadero calor. Conservador en toda la acepción de la palabra, apoyó el gobierno del residente Estrada Palma, con tanta energía como desinterés, pero donde demostró su civismo y el valor de sus convicciones fue en la oposición, a raíz de la guerra de agosto (1906) que él solo, desde “El Comercio”, sostuvo el credo y la bandera de su Partido. Esta campaña le valió no pocas persecuciones y culminó con un duelo a espada con el doctor Manuel Secades. Cuando se organizó en la República el Partido Conservador Nacional, fue en Cienfuegos uno de los organizadores más entusiastas, representándolo en las Asambleas Municipal y Provincial. Fue entonces cuando aquel  cerebro privilegiado, aquella recia voluntad y aquellas extraordinarias energías, se excedieron multiplicando sus actividades. Ya no era sólo el periódico el campo donde luchaba sino además, fue la tribuna, donde se reveló como orador elocuente y conceptuosamente combativo; y el Municipio, cuya minoría conservadora orientaba. Fue tan brillante y eficaz su campaña en “El Comercio” que el Alcalde actuante en aquella época se vio precisado a renunciar. En 1912, se trasladó a la Habana en busca de salud, y desde allí, no obstante sus males, tuvo fuerzas todavía para escribir una sección diaria sobre la Guerra Europea, en el periódico habanero “Cuba”, y una sección “Impresiones” en el periódico “El Comercio” de la Habana, no dejando de escribir sino cuando la enfermedad lo imposibilitó en absoluto para ello. Don Ramón Sánchez Varona dejó escrito un volumen titulado “El Bandolerismo en Cuba”, que es un luminoso y acabado estudio sobre el problema. El periódico local “El Comercio” tiene el proyecto de publicar una selección de sus inimitables “Bocetos” para honor de las letras y como cariñoso homenaje al desaparecido, aquel varón ilustre que aunaba, como todo hombre verdaderamente superior, una modestia tan sincera consubstancial como ilimitada.

 

SÁNCHEZ Varona y Fernández, Ramón. Literato cubano.- Nació en Sancti Spíritus el 2 de noviembre de 1883. Cursó los estudios de primera enseñanza en el Colegio habanero “El Progreso” y el bachillerato en el Colegio “Montserrat” (Cienfuegos). Vivió largos años en esta última Ciudad, donde hizo sus primeros ensayos literarios en el diario “El Comercio”, que fundara su padre, el notable periodista cubano Ramón Sánchez Varona, su primer libro fue “Amoríos”, cuentos (Habana 1910). Fundó después y editó durante un año, en Cienfuegos, la revista literaria “Mercurio”. Que dirigió el poeta cubano Hilarión Cabrisas (1911-1912). En el teatro “Terry” de dicha Ciudad, estrenó su primera comedia titulada “Rosa” (1912). A éstas siguieron estrenadas y editadas en la Habana, con aplausos del público y de la crítica, las siguientes comedias “Las Piedras de Judeas” (dos ediciones, la última en Madrid); “El Ogro”; “La cita”; “La Asechanza”; “Con todos y para todos”; “María”; “¿Quién es ella?”; “Magda”, y “Puntillos de Honor” (1913 1925). Fundó con Eduardo Villar, y dirigió más tarde con Waldino Rodríguez, “Universal”, la mejor revista literaria y artística cubana en  su época, y una de las mejores de América (1918-1921). De nuestro biografiado dijo el ilustre literario Alfonso Hernández Catá, lo que sigue “Ramón S. Varona es, por la firmeza de su vocación y por la riqueza de sus aptitudes, uno de los escritores más importantes de cuantos cultivan en Cuba las bellas  letras”. Orientado desde sus primeros pasos hacia el Teatro manifestó enseguida dotes de observador, rapidez y gracia de dialoguista y ese misterioso sentido de la síntesis y de las proporciones que constituyen el don imprescindible del dramaturgo. Ninguno de los cultivadores de la forma escénica en Cuba lo aventaja en el arte de construir, de pintar personajes y de hacerlos hablar por sí mismos. Es sobrio pensador, y su teatro posee un acento cubano que por si solo acusa originalidad, honradez y ausencia de nefandos literatismos.

 

