Diccionario Bibliográfico Cienfueguero - R -
R

Diccionario Bibliográfico Cienfueguero

Luis J. Bustamante. 1931

 

 

RAMÍREZ  Don Alejandro. Intendente de Hacienda.- Nació en la Villa de Alejos, , Valladolid, en 1777 y murió en la Habana el 20 de mayo de 1821. Llegó a Cuba del 1816, por gestiones de Don Francisco de Arango y Parreño y a sus iniciativa se deben numerosos trabajos de protección al comercio y a las industrias, así como la creación de muchas instituciones de carácter docente. Fue un decidido protector de la Colonia Fernandina de Jagua, fundada en épocas en que ejercía su alto cargo. El fundador de la Colonia dio el nombre de Ramírez a la Plaza, hoy Parque Martí, en honor de tan esclarecido hombre público.

 

RAMÍREZ, Anastasio. Comandante del Ejército Libertador.- El 22 de enero de 1899 tomó posesión de barrio de Caunao con las fuerzas cubana  sus órdenes.

 

RAMÍREZ, Manuel de Jesús. Patriota cubano.- Nació en Yaguaramas en el año 1821 y murió en Cienfuegos el 22 de mayo de 1869. Fue juzgado en un Consejo de Guerra verbal, celebrado el día anterior en la casa de Gobierno, donde fue acusado de infidente y condenado a muerte. La sentencia se cumplió en la mañana del referido día 22. Era vecino de Soledad (Cartagena) y asado con Doña Luisa Rodríguez dejando cuatro hijos.

 

RAMÍREZ de Arellanos, Don José. Oidor Honorario.- El 7 de marzo de 1820 fue nombrado en comisión Gobernador de Fernandina, mientras el Coronel Don Luis De Clouet se trasladaba a la Habana a dar cuenta al Gobierno de sus gestiones al frente de la Colonia. Durante su gobierno fue imparcial y recto cortando los abusos y tratando a todos por igual, lo que hubo de dañar también los privilegios de varios amigos del Fundador. Esto hizo que los partidarios de De Clouet lograran su reposición el 20 de mayo de 1820.

 

RAMOS, Carlos.- Llegó a la Colonia, procedente de Costa Firme y a poco organizó una partida de descontentos al objeto de combatir a los franceses de la Colonia. Esa partida, llamada de los Yuquinos, se reunió en Caunao a fines de septiembre de 1823 para atacar a Majagua, nombre que daban a la Colonia, pero habiendo encontrado los pobladores preparados para defenderse,  se retiraron en desorden, sin que ocurrieran otros hechos.

 

RAMOS, Don Francisco. Patriota Cubano.- El 25 de noviembre de 1869 fue hecho prisionero por los españoles en un ataque que hicieron los cubanos a Caunao y tras un Consejo de Guerra Verbal fue fusilado, el día 27 del mismo mes en la playa de Marsillán.

 

RAMOS Izquierdo, Don Luis.- En 1889 publicó en Cienfuegos un volumen  de 89 páginas titulado “Código del Duelo”, extractado y traducido de varios autores extranjeros. En 1891 fue elegido Presidente de la Sociedad “Sport Club”. En sesión celebrada por el Ayuntamiento día 3 de julio de 1896, fue nombrado “Hijo Adoptivo de Cienfuegos”.

 

RAMOS Valdés, Luis Antonio. Maestro de Instrucción Primaria.- Nació en Cienfuegos el 1ro de abril de 1843 y falleció en la misma Ciudad el 19 de abril de 1890. Cursó la enseñanza primaria en su Ciudad natal y habiéndose distinguido por su inteligencia y aplicación le fue concedida una beca para estudiar en la Escuela Normal de Guanabacoa (1862). Hasta su fallecimiento dirigió un Colegio para varones titulado “San José de Calasanz”. Desde el 8 de octubre de 1876 hasta septiembre de 1877 publicó “La Retreta”, semanario literario en colaboración de Don José Doménech.

 

RANDIN Vergara, Dr. José. Médico Militar.- Nación en Sierra Morena, Corralillo el 10 de noviembre de 1901. Cursó el bachillerato en el Colegio de Belén en el instituto de la Habana. El 18 de julio de 1923 se recibió de médico. Ingresó en el Ejército, por oposición, con el grado de Teniente Médico, el 18 de octubre de 1923 y ascendió a Capitán Médico el 21 de junio de 1927. En el mes de abril de 1928, por Decreto Presidencial, fue nombrado Supervisor Administrativo de la Jefatura Local de Sanidad y del Hospital de Cienfuegos, cuyos cargos ejerce en la actualidad 1930. Organizó el servicio de limpieza de calle hizo que se cumplieran todas disposiciones sanitarias respecto a alimentación, especialmente en lo que se refiere a pescado, carne y leche y de este último alimento, puso en vigor el actual reglamento. Logró mantener la Ciudad completamente higienizada disminuyendo con ello la mortalidad infantil. Con las economías realizadas en el presupuesto ordinarios de la Jefatura local de Sanidad, ha fabricado un hermoso edificio para instalar las oficinas y en los altos una creche y el servicio de higiene infantil. En el Hospital también ha realizado muchas reparaciones y tiene gran interés en conseguir créditos suficientes para la construcción de un nuevo edificio. El Dr. Randín, que por circunstancias especiales fue designado para los cargos que se mencionan, ha laborado de manera altamente beneficiosa para los intereses de la Ciudad, grangeándose la simpatía el afecto de todos.