SANS y Gutiérrez, Eduardo (San Duarsedo). Crítico teatral.- Nació en Cienfuegos el 11 de septiembre de 1888. Desde muy joven mostró decidida vocación por las letras, figurando como redactor de la revista infantil “Razón y Broma” cuando solo contaba muy pocos años de edad (1901). Ha consagrado toda su vida al periodismo y ha sido crítico teatral de “El Comercio”, “El Eco de las Villas”, “La República”, “Diario Cubano” y “La Correspondencia”, donde comenzó a laborar en 1909 y continua en la actualidad (1930). Ha sido el Corresponsal en Cienfuegos de los más importantes periódicos de la Capital. Fue Director Fundador de la gran revista “Páginas”, que ha sido, hasta ahora, la mejor revista literaria del interior de Cuba. Como crítico teatral ha recibido el elogio de grandes figuras de nuestras letras, como Eulogio Horta, Francisco Hermida, Conde Kostia, Miguel Angel de la Torre, Ramón S. Varona, Bonifacio Byrne, Mario Luque, Pedro M. De la Concepción,  Denis, Fernández Cabrera, etc. El ilustre literato González Costi dijo en “La Correspondencia”, en 1913, lo siguiente: “San Duarsedo es indiscutiblemente el creador en Cienfuegos de un ambiente teatral. Desde hace doce años ha trabajado el Cronista de “La Correspondencia”, por el teatro, con una constancia loabílisima. Su labor de propaganda es inmensa, formidable; y sus trabajos de crítica han merecido los honores de la reproducción en varios países hispano-americanos y en la misma Capital de España”.  Durante treinta años a trabajado por la cultura teatral de Cienfuegos, contribuyendo desinteresadamente al buen éxito de todas las grandes compañías y artistas de renombre que nos han visitado. Como han dicho recientemente los famosos empresarios habaneros Santos y Artigas, San Duarsedo “ha sido siempre esforzado paladín, por puro amor al arte, de todo  empeño teatral”. Ha celebrado entrevistas con todos los grandes artistas que en este último tercio de siglo han visitado a nuestra Ciudad, entre ellos, el Gran Caruso, Anna Pawlova, la Tetrazini, Antonio Vico y otros que harían interminable esta lista. Durante la Gran Guerra actuó de manera eficaz en el Comité Pro-Francia de Cienfuegos, por cuyo motivo el Ministro Francés le envió un mensaje oficial de agradecimiento. Ha sido Vocal Fundador de las Asociaciones de la Prensa de Cienfuegos y Secretario del Ateneo, donde actualmente figura como Vocal. Los trabajos literarios de nuestro biografiado formarían varios volúmenes y se encuentran repartidos en la prensa local y en muchos periódicos de Cuba y del extranjero. Ha publicado “De las dos farsas” (prólogo de Hilarión Cabrisas) Habana-1916; único libro que se ha escrito en Cienfuegos dedicado especialmente a asuntos artísticos y teatrales y “El alma de la Francia inmortal” Conferencia-Cienfuegos 1918. Fue el editor de los álbum de la Feria Industrial y Comercial de Cienfuegos (1925-1926-1927). Nuestro biografiado constituye una institución e la Ciudad de Cienfuegos y está tan identificado con el arte teatral en todos sus aspectos que no se concibe que ocurra ningún movimiento artístico sin la intervención de quine como San Duarsedo, ha consagrado toda su vida a comentar el arte de Talía.

 

SANTA Cruz y de Castilla, Don Agustín de. Ilustre benefactor de la Colonia Fernandina de Jagua.- Nació en la Habana en 1785 y murió en Cienfuegos el 12 de noviembre de 1841. Cuando el Coronel Don Luis De Clouet vino a fundar la Colonia Fernandina de Jagua, ya residía, en unión de su esposa Doña Antonia Guerrero, en el ingenio “Nuestra Señora de la Candelaria” propiedad de ambos. El 19 de abril de 1819 visitó a Don Luis De Clouet que pertenecía fundar la colonia a orillas del río Saladito, en el lugar conocido por “Sitio de Hurtado”, muy cerca de donde estuvo un poblado indio, y le indicó la conveniencia de trazar la población en la Península de Majagua, poniendo ese lugar a su disposición y donando ciento treinta caballerías de tierra del hato Caunao, para que fuesen repartidas entre los colonos a condición de que el Fundador  le consiguiera el nombramiento  de Coronel de Milicias y el título de Conde de Santa Cruz de Cumanayagua. El Fundador aceptó el ofrecimiento y gracias a la generosidad de nuestro biografiado, , pudo fundarse la “Colonia Fernandina de Jagua” en el fondo de la bahía de su nombre a lo que debió su futuro progreso. Acompañó al Fundador a visitar  y explorar los terrenos mencionados y al repartirse los solares de la naciente Colonia, le fueron donados los tres a donde se encuentra situado el Teatro “Tomás Terry” . A poco fundarse la colonia, se declaró una epidemia de vómito negro ó fiebre amarilla y de fiebres intermitentes, y aquí demostraron una vez más, Don Agustín de Santa Cruz y su esposa, sus sentimientos humanitarios. Convirtieron en un Hospital su ingenio “Candelaria” y fueron allí asistidos casi todos los enfermos atacados del mal reinante, entre ellos el joven Don Luis De Clouet, hijo primogénito del Fundador. Los primeros tiempos de la Colonia fueron muy azorosos y gracias a Don Agustín de Santa Cruz y su esposa,  que se constituyeron en bien hechores de los colonos, favoreciéndolos con esclavos, bueyes, aperos de la branza, semillas etc, etc, pudieron sostenerse los primeros pobladores y una vez más puede decirse que nuestro ilustre biografiado salvó a la naciente población. Grandes luchas que sostuvo posteriormente con el Fundador y que dividieron las Colonias en dos  bandos, parece que fueron los motivos por los cuales no se le concedió el título y el grado militar a que tanto derecho tenía. Don Agustín de Santacruz y su esposa Doña Antonia Guerrero, dejaron dos hijas: Doña María Josefa y Doña María de los Dolores En su honor lleva su nombre la calle de Santa Cruz, y en la intersección de esta calle con la Avenida de la Independencia, en el edificio del “Liceo”, hay una tarja de bronce con la siguiente inscripción: “A Don Agustín de Santa Cruz. Benefactor de Cienfuegos. Rotary Club. Abril 22 de 1921”.

 

SANTALIS, Don Arístides. Militar Español.- Fue Teniente Gobernador Civil y Militar de la Villa de Cienfuegos desde el 28 de septiembre de 1876, hasta el 28 de noviembre del mismo año. Sustituyó al Coronel Gómez Lobo y fue sustituido por el Coronel Barrinaga.

 

SANTA María y Franco Pablo.- Nació en el barrio de Gavilán, Cienfuegos, el 20 de agosto de 1892. Poco después de su nacimiento su familia se trasladó a la Ciudad donde cursó la enseñanza elemental. Desde el año 1917 ocupa un alto cargo en las Oficinas del Casino Español de Cienfuegos. El 20 de diciembre de 1918 resultó electo Concejal del Ayuntamiento, siendo designado Presidente del mismo durante el bienio de 1921 a 1922.