 

RANGEL y Jiménez, Don Eliseo.- Nació en Cienfuegos el 14 de Junio de 1861 y falleció en New York el 21 de mayo de 1930. Muy joven ingresó en el comercio (1877) y en 1883 fue empleado del almacén de tejidos del Señor Gregorio Castillo, donde desempeñó todos los cargos hasta el de socio gerente. Esa entidad mercantil continuó después bajo la razón social de Rangel, Novoa y Compañía, de la cual también fue gerente nuestro biografiado hasta su fallecimiento. Fue el fundador de la Delegación en Cienfuegos de la Cámara de Comercio,  Industria y Navegación de la Habana (1900) , la que más tarde se convirtió en la Cámara de Comercio local  de la que resultó electo Vicepresidente   varias veces. Fue  también fundador y Presidente de la Compañía Industrial, propietaria de una gran fábrica de cigarros en esta Ciudad; fundador y presidente de la Compañía de Seguros y Fianzas “Cienfuegos” , una de las más acreditadas de Cuba, que construyó el edificio situado en San Carlos y Hourruitiner, uno de los más hermosos de la población. En el orden político, ocupó varias veces el cargo de Adjunto en las distintas comisiones del Ayuntamiento y fue miembro de la Junta de Educación en varios períodos. En el orden social, fue miembro de casi todas las sociedades de Cienfuegos y masón muy entusiasta.  Ingresó en la fraternidad , en la Logia “Asilo de la Virtud”, el año 1899, desempeñando en ella distintos cargos. Fue uno de los fundadores de la Asociación Benéfica Masónica, la que presidía al ocurrir su fallecimiento. Formó parte de la Comisión Central de las Fiestas del Centenario, otorgándole el Ayuntamiento Gran Diploma de honor y Medalla de Oro por su actuación en dichas fiestas. Murió en New York, donde fue en busca de salud. Su cadáver fue traído a esta Ciudad y descansa en el Cementerio “Tomás Acea”. Su muerte causó muy penosa impresión en esta Ciudad que sabia apreciar en Don Eliseo un consagrado a su familia y al trabajo. Luchó como pocos y luchó siempre con éxito. Fue un triunfador desde el principio hasta el fin. Tenía un raro estoicismo y una comprensión admirable de todo cuanto le rodeaba por eso, ni en los períodos más crueles de su enfermedad, nadie le oyó quejarse. No nació rico y todo se lo debió a su propio esfuerzo. Dejó en esta sociedad una familia modelo y un reguero de recuerdos y de afectos.

 

RAPHEL, Don Alejandro.- El 15 de junio de 1857 contrató el servicio del alumbrado público de gas de la Villa.

 

RASPAL, Don Esteban.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

REAL y Tejera, Dr. Emilio del. Abogado.- Nació en Cienfuegos el 18 de abril de 1878. La primera enseñanza la recibió en el hogar paterno. Estudió el bachillerato en el Colegio “Monserrat” y la carrera de leyes en la Universidad  de la Habana. Estableció su bufete en esta Ciudad a principio de siglo, siendo el abogado consultor de las principales casas comerciales. Entusiasta por el desenvolvimiento material y moral de Cienfuegos, es raro encontrar una empresa mercantil o compañía industrial en que no haya figurado su nombre como abogado o como accionista. Es presidente de Honor y  lo fue efectivo, de los Exploradores de Cuba. Fue Presidente del “Cienfuegos Yacht Club” donde desarrollo valiosísimas actividades que colocaron esa entidad social a la altura de las principales de Cuba. Hombre a la moderna, sin prejuicios, partidario decidido de los nuevos planes de enseñanza, es un entusiasta propagandista de los deportes en general. De vasta ilustración, orador fácil y elegante , escritor correcto y castizo, es uno de los abogados que disfruta de alto aprecio, no sólo en su Ciudad Natal, sino también en la Provincia y en la República. Ha publicado las siguientes obras: “Un semi-estudio a vuela pluma de los partidos políticos” (Folleto, 1897); “La Legítima Defensa”, con prólogo del doctor Enrique Villuendas (Folleto del 1900); “Proyecto de una Ley para facilitar la construcción de vías férreas de servicio público” (Folleto, 1910); “Proyecto de bases para la celebración del Centenario de la Colonia Fernandina de Jagua” (Folleto, 1916). Actualmente (1930) reside en la Habana.

 

REAL Zuloaga, Don Francisco.- En 1888 desempeñaba la Escuela gratuita de Caunao titulada “San Antonio de Padua”.

 

REVUELTA y Buchaca, Don Fernando Manuel.-  Nació en Cienfuegos el 1ro de marzo de 1866, hizo sus primeros estudios en el Colegio “Santo Tomás” dirigido por Don Ginés Escanaverino y se recibió de bachiller (1884) en el Colegio de los Jesuitas. Ocupó distintos puestos en casa comerciales de esta Ciudad y actualmente administra la fabrica de cigarros “La Industrial Cienfueguera.” Ha sido Tesorero del Centro de Artesanos del Hospital “Juan O Bourke,” de la Logia “Fernandina de Jagua”; de la Asociación Benéfica Masónica y del Centro de Propietarios Urbanos. Actualmente es Tesorero de Honor de la Logia “Fernandina de Jagua” y Tesorero efectivo de la Asociación Benéfica Masónica. Fue Miembro de la Comisión de las Fiestas del Centenario, por lo que el Ayuntamiento le concedió gran Diploma de Honor y Medalla de Plata con cordón azul por sus trabajos en la Comisión Central organizadora de los festejos, y, en sesión de 25 de abril de 1919, acordó dale un voto de gracias por el mismo concepto. Es un cienfueguero amante del progreso local y su concurso en pró de esa finalidad se ha mostrado siempre a la mayor altura en todos los momentos en que ha sido puesto a prueba su cariño a la Ciudad natal.

 

REVUELTA Castillo, Gabino.- En 1914 publicó en Cienfuegos un volumen de 208 páginas titulado “Contador Agrícola Cubano”.

 

REEVÉ, Don Enrique (El inglesito). General Revolucionario Cubano.- Nació en Brooklyn USA en 1848 y falleció en el campo de la Revolución el día 4 de agosto de 1875. En su Ciudad natal recibió una educación moral e intelectual excelente. Enamorado de la causa de Cuba, se embarcó como expedicionario en el vapor “Perif” cuando solo tenía 18 años de edad . El General Jordám Jefe de la expedición, le nombró su ordenanza y cuando este General Jefe del Estado Mayor, pasó a Camagüey, pues deseaba ingresar en la famosa caballería de esa región. Al trasladarse a su nuevo destino fue hecho prisionero y amarrado codo con codo y puesto de rodillas, lo fusilaron; pero las balas solo rozaron el cuero cabelludo de nuestro biografiado, lo que le permitió levantarse al poco rato y unirse a una fuerza revolucionaria que providencialmente pasó por el lugar donde se encontraba Después de muchas peripecias logró incorporarse a la caballería de Camagüey, a las órdenes del General Agramonte . Por sucesivos hechos de guerra, algunos verdaderamente heroicos, fue elevándose hasta alcanzar el grado de  Brigadier, confiándosele en mando de la Caballería  Camagüeyana. Cuando la invasión de las Villas, el General Máximo Gómez le dio, el puesto más comprometido, sin la fuerza necesaria, porque no la había: el de Jefe del Distrito  de Colón, donde entraba periódicamente, extendiendo sus operaciones por Aguada de Pasajeros, Real Campiña, Cartagena y Yaguaramas. El día 4 de agosto de  1875, con cuarenta hombres de caballería atacó en la Guerrilla del Batallón del Orden que se dirigía a Yaguaramas. La Guerrilla huyó y se parapetó en un monte frente a una sabana de  peralejos, desde la cual el jefe cubano había emprendido el ataque. Revé pretendió darle machete, pro la Guerrilla del Batallón “Alba de Tormes” que había oído el fuego, lo atacó por retaguardia. Los patriotas se retiraron entonces apresuradamente, quedando muerto el denotado jefe revolucionario. Se cadáver fue traído a la Villa, exhibiéndolo como un trofeo. Las dos Guerrillas que realizaron este hecho tenían triple número de hombres  que las fuerzas cubanas. La muerte del General Revé fue una gran pérdida para la  Revolución. Era un hombre afable, sincero y verídico, un valiente militar y un patriota que todo lo sacrificó por Cuba Libre.

 

REGO, General Alfredo.-  En 1895, al organizarse las fuerzas revolucionarias cubanas en la jurisdicción de Cienfuegos, asumió el mando de las mismas. Fue uno de los jefes del Ejército Libertador más conocido y querido en esta Ciudad. Falleció en Campo Florido el 11 de septiembre de 1930.

 

REGUEIFEROS, Erasmo.-  En el concurso celebrado con motivo de las Fiestas del Centenario le fue concedida Medalla de Oro y Diploma de Honor por su trabajo sobre “Actuación de la Masonería en el orden general desde la terminación de la guerra actual en adelante”.

 

REGUERA y Acea Don Antonio Mamerto Abogado. Revolucionario Cubano.- Nació en Cienfuegos el 11 de mayo de 1853 y falleció en Madrid el 18 de noviembre de 1896. Desde muy joven su padre lo llevó a Galicia, done se recibió de Abogado en la Universidad de Santiago de Compostela. Allí se distinguió por su elocuencia natural que empleaba en predicar a favor  de la Independencia de Cuba. Regresó a su patria, pero estimando que no tenía carácter para luchar contra el medio ambiente, no quiso ejercer su carrera y como su temperamento lo impulsaba a la actividad, se hizo cargo de la administración del ingenio “Manuelita”, de la propiedad de su padre. Transformó esa finca azucarera, que al comenzar la Guerra de Independencia (1895) fabricaba cincuenta mil sacos  de azúcar. Joven, culto y rico , era el Mecenas de los escritores de Cienfuegos. Su amor a las letras y al estudio lo llevaban a ser generoso con los literatos . Al iniciarse la Revolución que había de traer la Independencia de Cuba, nadie más caracterizado que el señor Reguera para ponerse al frente de  las huestes libertadoras. Llegó la Revolución y se trasladó a la Habana para embarcarse en un vapor que lo llevara a Nuevitas, donde se unirían a las fuerzas que operaban  en aquella provincia. Un traidor lo denunció a la Policía y fue preso a bordo del vapor. Condenado a presidio de Ceuta. Se enfermó de los pulmones. Después de grandes esfuerzos por altas personalidades de España, fue trasladado a la Cárcel Modelo de Madrid, donde falleció. El señor Antonio Monasterio, amigo y admirador de nuestro biografiado, costeó un magnífico busto del ilustre patriota modelado en Madrid, por un escultor de fama y que ya ha sido colocado en el Parque Martí de esta Ciudad Fue un hombre de vasta cultura, de alma noble y generosa, de carácter intrépido y de patriotismo irreductible, causa de su prematura muerte. Su retrato honra el Salón de Sesiones del Ayuntamiento de esta Ciudad como un homenaje de alto aprecio al ilustre cienfueguero que falleció en una cárcel de España, obligado a soportar la más dura expatriación.

 

REGUERA y Acea Don Javier. Hacendado.- Nació en Cienfuegos el 17 de septiembre de 1862 y murió en la Víbora, Habana, el 11 de agosto de 1917. Se trasladó a Londres donde recibió una alta educación. Durante la Guerra de Independencia sufrió las naturales consecuencias de ese estado de cosas, a causas de sus ideas liberales. Donó el equipo completo para una sala de Maternidad en el Hospital de Cienfuegos. Era el Sr. Reguera un caballero a la antigua que por su carácter se hizo verdaderamente simpático a todos los que le trataban. Siempre se mostró inflexible contra la injusticia y a pesar de ser rico y haber nacido rico, aspiraba a la iguadad social.

 

REIG, Manuel.- En 1862 desempeñaba el cargo de Administrador de Rentas, siendo sustituido por Don Guillrmo Perinat.

 

REILL, Mr. Hugh.- El 21 de marzo de 1906 el Ayuntamiento aprobó el contrato para que construyese el Acueducto del Hanabanilla y el sistema de cloacas. Ese contrato que importó tres millones ochenta mil pesos, fue firmado el 12 de agosto del mismo año.