 

SANTA María Hernández, Don Pablo.- Nació en San Nicolás provincia de la Habana, el año 1854 y murió en Cienfuegos el 25 de junio de 1899. En la tarde del día anterior, y estándose celebrando las tradicionales fiestas de San Juan y San Pedro, paseaba el Sr. Santa María en un carruaje abierto en unión de su pequeños hijos. Tres soldados americanos promovieron un escándalo y la Policía Municipal trató de arrestarlos en el momento en que pasaba por el lugar de los hechos el Capitán Fenton, quien detuvo su coche haciendo subir a los tres soldados. En ese momento uno de ellos disparó sobre un policía que cayó atravesado por el disparo que le hizo el agresor. Mientras esto ocurría, un piquete de soldados americanos que acababa de llegar al paradero del Ferro-Carril, atrincherados en la cerca, rompieron fuegos contra la Ciudad, siendo muerto biografiado, victima de ese acto que dio motivo a una protesta general contra la conducta de los promovedores de ese conflicto.

 

SANTANA Carratalá, Don Abelardo.- Nació en Sagua la Grande el día 8 de enero de 1860. En su Ciudad natal cursó la enseñanza primaria. En el año 1879 ingresó como Oficial de Escribanía en Sagua la Grande y en Matanzas. Reside en Cienfuegos desde el 28 de octubre de 1894. En esta Ciudad ha sido Oficial de distintas notarías y últimamente de la del Dr. Felipe Silvia y Fernández. Ingresó en la Fraternidad Masónica en 1893, y se incorporó a la Logia “Acilo de la Virtud” en 1899 donde ha desempeñado distintos cargos hasta que en 1915 fue nombrado Venerable Maestro de la misma, cargo que ocupa en la actualidad (1930). Posee el grado 32 de la Masonería Filosófica y ha presidido distintos cuerpos de la misma. Tiene sobre todo los demás méritos que dan relieve a su personalidad moral y social, uno que lo enaltece más entre sus conciudadanos:  el de haberse formado mediante una constante laboriosidad y el ejercicio de una vida modelada en la honradez.

 

SANTI, Doña Caridad.- En agosto de 1857 fundó un Colegio primario y secundario para niñas.

 

SANTOS, Don Arturo de.- Dueño con su hermano Don Francisco del Ingenio “Encarnación”. Fue fusilado en su propia finca en el año 1868, por fuerzas de la Compañía de Chapelgorris, sin formarles consejos de guerra.

 

SANTOS, Don Francisco de.- Dueño con su hermano Don Arturo, del Ingenio “Encarnación”. Fue fusilado por fuerzas de la Compañía de Chapelgorris, de manera muy irregular, a fines del año 1868.

 

SANTOS, Don Domingo.- Primer Alcárde Portero que tuvo el Ayuntamiento de Cienfuegos cuando se creó en el año 1829.

 

SANTOS, Don Miguel.- El 2 de diciembre de 1882 inauguró un teatro de verano llamado “Pabellón Campo”, en la calle de San Carlos entre Santa Isabel y San Luis.

 

SANTOS y Mederos, Don José Cayetano de los. Patriota Cubano.- Nació en Giiira de Melena el año 1834 y murió en Cienfuegos el 21 de diciembre de 1870. Fue pasado por las armas en la playa de Marsillán en la mañana de ese día, según sentencia recaída en Consejo de Guerra. Era vecino de Cienfuegos y casado con Doña Rosalía Rodríguez. Dejó dos hijos menores: José y Corina.

 

SANZ, Don Antonio Luciano.- El 2 de noviembre de 1869 fue reclutado en la Villa para formar parte del Batallón Cazadores de Valmaseda y ya inscripto en él, dio gritos subversivos contra España, por lo que fue sometido a un Consejo de Guerra Verbal y fusilado ese día en la playa de Marsillán.

 

SANZ, Don Julián, Militar español.- El 4 de noviembre de 1848 sustituyó interinamente en el mando de la Colonia al Brigadier Don Ramón M. De Labra, cesando en el cargo el día 12 del mismo mes, sustituido por el Coronel Don Luis García de Luna.

 

SANZ y García, Julián. Literto.- Nació en Cienfuegos en enero de 1886 y falleció en la Habana el 13 de noviembre d 1923. Cursó la enseñanza primaria en su Ciudad natal, trasladándose después a Barcelona donde completó sus estudios. Muy joven ingresó en el Banco Nacional de Cuba, donde ascendió hasta ocupar el cargo de Administrador de la Sucursal de Cienfuegos. Más tarde fue trasladado a la Habana a la misma institución de crédito. Se retiró del Banco Nacional para administrar, en esta Ciudad, el Banco Local. Desde los primeros años de su niñez mostró una decidida afición al cultivo de la literatura, especialmente a la teatral, en la que alcanzó justos y recidos lauros, escribiendo varias obras, algunas en colaboración con los Sres. Ichazo y Sánchez Galárraga. Merecen especial mención “Rosalba”, comedia en tres actos; “Mi novio” y “Por Primo”. En unión de su hermano Carlos Rafael y del actor Isaac Puga, construyeron el Teatro “Luisa Martínez Casado” que trajo como consecuencia la transformación del antiguo Paseo de Vives en el moderno Paseo de la Independencia. Era de rica imaginación, de fácil palabra, culto y de exquisito trato. Gozaba de generales simpatías y ocupaba un lugar prominente entre la juventud cienfueguera. Su prematura muerte fue una pérdida para las letras cubanas, que causó general sentimiento en Cienfuegos.

 

SANZ y del Mármol, Don Carlos.- Nació en Santiago de Cuba el año 1851 y falleció el 23 de septiembre de 1910. Muy joven e trasladó a Cienfuegos donde contrajo matrimonio con la Srta. Adelaida García Berrayarza. Ejerció durante algunos años, como Procurador Público y al crearse el Banco Nacional ocupó el cargo de Contador, que más tarde renunció para dedicarse a negocio particulares, especialmente agrícolas. Al constituirse el régimen autonomista en Cuba (1898) fue nombrado Concejal Síndico Primero del Ayuntamiento, cargo que renunció el 16 de marzo del mismo año. En 1902 fue elegido Consejero Provincial y designado Presidente del Consejo ocupando interinamente el cargo de Gobernador Civil de la Provincia. Era muy entusiasta por la literatura y bellas artes,  formando parte, en su juventud, de la Sección Filarmónica de “El Liceo de Cienfuegos”.

 

SARDA, Pelegrina. Enfermera graduada.- En 1902 ocupó el cargo de Superintendente de la Escuela de Enfermeras del Hospital de Cienfuegos en sustitución por la Srta. Victoria Brú.

 

SARRIÁ, Don José Manuel.- El 19 de noviembre de 1871 fue electo Concejal e igualmente en 1875. En 1878, Segundo Teniente Alcalde.

 

SARRIÁ y Albis, Don Domingo. Hacendado.- Era el propietario de distintas fincas entre ellas los ingenios “Regla”, “Cantabria” y “Rosario”. En enero de 1846 fue elegido Alcalde de la santa Hermandad del Ayuntamiento de Cienfuegos. En 1849, Segundo Alcalde Ordinario. El 1ro de enero de 1853, Primer Alcalde Ordinario. En 1860, por cuatro años, Regidor, y por dos años, Alcalde Municipal. En 1878 y 1880, Concejal. El 7 de diciembre de 1851 regaló el Altar Mayor de la Parroquia y una imagen de la Purísima. En 1852 fue elegido Director de la Sociedad Filarmónica. El 13 de mayo de 1853 apadrinó la ceremonia de la colocación de la primera piedra del Hospital de Caridad.

 

SARRIÁ y López Don Juan. Escribano Público.- En 1856 se hizo cargo de la tercera Escribanía Pública.

 

SARRIÁ y Valdespino, Don   Juan Bautista de.- Nació en Trinidad en el año 1800 y falleció en Cienfuegos el 6 de octubre de 1868. En 1850 fue nombrado Segundo Alcalde Ordinario de la Villa.

 

SAURE, Don Guillermo.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

SCOLA y Robles, Don Adalio.- En 1857 sustituyó a Don Fernando Pié y Faura en la dirección y redacción del periódico “Hoja Económica”.

 

SCOT, Capitán.- El día 15 de marzo de 1821 llegó al puerto de Jagua mandando la goleta americana “Tres Hermanos” que conducía de New Orleáns cinco colonos mayores.

 

SCHMIDT, Don José.- El 15 de septiembre de 1890 trajo el primer fonógrafo perfeccionado de Edison que se exhibió en Cienfuegos.

 

SCHWIEP y del Campo, Lcdo. Don Juan Venancio. Abogado.- Nació en Cienfuegos el 2 de septiembre de 1864 y murió en la misma Ciudad el 7 de julio de 1912. Muy joven se recibió de Abogado e ingresó en la carrera judicial ocupando los cargos de Juez del pueblo de Maxin, en la Isla de Leyte, (Filipinas); Juez de Guane, de San Juan de los Remedios y de Santa Clara y Teniente Fiscal de la Audiencia de esta última Ciudad. Ocupó el cargo de Concejal del Ayuntamiento de Cienfuegos y Presidente del mismo, cargo que desempeña al ocurrir su fallecimiento.

 

SELLAS, Juan B. Sacerdote beneficiado por S. M.- El 14 de diciembre de 1861 se hizo cargo de la Parroquia de la Villa, en sustitución del Pbro. Don Antonio Loreto Sánchez, que falleció el 16 de octubre del mismo año. En 1866 fue nombrado Censor Eclesiástico de los periódicos de la Villa en los artículos que directa o indirectamente versaran sobre puntos religiosos.

 

SERICE y Moraless, Don Carlos. Coronel del Ejército Libertador.- Nació en la Habana en el año 1836 y murió en Cienfuegos el 8 de marzo de 1871. Después de un Consejo de Guerra Verbal, celebrado en la Casa de Gobierno, fue fusilado en la playa de Marsillán a las ocho de la mañana del 8 de marzo de 1871. Era vecino de la Villa y casado con Doña Celia Betancourt con quien dejó niña llamada Julia de cinco años de edad. Junto con el Coronel Serice fue  fusilado el pardo Salomé Moya y Rodríguez, natural de Camarones, de 27 años de edad.

 

SERRA y Pairó, Don Francisco.- En 1882 dirigía el Colegio “Santo Domingo” para varones.

 

SERRANO Domínguez, Don Francisco. General y político español.- Nació en Cádiz el 17 de diciembre de 1810 y falleció en Madrid el 26 de noviembre de 1885. Fue Capitán General de la Isla de Cuba desde el 24 de noviembre de 1859 al 10 de diciembre de 1862. El 23 de diciembre de 1859 visitó la Ciudad en compañía de su esposa la Condesa de San Antonio, presidiendo la inauguración del tramo del ferro-carril desde Ranchuelo a la Esperanza.