 

REJAS, Don Antonio.- El 18 de enero de 1856 fue nombrado Administrador de la Aduana de Cienfuegos en sustitución del Sr. Don Luis M de Echevarria.

 

RENTERIA, Pedro de. Militar Español.- Nació en Montánchez el 1484 y murió en 1560. Fue compañero del Padre las Casas en las encomiendas de indios de Arimao y las Auras.

 

REY, Guillaceme.- Llegó a la Colonia, procedente de Burdeos, el día 8 de abril de 1819 y fue uno de los que firmó el Acta de Fundación. Fue el primer colono que vendió una caballería de tierra del “Sitio Dolores” en cien pesos a Don Andrés Arango, el 22 de marzo de 1820.

 

REY y González, Dr. Santiago C. Abogado y Político Cubano Contemporáneo.- Nació en España, Santiago de Galicia, pero con familia también en Cuba, fue traído por esta siendo un niño a la Ciudad de Sancti Spíritus, donde se educó. De Sancti Spíritus, con otros jóvenes compañeros de colegio, se lanzó a la revolución en 1895, incorporándose a las Fuerzas Libertadoras y terminando con el grado de Oficial en 1989, al finalizar la Guerra en aquella fecha. Una vez concluida la contienda armada desenvolvió sus energías en diferentes actividades, inclusive en el fomento y administración de una colonia de caña en el Central “Fé”. El período difícil e incierto de los primeros años posteriores a la Guerra de Independencia, lo llevaron a él, como a otros muchos libertadores jóvenes, al nuevo Ejército Nacional que la República creó. Allí alcanzó también el grado de Oficial con brillante “Hoja de Servicios”, y renunció, en momentos y circunstancia de trascendencia  significación que le valieron su entrada digna y significativa en la vida política del país inspirado en la política y en los sentimientos del General José de. J. Monteagudo, fue, con el Dr. Rafael Martínez Ortiz, uno de los factores para la formación de la “Conjunción Patriótica Nacional” que determinó el triunfo del Partido Conservador y del Mayor General Mario G. Menocal en 1912. Por virtud de ese acontecimiento político, y para darle la forma y eficacia necesaria, fundó con el Dr. Martínez Ortiz y con el Coronel Dr. Nicolás Alberdi, el Partido Nacional Liberal de las Villas. Ese Partido se fusionó al fin con el Conservador, al cual había ayudado al triunfo del 1912 con la conjunción patriótica. Una de las bases de esa fusión fue la designación de él, para Candidato a la Alcaldía Municipal de Cienfuegos, cuyo triunfo obtuvo en las Elecciones de 1916. Allí desenvolvió sus grandes iniciativas como político, como Gobernante y como Administrador. Sus gestiones se recuerdan con mucho agrado. A causa de sus discrepancias con el poder central, fue suspendido como Alcalde el 6 de junio de 1919 y el Ayuntamiento le aceptó la renuncia el 14 de noviembre del mismo año. Eso solo fue un incidente de su vida que sirvió de acicate a la voluntad tesonera de nuestro biografiado. Entonces acometió la ardua empresa de estudiar el Bachillerato y la carrera de leyes, obteniendo el título de Abogado en la Universidad de la Habana. Cual Ave Fénix que renace de sus cenizas, nuestro biografiado se lanzó a la política nuevamente, con más arrestos que antes. El Partido Conservador lo postuló para Representante para las Elecciones de 1921, donde triunfó ruidosamente, obteniendo el número uno de los candidatos a ese cargo. Después y con igual éxito, fue reelegido en los años 1925 y 1931. Desde que ocupó un escaño en la Cámara Popular, como propicios a las actividades, a las energía y al talento del Dr. Rey, se ha podido apreciar el valor intelectual de uno de los primeros parlamentaristas. Sus compañeros, los representantes del Partido Conservador, lo eligieron su líder y tal es el aprecio y el alto concepto que merece a todos los componentes de la Cámara baja, que una vez, por razones política, presentó la renuncia de ese cargo, y al unísono, los tres Partidos proclamaron que era imposible aceptársela; que la Cámara se sentía altamente honrada con que el Partido Conservador lo tuviese por su líder, y que más que líder de ese Partido “era el faro luminoso que servía de guía a todos los componentes de ese organismo”. Sería imposible en esta modesta biografía enunciar todos los proyectos de leyes beneficiosas para el país presentados por el Dr. Rey, todos los debates en que ha intervenido y todos los brillantes discursos que ha pronunciado. A su vasta cultura, a su inteligencia clara y cultivada, a su imaginación brillantes y a otras cualidades más que le adornan, une la de su gran patriotismo. Desde que ocupa tan alta posición política, ha intervenido en todo los grandes problemas nacionales, tanto en el orden económico como en el orden político y sus consejos siempre han sido oídos y siempre han dado frutos óptimos. Más de una situación difícil porque ha atravesado Cuba, como consecuencia de nuestras pasiones exacerbadas y de nuestras luchas partidaristas, ha sido resuelta favorablemente gracias a la habilidad y patriotismo de nuestro biografiado. Es Académico de Ciencias Sociales, Políticas y Económicas; es miembro de las más importantes comisiones de la Cámara de Representantes y de gran número de sociedades culturales. Fundó y dirigió en Cienfuegos el diario “El Nacional”; dirigió, en la Habana; “El día” (1922-1923) y fundó la “ Revista Política” (1930). Como ciudadano ejemplar, como patriota probado, como orador, como político de clara visión y como director de la opinión pública, es de los primeros con los que actualmente cuenta nuestra Patria.

 

REYES, Don Juan Antonio de. Coronel.- el 18 de Mayo de 1852 se hizo cargo del Mando de la Villa en sustitución del Teniente Coronel Don Francisco de Cevallos. Se ocupó, durante su mando, del ornato de la villa, ordenando cercar los solares yermos y arreglar las calles.  En su época se terminó la torre de la Iglesia; se colocó la primera piedra del hospital de Caridad (13 de mayo de 1853); se comenzó a construir un puente de madera sobre el río Damují, en el camino real de Cartagena y se abrió al servicio Público una parte del muelle circular frente a la Aduana. Durante este año de 1853, Cienfuegos sufrió una epidemia de cólera y otra de viruelas, aunque no de gran intensidad. El 23 de junio de 1853 cesó en el cargo siendo sustituido por el brigadier Don Francisco Ruiz de Apodaca.