 

SILVA, Manuel de Jesús.- Moreno a quien el  fundador donó tierras en la Colonia.

 

SILVA Fernández, Dr. Felipe. Abogado , Notario, Sportsman.- Nació en la Ciudad de Santa Clara el 10 de agosto de 1893 y vino a residir a Cienfuegos, en unión de u familia, en septiembre de 1898. Ingresó en el Colegio de los Jesuitas, donde cursó la primera enseñanza y comenzó el bachillerato. En 1908  se trasladó a los Estados Unidos, ingresando en la Academia Militar  de “Mohegan Lake School,” hasta 1911 que regresó a Cuba. En 1912 terminó el bachillerato en el Colegio “Montserrat” y ese mismo año ingresó  en la Universidad de la Habana, doctorándose en Derecho Civil el 31 de diciembre de 1915. En 1916 fue designado Notario de San Fernando de Camarones  y el 13 de febrero de 1917, de Cienfuegos, haciéndose cargo del protocolo de u señor padre el Lcdo. Felipe Silva Gil, cuya Notaría continua desempeñando en la actualidad (1930). En el Colegio  de Abogado de Cienfuegos fue Tesorero en 1917 y Vocal Diputado desde 1918 a 1924. En el año 1925 fue electo Concejal del Ayuntamiento y en ese cargo, que en la actualidad continua desempeñando, (1930) ha actuado de manera eficaz y ha intervenido en todo los asuntos que se refieren  al mejoramiento moral y económico de Cienfuegos, siendo uno de los más distinguidos miembros del Consistorio. En la Sociedad “El Liceo” fue Secretario desde 1917 hasta 1924, año que  ocupó la Presidencia hasta el 31 de diciembre de 1927. Su actuación, al frente de la Directiva de esa Institución, puso de manifiesto, una vez más, sus grande condiciones  de sociabilidad y distinción al dirigir los destinos de tan prestigiosa colectividad. Al organizarse el “Cienfuegos Yacht Club” fue uno de los trece componente de la Comisión que lo fundó; Vice Presidente de la primera Junta Directiva (1918); Vocal Secretario del Comité de Regatas  (1919 y 1920); Vice-Presidente (1923 y 1924) y Comodoro desde  1925 a 1930. En esta Sociedad ha desenvuelto    grandes actividades deportivas  y la ha representado en varios eventos. Fue uno de los fundadores de  la flota de “star class” en Cienfuegos y Capitán y Secretario de la misma  durante varios años. Ha representado el Club en tres regatas internacionales, en la Habana, y concurrió a la que en el año 1926 se celebró en Long Island Sound, cerca de la Ciudad de Nueva York, donde obtuvo un premio y donde él y  los demás representantes del sport cubano, fueron muy agarrado. Ha obtenido numeroso trofeos   deportivos, tantos locales como nacionales e internacionales, siendo, en esta Ciudad, el que mayor número de ellos posee. Al organizarse la Compañía Azucarera “Vertientes” una de las entidades industriales más importantes de la época en que Cuba llegó al apogeo de su riqueza, fue electo Vocal de su Directiva. Desde su fundación ocupa la Secretaría d a} la Compañía  de Seguros y Fianzas “Cienfuegos”; desde 1922 e Secretario de a Compañía de Mieles y Combustible de Cienfuegos y desde 1930 e Vocal del Banco de Cienfuegos. En el año 1918 contrajo matrimonio con la distinguida señorita Hortensia Cárdena y Reyes, de cuyo matrimonio tiene tres hijos: Felipe, René e Ignacio, constituyendo un hogar modelo que honra nuestra  Sociedad. Por esta biografía se podrá apreciar los merecimientos que para con nuestra Ciudad tiene el doctor Felipe Silva y Fernández, quien por derecho  propio e uno de lo más distinguido cienfueguero.

 

SILVA y Gil, Lcdo. Don Felipe. Abogado.- Nació en Santa Isabel de la Lajas el 18 de septiembre de 1860, fecha en que  esa población pertenecía a la jurisdicción de Cienfuegos. Muy  joven se recibió de Licenciado en Derecho y en Filosofía y Letras en la Universidad de la Habana (1833). Al terminar la carrera fue  nombrado Catedrático Auxiliar del Instituto de Santa Clara (1885 a 1898) y simultáneamente con el mencionado cargo ocupó el de Fiscal Municipal d Santa Clara (1888) y Juez Municipal de la misma Ciudad (1892 a 1898). De 1890 a 1892, Abogado Fiscal de la Audiencia. En ese mismo año 1898 vino a residir a Cienfuegos, estableciendo su bufete como Abogado y alcanzando gran crédito en poco tiempo. Fue nombrado Notario en 1901 hasta 1919 que fue sustituido por su hijo el Doctor Felipe Silva Fernández. En la actualidad, retirado de la profesión, continúa sin embargo prestando los recursos de su inteligencia y experiencia a sus hijos los Doctores Felipe y Juan, que ocupan brillante posición en el foro local. En  el orden político, nuestro biografiado figuró en el Partido Autonomista hasta que, estalla la Guerra de Independencia (1895) y convencido de la inutilidad de los esfuerzos del partido evolucionista para que el pueblo cubano lograra sus legítimas aspiraciones, se afilió al Partido Revolucionario Cubano, siendo uno de los fundadores del Club “Juan Bruno Zayas”, de Santa Clara y corresponsal especial del General José de J. Monteagudo bajo el pseudónimo de “Cubanacan” prestando eminentes servicios a la causa de Cuba libre. Después de la Guerra ha figurado siempre en el Partido Conservador, presidiendo la Asamblea Municipal en 1908 y figurando como Candidato a Senador en 1912. En el orden social, siempre ha figurado ente los elementos dirigentes de Cienfuegos, resultando electo Presidente de “El Liceo” en 1906. En 1892 contrajo matrimonio con la señorita Ana Fernández Ledón y Fernández, de cuyo matrimonio tiene cinco hijos, Felipe, Juan Anita, Roberto y Hortensia. Es el Doctor Felipe Silva y Gil, profesional de grandes prestigio, ciudadano ejemplar, de   fino y caballeroso trato y de natural simpatía, cualidades que lo han hecho acreedor al afecto y  cariño de todos los cienfuegueros que lo consideran y estiman como un hijo predilecto de la antigua Fernandina de Jagua.

 

SILVA y López Silvero, Lcdo. Don Francisco. Farmacéutico.- Nació en Santa Clara el 18 de noviembre de 1860 y falleció en Cienfuegos el 4 de marzo de 1926. Se graduó de Farmacéutico en la Universidad de la Habana. Se estableció en Ranchuelo, de donde fue Alcalde Municipal.  En 1890 vino a residir a Cienfuegos. En 1893 se afilió al Club Revolucionario “La Estrella Solitaria”. En 1895 fue uno de los fundadores del Club “Panchito Gómez” al que perteneció hasta finalizar la Guerra de Independencia. Por su labor patriótica la Sociedad “El Liceo” lo nombró Socio de Mérito. El 31 de enero de 1899 fue designado Concejal del Ayuntamiento e igualmente en febrero de 1907, cargo que renunció en octubre del mismo año.

 

SILVA Salazar, Juan B.- En 1914 publicó en Cienfuegos un folleto de 42 páginas titulado “Psicosis Epiléctica” “Mal Comicial o Caduco”.

 

SMITH, Capitán.- El día 24 de enero de 1820 llegó al puerto de Jagua al mando de la goleta americana “Boxel”, procedente de Filadelfia, conduciendo 25 colonos mayores de edad y 11 menores.

 

SOL, Don Jesús. Patriota cubano.- Fue de los primeros que se levantó en armas en Cienfuegos asistiendo, el día 7 de febrero de 1869, a la concentración de fuerzas ocurrida entre Camarones y Ranchuelo. Murió fusilado en Santiago de Cuba al caer prisionero en el “Virginius”.

 

SOLA, Lcdo. Don Francisco de. Abogado.- Ejercía en Cienfuegos en 1841. En 1850, con motivo de la invasión del General Narciso López, se creó en Cienfuegos un Batallón de Voluntarios, siendo nombrado Capitán del mismo. En 1859 fue nombrado Alcalde de primera elección. En 1861 fue reelecto Alcalde Municipal, e igualmente fue reelecto para el mismo cargo en 1864.

 

SOLANICH, Francisco.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

SOLBES, José Ramón.-  En 1910 publicó en Cienfuegos un volumen de 127 páginas titulado “Sicología del Estado Cubano” o “Cuba por dentro”.

 

SOLER Fernández, Dr. José María. Profesor de Dibujo.- Nació en Santa Clara el 12 de octubre de 1871 y vino a residir a Cienfuegos el 3 de diciembre de 1887. Al organizarse la enseñanza a la terminación de la Guerra de Independencia fue nombrado Director de la escuela Pública número 3 de Cienfuegos (1899). En 1900 formó parte de la excursión de los Maestros Cubanos a la Universidad de Harvard,  USA. Siendo designado Presidente del Comité de Maestros de las Villas, donde actuó de manera notable en los distintos problemas que allí se presentaron. En 1901 fue nombrado Profesor del Colegio “Santa Teresa de Jesús”, dirigido por la ilustre educadora Anita Fernández. Ese mismo año fue designado profesor de Dibujo de la Escuela de Verano. Poco después se trasladó a la Habana, donde, por oposición obtuvo un aplaza de maestro. Campo aquel más propicio para sus actividades, se graduó de  Doctor en Pedagogía (1904) y actualmente (1930) es Profesor de la Escuela de Pedagogía de la Universidad. Ha escrito una obra didáctica titulada “Dibujo Metodológico”, que ha merecido los mejores elogios de todos los que se dedican a la enseñanza de esa asignatura.

 

SOLIS, Don Manuel. Militar español.- El 24 de enero de 1872 se hizo cargo de la Tenencia de Gobierno y Comandancia Militar de la Villa de Cienfuegos, hasta julio de 1873 que fue relevado por el Coronel Hernández de Alba.

 

SORA Rubio, Don Pedro. Maestro de Obras.- Nació en Santa Cruz del Sur Camagüey, el 19 de octubre de 1851 y reside en Cienfuegos desde el año 1867. En esta Ciudad se hizo Maestro de Obras a cuya profesión continúa dedicando sus actividades (1930). Muchos son los edificios construidos en Cienfuegos por el señor Sorá. Hombre altruista, ingresó en el Cuerpo de Bomberos, donde fue ascendiendo hasta ocupar la Jefatura del mismo (1913-1921). Actualmente es Coronel Honorario y está condecorado con la Medalla de la Constancia. Durante la Guerra de Independencia  laboró intensamente a favor de la Patria como miembro de los Clubs revolucionarios “Amor Fraternal”, “La Estrella Solitaria” y “Cubanita”. Fue Concejal del Ayuntamiento de 1908 a 1920, y al ocurrir la trágica muerte del Sr. Ceferino Méndez, ocupó la Alcaldía Municipal durante varios meses. Es masón distinguido de la Logia “Asilo de la Virtud” y formó parte de la Corte de Honor del Cuerpo de los Exploradores de Cienfuegos (Boy Scouts).