 

RIVALTA, Don Pablo Luis.- El 7 de diciembre de 1869, en unión de su esposa Doña Natalia Grosso, apadrinó la ceremonia de la bendición de la Iglesia recién construida, a la que regalaron, en nombre de su hermano Don Pablo, el artístico altar mayor de orden corintio, construido en Barcelona el mismo que tiene la catedral actualmente.

 

RICABAL, Don Nicolás.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

RIVERA y Tenorio, Don Joaquín.- En 1825  fue nombrado letrado asesor de la Colonia con carácter interino y en 1831, con carácter de propietario hasta el 19 de diciembre de 1833 que lo sustituyó Don Pantaleón Rosillo.

 

RIVERO, Atanasio.- Autor de la letra del Himno a Cienfuegos que obtuvo el primer premio en el concurso convocado por el Sr. Esteban Cacicedo con motivo de las Fiestas del Centenario. 

 

RIVERO y Gándara, Don Manuel. Político Contemporáneo.- Nació en Cienfuegos el 3 de enero de 1874. Los primeros años de su infancia los pasó en su Ciudad natal donde adquirió los conocimientos de la enseñanza primaria. Estudió el bachillerato en el Instituto de la Habana y después se traslado a Madrid con el objeto de estudiar  la carrera de ingeniero, la que no pudo concluir por haber sido llamado con urgencia en Cuba, a causa de inesperados acontecimientos de familia que le obligaron a abandonar la universidad cuando se hallaba próximo a obtener el grado. Ya en Cuba, atraído por los asuntos políticos, entró resueltamente en ésta, afiliándose al Partido Conservador Nacional, de cuyos principios ha sido siempre un entusiasta y firme defensor. Ese Partido político como premio a su gran labor lo eligió Representante a la Cámara en 1908 y lo reeligió en 1910 y 1914. En las elecciones celebradas en 1916, fue electo Senador, cargo que desempeñó hasta 1924. Después ocupó otra vez el cargo de Representante hasta 1930, que de nuevo tomó posesión del cargo de Senador. Cienfueguero amante del progreso de su pueblo natal y villareño defensor de esta región, ha cooperado en la Cámara y en el Senado a la aprobación de todas las leyes dictadas por ambos cuerpos legisladores en pró de Cienfuegos y de la Provincia de Santa Clara. Actualmente (1930) es el jefe provincial del Partido Conservador y es uno de los políticos más populares de la República. Don Manuel Rivero se distingue por su afabilidad, democracia y modestia. Además de su gran obra legislativa, puede decirse que no hay un solo villareño, y aun más, ni un solo cubano que haya tenido necesidad de que le preste un servicio que no lo haya hecho con verdadero gusto.

 

RIZO Cordobés, Celia. Enfermera Graduada.- Nació en Yaguaramas en 1892. Ingresó como alumna de la Escuela de Enfermeras del Hospital de Cienfuegos, en 1915. Se graduó en el Hospital “Calixto García”, Habana, en 1918. Fue nombrada en esa fecha Enfermera del Hospital de Cienfuegos y ascendida a Superintendente en sustitución de la Srta. .Fonseca, el 6 de junio de 1925. En 1919 al celebrarse las fiestas del Centenario de la Fundación de la Ciudad, le fue concedido Gran Diploma de Honor y Medalla de Oro por los relevantes servicios prestados durante la epidemia de influenza que azotó la Ciudad en 1918. En la actualidad (1930) continúa desempeñando el  mismo cargo de Superintendente.

 

ROBLEDA, Don Manuel Abogado.- Ejecuta su profesión en la Villa de Cienfuegos en 1841, de donde era Asesor General de la Colonia, hasta el 22 de  febrero de 1846 que fue trasladado  a la Villa de San Antonio y nombrado Alcalde Mayor el Auditor Honorario Don Vicente Trassierra.   

 

ROCHE Zerquera, Dr. Juan Domingo. Cirujano Dentista.- Nació en trinidad el 27 de octubre de 1924 y falleció en la Habana el 16 de junio de 1924. Recibió la instrucción primaria en su Ciudad natal y se graduó de Cirujano Dentista en la Universidad de la Habana. Se estableció en Cienfuegos donde ejerció su profesión hasta su fallecimiento, siendo muy querido y respetados por todos los elementos de esta Ciudad. Al construirse el primer Ayuntamiento de Cuba independiente, fue nombrado Concejal. Cuando se formó en esta Ciudad el Partido Popular Cubano, fue electo Presidente de ese organismo, cargo que ocupó hasta su fallecimiento. Su cadáver fue inhumado en el Cementerio “Tomás Acea”.

 

RODRÍGUEZ Acosta, Agustín Baldomero. Poeta de la raza de color.- Nació en Villa Clara el año 1820 y falleció en Cienfuegos el 30 de marzo de 1862.

 

RODRÍGUEZ, Don Antonio J.- El 3 de enero de 1834 fue nombrado Alarife de Carpintería (era el padre de la poetisa Clotilde del Carmen.)

 

RODRÍGUEZ; Don Gregorio. Escribano Público.- En septiembre de 1853 fue nombrado para ese cargo en la Villa.

 

RODRÍGUEZ, Don José María.- El 13 de enero de 1872 se hizo cargo del Juzgado de Primera Instancia del Distrito, en sustitución de Don Luis Genaro Muñoz hasta el 9 de marzo de 1874 que fue sustituido por Don Ildefonso Montalvo.

 

RODRÍGUEZ Blanco, Don Miguel. Militar español.-  El 21 de marzo de 1878 fue nombrado Teniente Gobernador y Comandante Militar de la Villa, en sustitución del Coronel Sánchez Barragán que falleció. Fue el último Gobernador, pues al constituirse el Ayuntamiento en 1879, el nuevo Alcalde Municipal elegido, Don Luis Genaro Muñoz, asumió el mando civil de la Villa.

 

RODRÍGUEZ del Rey Joaquín. Revolucionario cubano.- En diciembre de 1895, siendo Comandante, por orden del General en Jefe Máximo Gómez, reconcentró las fuerzas de la Brigada de Cienfuegos en la Siguanea para marchar con ellas a unirse a las fuerzas invasoras. El 1ro de marzo de 1896 fue ascendido a Coronel por el General Antonio Maceo y después, nombrado Jefe del Regimiento de Yaguaramas.

 

RODRÍGUEZ del Rey, Don Pablo.-  Al constituirse por primera vez el Ayuntamiento de la Villa, fue nombrado Regidor (1830).

 

RODRÍGUEZ del Rey y Rodríguez del Rey, Don Martín.- Nació en la Hacienda “Alcalde Mayor” en Yaguaramas, el 27 de octubre de 1858 y falleció en Cienfuegos el 1ro de julio de 1921. Desde sus primeros años residió en Cienfuegos, donde cursó la enseñanza primaria. Dedicó sus energías a la agricultura y a la ganadería en las fincas de su propiedad. De ideas avanzadas, durante la Guerra de Independencia era el Delegado en Cienfuegos y su Término, del Gobierno Civil de la Revolución en las Villas. En 1895, fue uno de los fundadores del Club Revolucionario “Panchito Gómez” al que perteneció hasta la terminación de la Guerra de Independencia. Al constituirse el primer Ayuntamiento de Cuba Libre, fue designado Concejal, (1899) hasta la disolución del mismo por el Mayor Dr. Frías, siendo entonces nombrado Consejero. El 13 de septiembre de 1907, se hizo cargo interinamente de la Alcaldía Municipal, cuyo puesto desempeñó por espacio de dos años. Distintas veces fue electo Concejal hasta el año 1917. Fue Presidente del Partido Liberal Histórico y Vice- Presidente del Partido Liberal Unionista en Cienfuegos. Por sus merecimientos patrióticos, la Sociedad “El Liceo” lo nombró Socio de Mérito. Siempre figuró entre las más distinguidas personalidades de Cienfuegos, tanto en el orden político como en el social.

 

RODRÍGUEZ de Trujillo, Don José.- En 1853 fue nombrado Director de la Sociedad Filarmónica.

 

RODRÍGUEZ Feo, Nazario.- El 10 de septiembre de 1899 comenzó a publicar un periódico quincenal titulado “La Escuadra”, consagrado a la defensa de la Masonería.

 

RODRÍGUEZ y López, Clotilde Antonia del Carmen. (La Hija del Damují).- Nació en Cienfuegos el 3 de junio de 1829 y falleció en la misma Ciudad el 15 de abril de 1881. Desde sus primeros años demostró gran afición al estudio, dedicándose a la enseñanza, siendo la primera maestra que con la más espontánea generosidad gratuitamente, enseñó la instrucción primaria a los niños cienfuegueros. Su natural inteligencia le hizo estudiar el inglés y el francés cuyos idiomas hablado bastante bien. Era una buena aficionada a la pintura y al dibujo, pero por lo que demostraba más interés era por la poesía. Muy modesta, nunca quiso publicar sus versos y en contra de su voluntad, en 1864, un discípulo imprimió un tomo de sus producciones poéticas titulado “Efusiones del alma”. Escribió, en verso, un drama titulado “Cesar” y varias comedias entre las cuales merecen especial mención: “Fé, Esperanza y Caridad”,  “Aprieta pero no ahogues” y “Una noche en el campo o el Velorio de la Caridad”. Fue una gran patriota, autora de la bandera de Cienfuegos, que bordó para que el general Germán Barrios la llevase a la revolución, como lo hizo Clotilde del Carmen Rodríguez merece ocupar un lugar honroso en el Parnaso Cubano, por sus obras literarias, y un puesto preferente en cada hogar cienfueguero, por sus virtudes como hija, como educadora y como patriota. En las Fiestas para celebrar el primer Centenario de la Fundación de la Colonia Fernandina de Jagua, se erigió un monumento a su memoria en el ángulo S.O. Del Parque Martí.

 

RODRÍGUEZ Morini, Don Rafael.- Nació en Oviedo, España, el año 1837 y murió en Cienfuegos el 9 de septiembre de 1907. Se graduó de Licenciado en Derecho Administrativo en la Universidad de su Ciudad natal. Vino a Cienfuegos en el año 1866 como empleado del Banco Español. En 1869 dirigía el diario “El Pabellón Nacional”, cargo que renunció en el año 1870 que comenzó a publicar el  diario de “Cienfuegos”.  Ambos periódicos eran de tendencias integristas, por pertenecer nuestro biografiado al Partido de la “Unión Constitucional”. Era en el año 1878, en unión del Dr. José Pertierra, fundó la Quinta de Salud “La Nacional” situada detrás del antiguo Acueducto de Jicotea. Durante varias épocas fue Concejal del Ayuntamiento. Era un orador fácil y conceptuoso y un distinguido periodista. Contrajo matrimonio con la Srta. Julia Aguirre Ramírez, siendo éste el origen del apellido Rodríguez Morini. 

 

RODRÍGUEZ Prieto, Don Antonio.- El 2 de octubre de 1829, al constituirse el primer Ayuntamiento de la Villa de Cienfuegos, fue nombrado Regidor. En 28 de agosto de 1837 fue nombrado miembro de la Junta de Puertos de nueva creación.

 

RODRÍGUEZ Rivero, Don Joaquín. Teniente de Navío.- En 1829 fue nombrado Comandante del Puerto, cesando en 1831.