 

SORET, Don Joaquin. Profesor de Música.- En marzo de 1851 se estableció en Cienfuegos.

 

SORIANO, Manuel.- Moreno a quien el Fundador donó solares en la Colonia.

 

SOSA y González, Doña Ana Joaquina.- En enero de 1884 comenzó a publicar un periódico quincenal titulado “La Familia”, órgano del Centro “Las Hijas del Progreso”, cuya publicación cesó varios meses después.

 

SOTOLONGO, Don José.- El 10 de agosto de 1883 se hizo cargo de la Escribanía de Actuaciones que renunció Don José Joaquín Verdaguer.

 

SOTOLONGO y Pérez Francisco de P. Abogado.-  En 1853 era Secretario del Real e ilustre Colegio de Abogados y Vocal de la Sociedad Filarmónica. En marzo de 1863 fue nombrado interinamente Promotor Fiscal de la Alcaldía Mayor, en sustitución de Don Francisco Javier de Urrutia, hasta que cesó el 29 de abril de 1864, siendo sustituido por Don Rafael Fernández de Cueto. En 1868 fue electo Segundo Teniente Alcalde y en 1870, Primer Teniente Alcalde. El 1ro de septiembre de 1878 se hizo cargo interinamente del Juzgado de Primera Instancia, en sustitución del Sr. Raimundo Fariñas que renunció, cesando el 7 de enero de 1879 que se hizo cargo del mismo el Lcdo. Don Francisco Sánchez Mármol.

 

STEWARD, Don Guillermo H.- En 1858 impuso un censo de 500 pesos sobre sus propiedades para el sostenimiento del Hospital de Caridad y en 1864 donó 30 onzas para la construcción de un salón en dicho Hospital de Caridad.

 

SUANCES y Campos, Don Victoriano. Marino, Capitán de Fragata.- El 26 de mayo de 1864 fue nombrado Capitán del Puerto en sustitución de Don José Marín. En 1865 fue comisionado por el Excmo. Sr. Gobernador Superior Civil de la Isla de Cuba, en unión de los Sres. Don Jorge Falces Campo, Ingeniero Militar y Don Manuel Suárez del Villar y Don José Ma. Aguayo, Regidores, para trazar el plano de la Villa de Cienfuegos con la demarcación de todos los límites de la misma, cuyo trabajo fue terminado el 23 de noviembre del mismo año. El plano original se encuentra en la actualidad (1930) en el Despacho del Sr. Alcalde Municipal, habiéndose hecho una copia certificada del mismo. El 25 de agosto de 1867 cesó en su cargo por haber sido ascendido a Capitán de Navío. Lo sucedió Don Federico Lobatón y Prieto. La ausencia del Sr. Suances fue muy sentida y se le hicieron varios obsequios como recuerdo.

 

SUAREZ, José Antonio.- Moreno a quien De Clouet donó tierras al fundarse la Colonia.

 

SUAREZ, Don José Gregorio. Aficionado a la literatura.- Residía en Cienfuegos en 1862. Al reorganizarse la Junta Local del Partido Autonomista el 27 de febrero de 1887 fue elegido Secretario. El 8 de enero de 1898, al implantarse el régimen autonomista fue nombrado Concejal Síndico. Segundo del Ayuntamiento y el 16 de marzo de 1898, Síndico Primero.

 

SUAREZ del Villar y Sánchez, Don Antonio.- Nació en Cienfuegos el 24 de septiembre de 1851 y falleció en la misma Ciudad el 22 de diciembre de 1928. Los primeros años de su juventud transcurrieron en los Estados Unidos de Norte América, donde hizo sus estudios. A los 19 años ingresó en las fuerzas revolucionarias (1868-78), alcanzando el grado de Capitán. Al terminarse esta apopeya, se trasladó a los Estados Unidos y después a Europa, de donde regresó a Cuba, comenzando nuevamente sus actividades revolucionarias. Al iniciarse la Guerra del 95, tomó parte en ella de un modo activo; pero  los jefes de esta zona, especialmente el General Alfredo Rego, le rogaron y obtuvieron que regresara a la Ciudad, donde sus servicios a la Patria resultaban importantísimos, dadas sus relaciones políticas y sociales con las más significadas personalidades de esta Ciudad. Para cooperar más eficientemente al triunfo de la causa revolucionaria fundó, en unión de varios miembros destacados de “El Liceo,” el Club “Panchito Gómez”, que prestó valiosísimos servicios a la Revolución. Con el propósito de ampararse, en cierto modo, de las persecuciones de que era objeto por sus actividades revolucionarias, poseía una carta de ciudadano de los Estados Unidos y, no obstante ello, fue detenido y procesado en distintas ocasiones formándosele varios Consejos de Guerra. En definitiva, fue deportado, y después de residir breve tiempo en la República Dominicana y Jamaica, se trasladó a New York, donde laboró, en unión de Don Tomás Estrada Palma y otros cubanos preclaros en la Junta Revolucionaria. Allí obtuvo el reconocimiento oficial del Club “Panchito Gómez” que tanto laboró por la Independencia de Cuba. Fue socio de honor del “Liceo” de Cienfuegos”, por sus méritos y por los servicios que prestó a la causa de la Independencia. Era hombre de cultura ecléptica, significándose especialmente por su actividad y gran energía. Tenía por norma de su vida la honradez y la generosidad. Sus costumbres eran típicamente cubanas.