 

RODRÍGUEZ y Rodríguez, Don Amador.- El 15 de abril de 1882 tomó posición del Juzgado de Primera Instancia en sustitución de Don Ricardo Maya. En marzo de 1887 fue ascendido a otro puesto de más categorías por lo que interesó el Ayuntamiento para que el Juzgado de Cienfuegos fuese elevado y que se pudiese quedar el Sr. Rodríguez, lo que se consiguió por Real Orden del 19 de julio de 1887, que fue declarado Juzgado de Ascenso y se nombró para desempeñarlo al Lcdo. Rodríguez.  En noviembre de 1888 fue nombrado Teniente Fiscal de la Audiencia de Santiago de Cuba.

 

RODRÍGUEZ, Don Juan.- El 6 de junio de 1902 cedió al Ayuntamiento la propiedad del  fuerte “La Caimanera” donde estuvo instalada la Guardia Civil para establecer una Escuela Pública.

 

ROLDAN, Don Francisco.- En 1821 residía en la Colonia Fernandina de Jagua.

 

ROMERO, Obro. Francisco.- Le fue adjudicado el premio de cien pesos concedido por la Sra. Petrona Hernández, por su Himno Popular a la Inmaculada Concepción,  Patrona de Cienfuegos (Fiestas del Centenario).

 

RONNA, Mr. Jardinero y Florista, Miembro dela Sociedad Nacional de Plantas de Francia,, Bélgica y Argelia.- En abril de 1853 visitó la Villa trayendo una numerosa variedad de plantas y flores que enriquecieron notablemente la jardinería cienfueguera.

 

ROOT, Eliu.- Secretario de la Guerra de los Estados Unidos que visitó a Cienfuegos el día 15 de noviembre de 1900.

 

ROQUE y del Sol, Sixto. Coronel del Ejército Libertador.- Nació en Cienfuegos el 28 de marzo de 1870. en su juventud se dedicó a la faenas dek campo. Al estallar la Guerra de Independencia fue uno de los primeros que se unió a las fuerzas revolucionarias ( 2 de julio 1895), incorporándose, como soldado,  a las órdenes del General Rego. Desde los primeros momentos se distinguió por su valor, por sus conocimientos practicos de toda la jurisdicción de Cienfuegos y por su clara inteligencia que le hacían darse cuenta de las dificultades que se presentaban y de la mejor manera de resolverlas. Sus Jefes se dieron cuenta de sus condiciones y a poco fue ascendido a Oficial y más tarde (1896) a Comandante. Ese año, por disparidad de criterio con sus Jefes, fue reducido a soldado. Gran patriota, supo sobrellevar con calma esa injusticia y luchó bravamente para recuperar el terreno perdido. A los seis meses el Generalísimo Máximo Gómez lo repuso en su cargo de Comandante y lo propuso para el ascenso a Teniente Coronel. Terminó la Guerra con el grado de Coronel. Sería interminable la relación de los hechos de armas a que asistió nuestro biografiado, unas veces, a las órdenes de otros Jefes de superior categoría y otras veces con el mando superior de la fuerzas combatientes; pero solo citaremos el combate de “Mal Tiempo” en que se posesionó, tras ruda lucha personal, de la bandera del batallón de Canaria, que personalmente entregó al general Maceo. Fue herido de mucha gravedad, pues una vala le atravesó el cuerpo de lado a lado en el combate sostenido en la finca “ San Nicolás”, ( Palmira ), en el año 1897. Una vez terminada la Guerra, el Coronel Sixto Roque se dedicó a la agricultura, donde también ha triunfado pues posee varias fincas que son modelo de buen cultivo y explotación.  Aunque muy modesto no ha podido sustraerse a los ruegos de sus amigos, por tres veces ha sido Concejal del Ayuntamiento, cargo que en la actualidad desempeña (1930.) Es el Coronel Sixto Roque un hombre que, sin poseer lo más rudimentarios conocimientos, por su clara inteligencia, por su actividad y por su energía a sabido abrirse paso en nuestra sociedad donde goza de las mayores consideraciones y respeto por su patriotismo y su generosidad.

 

ROSADO, Don Federico.- En agosto comenzó a publicar un semanario literario titulado “La Cultura”.

 

ROSILLO, Domingo. Aviador Cubano.- El 29 de mayo de 1913 efectuó los primeros vuelos que se realizaron en Cienfuegos.

 

ROSILLO Don Pantaleón. Auditor.- El 19 de diciembre de 1833 tomó posesión del cargo de letrado Asesor de la Colonia en sustitución de Don Joaquín Rivera y Tenorio. El día 20 de marzo de 1834 se hizo cargo del mando de la Villa, hasta el 30 de diciembre de 1834. Falleció el 8 de octubre de 1840, desempeñando su cargo, y se le hizo un lucido entierro.

 

ROUSSEAU, Don Francisco Teodoro.- Nació en Dabon,  Francia, en el año 1782 y falleció en Cienfuegos el 19 de diciembre de 1833. Vino con el Fundador de De Clouet a la Colonia Fernandina de Jagua en los primeros tiempos de la fundación. Fue ayuda de Cámara del Emperador Napoleón primero y lo acompañó a su destierro de la Isla de Santa Elena, otorgó testamento ante el Notario de la Villa Don Andrés Dorticós.

 