 

SUAREZ del Villar y Sánchez, Don Manuel. Abogado.- Nació en Trinidad el 12 de junio de 1822 y falleció en Cienfuegos el 4 de enero de 1913. Cursó la instrucción primaria en su Ciudad natal y se recibió de Licenciado en Leyes en la Universidad de la Habana. Después de graduado se estableció en Cienfuegos, donde contrajo matrimonio con la Srta. Trinidad Antonia Sánchez y de Santa Cruz. En 1856 fue designado Síndico y Procurador General del Ayuntamiento de Cienfuegos. Ese mismo año, en unión del Alcalde Ordinario Sr. Aguayo y de los Regidores Díaz de Villegas y Guillén de la Cadena, fue Comisionado por el Ayuntamiento para redactar las Ordenanzas Municipales, cuyo trabajo fue aprobado el 15 de abril de 1856. En 1864 fue electo nuevamente Síndico del Ayuntamiento de Cienfuegos. En 1865 fue comisionado, en unión del Regidor Don José M. Aguayo, para que hicieran reproducir el plano antiguo de la Villa y el libro de mercedes de terrenos. En 1865 fue comisionado por el Excmo. Sr. Gobernador Superior Civil de la Isla de Cuba, en unión de otros señores, para trazar el plano de la Villa de Cienfuegos, con la demarcación de todos los límites de la misma, cuyo trabajo fue terminado el 23 de noviembre del mismo año. El plano original se encuentra en la actualidad (1930) en el despacho del Sr. Alcalde Municipal, habiéndose hecho una copia certificada del mismo. En 1879 fue candidato a Diputado Provincial por el Partido Liberal y resultó electo.

 

SUAREZ del Villar y Suárez del Villar, Srta. Rita (La Cubanita) Patriota y Revolucionaria cubana.- Nació en Cienfuegos el 22 de marzo de 1865. Su familia descendiente de los fundadores de la Colonia Fernandina de Jagua, ocupó una gran posición social y económica. Recibió una esmerada educación y obtuvo el título de Maestra. Educada en un medio favorable a la Independencia de Cuba, y mujer de nobles y elevados sentimientos, al comenzar la Guerra de 1895, consagró todas sus energías a la gran obra. Reunió un grupo de jóvenes señoritas de la mejor sociedad cienfueguera, para trabajar con más eficiencia a favor de la Patria. Este grupo constituyó el “Club Cubanita” y de él fue designada Presidenta nuestra biografiada. Todos los insurrectos de la jurisdicción de Cienfuegos son los mejores testigos de cuanto trabajó “La Cubanita” y todo lo hacía, como ella dijo en carta al General José Miró: “No por entusiasmo de esta Guerra fraticida, sino por amor a la Patria y a la Caridad Cristiana”. Terminada la Guerra de Independencia (1895) ingresó en el magisterio cienfueguero donde permaneció poco tiempo. La república reconociendo, aunque débilmente, cuanto hizo por la Patria la Srta. Suárez del Villar, le concedió una pensión y hoy vive en un pequeño chalet, a las afueras de la Ciudad, consagrada a sus recuerdos, al bien de sus semejantes y haciendo votos sinceros por la felicidad de esta Patria, que ella, con tantos entusiasmos, ayudó a fundar.

 

SUERO Rodríguez, Dr. Alvaro. Médico.- Nació en Ciego de Avila el 20 de septiembre de 1877. Vino a Cienfuegos el año 1886 y aquí cursó la primera enseñanza y el bachillerato en el Colegio de los Padres Jesuitas (1893). Se trasladó a Valladolid, España, en cuya Universidad comenzó la carrera de Medicina, la que continuó en la Universidad de Madrid y terminó en la de la Habana (1902). Una vez recibido, fue ayudante del ilustre cirujano doctor Raimundo Menocal, en el Sanatorio “Cuba”. En 1904 se estableció en Cienfuegos, siendo nombrado Médico del Sanatorio de la Colonia Española (1904-1927). También fue Médico Municipal (1904); Médico de la Casa de Socorro y Médico de Sanidad Marítima (1908 a 1921). En los comicios de 1920, fue electo Alcalde Municipal de Cienfuegos, tomando posesión del cargo el 21 de abril de 1921, en cuyo cargo cesó, por haber cumplido el período legal, el 24 de febrero de 1923. Al hacerse cargo e la Alcaldía el Dr. Suero, encontró la Ciudad en un estado de anormalidad, consecuencia de la política que aquí se había desenvuelto y supo infundir confianza, restablecer la paz moral y, sin tomar venganzas ni represalias, convencer a todos de que no la guiaba otro fin que el de mejorar las costumbres y respectar y hacer respetar a todos la Ley. El poco tiempo que ocupó la Alcaldía, menos de dos años, no le permitieron desarrollar grandes planes. Sin embargo, construyó la glorieta del “Parque Martí,” mejoró el Parque “Estrada Palma” y realizó otras obras de menos importancia. Al terminar su período como Alcalde, fue nombrado Director del Hospital, puesto que en la actualidad (1930) continúa desempeñando, y donde también ha laborado mucho a favor de ese establecimiento benéfico. En 1906 contrajo matrimonio con la distinguida señorita Concepción Berrayarza y Flores, perteneciente a una antigua y honorable familia de Cienfuegos.

 

SUST, Don Vicente.- En 1868 fundó una Escuela para niños de color.

 

SUST y García, Don Juan.- Nació en Regla el año 1835 y falleció en Cienfuegos el 16 de diciembre de 1888. Vino a Cienfuegos como Contador del Banco Español. El 4 de febrero de 1863 inauguró un vapor llamado “Cienfuegos”, para dar viajes por el río Damují. En 1881 ocupó el cargo de Secretario del Cuerpo de Bomberos.

 

 

<<VOLVER>>