ROUSSEAU, Don Pablo Ladislao. Periodista.- Nació en Cienfuegos el 27 de junio de 1859 y falleció en la Habana el 12 de agosto de 1926. Después de haber adquirido la enseñanza superior en el Colegio de Don Luis Febles, se dedicó al arte tipográfico, que ejerció durante los primeros años de su juventud, Sus primeros ensayos literarios los hizo como poeta. En 1883 se hizo periodista publicando el periódico “El Obrero”. En septiembre de 1887 comenzó a publicar el diario “El Noventa y tres” de carácter republicano federal. En septiembre de 1889 comenzó a publicar “Los Sucesos”, diario  de información. Al publicarse en Cienfuegos “La Verdad” (1888) diario traído de Santa Clara por su director propietario. Sr. Miguel A. Fleites, fue nombrado editorialista del mismo. A principio de 1892 se trasladó a los estados Unidos y publicó en Brooklyn, un periódico separatista que tenía por título “El Radical”, algunos de cuyos  artículos inspiró el Apóstol Martí. Volvió a Cienfuegos a mediados del año siguiente pero denunciada su presencia a las autoridades, tuvo que emigrar nuevamente  a Tampa, donde se hizo cargo del periódico “Cuba”, que era el órgano de la Sub-delegación del Partido Revolucionario en aquella Ciudad, publicación de la que fue redactor jefe y editorialista hasta mediados de 1897. Ese mismo año hizo un viaje a Centro América en propaganda revolucionaria, regresando a Tampa  en abril de 1898, al comenzar la Guerra Hispano-Americana. Entonces publicó en aquella Ciudad el periódico “La Nueva República” consagrado a las cuestiones cubanas, y celebrada la paz, volvió a Cienfuegos  en octubre del mismo año para fundar el diario “La República”, que fue el primer periódico defensor de los principios sustentados por la Revolución, que vio la luz en esta provincia. Ha sido miembro de diversas instituciones patrióticas en el extranjero y en Cuba. Además de los numerosos artículos literarios y políticos escrito por  nuestro biografiado y publicados en los periódicos, es muy vasta su labor en otro orden de trabajos.  Mencionaremos con referencia a estos últimos, los opúsculos que tiene por títulos “Cuestiones obreras”, “Política y Sociología”, “Cuestiones Sociales” y “El viaje de los maestros cubanos a los Estados Unidos”.  Su libro “Los principios de una ciencia política” fue escrito  en 1914 y publicado en 1916. La gran obra de carácter local  tal vez uno de los últimos trabajo del Sr. Rousseau, fue la “Memoria Descriptiva, Histórica y Biografica de Cienfuegos” (1819-1919) escrita en colaboración con Don pablo Díaz de Villegas, libro que da a conocer la vasta cultura que poseía y el gran interés y amor que sentía por su Ciudad natal. Esa obra fue publicada en el año 1920.

 

ROVIRA, Don Pedro.- En 1851 era propietario del café “Las Delicias” situado en la calle De Clouet, estableciendo en el mismo un salón muy lujoso para la familia, primero de esa clase que hubo en la Villa.

 

RUBIA, Don Antonio, Músico.- Dirigía la Banda Militar del Batallón de San Quintín y el  Coro Nacional. El 20 de junio de 1889 se celebró una función a su beneficio, en los salones del “Artesano”. Era muy entusiasta y tomaba parte en todos los actos culturales que se celebraban en esta Ciudad.

 

RUBIO y Velásquez de Velazco, Don Francisco. Teniente Coronel.- El 17 de diciembre de 1859 fue nombrado   Gobernador de la Villa en sustitución del Coronel Sr. Mahy, sustituyéndolo, el  13 de febrero de 1860, el Coronel de Caballería Don Domingo Verdugo. Según Don Enrique Edo, no tenía condiciones para el cargo. Tuvo la suerte de alcanzar un premio mayor de la lotería.

 

RUIZ Capdevila, Bernardo.- Nació en Cienfuegos. Murió gloriosamente, el 10 de junio de 1878, al apoderarse de la Colonia “Convento”, defendida por cinco fuertes españoles.

 

RUIZ de Apodaca y Gastón de Iriarte, Don Francisco. Militar Español.- El 23 de junio de 1853 se hizo cargo del Gobierno de la Villa de Cienfuegos, en sustitución del Coronel Don Juan Antonio de Reyes, hasta el 16 de enero de 1854, que cesó en el cargo por haber sido nombrado Comandante General de la Cinco Villas. Siendo sustituido por el Coronel Don Francisco de Cevallo y Vargas, que ya otra vez había ocupado ese puesto.

 

RUIZ Monteagudo, José de Jesús.- Nació en Santa Clara el 23 de marzo de 1877, reside en Cienfuegos desde la terminación de la Guerra de Independencia, a lo que prestó su concurso, alcanzando el grado de Oficial. Ese año ingresó en la Policía Municipal, ascendiendo hasta ser nombrado Jefe de dicho  puesto el año 1905. Cuando los tristes sucesos de “La Suiza” (22 de septiembre de 1905), donde perdieron la vida el Coronel Enrique Villuendas y el Jefe de la Policía Comandante Ángel Illance, asumió el mando, y con las disposiciones que tomó se evitaron que e multiplicaran los sucesos desgraciados, dadas la excitación de los ánimos. En 1906, cesó en el cargo pasando a ocupar un destino particular en el Central Constancia. Después fue empleado de Sanidad y más tarde, Inspector de la Policía Provincial. Al hacerse cargo de la Alcaldía Municipal e Sr. Pedro Antonio Aragonés (921) lo nombró nuevamente Jefe de la Policía, cargo que desempeña en la actualidad (1930). Posee la Medalla de Veteranos de la Independencia de Cuba; y las de Méritos del Cuerpo de Bomberos y de la Policía Municipal. Pertenece a la Masonería, donde óbstenla el grado 32 y  ha sido Noble Grande de la Logia Cienfuegos No. 32. Fue fundador de la Escuadra de Bomberos de esta Ciudad y es Brigada d Honor de ese Cuerpo. Nuestro biografiado, hombre culto de valor probado y de grandes conocimientos como policía, es un archivo viviente de toda la historia contemporánea de Cienfuegos, por haber intervenido en casi todos los sucesos ocurridos durante estos últimos 30 años.

 

RUMBAUT Yanes, Dr. Salvador Bienvenido Ambrosio. Periodista.- Nació en  Potrerillo provincia de Santa Clara, el 20 de marzo de 1891. Vino a residir a Cienfuegos el año  1895. En esta Ciudad recibió la instrucción pimaria en el año 1915, con las naturales ansias de progreso, se dirigió a los Estados Unidos donde a costa de grandes sacrificios, se graduó de Doctor en Farmacia en “Ohio State University” (1918) revalidando su título en a Universidad de la Habana (1919). Desde su primera juventud demostró decidida vocación por las letras colaborando en distintos periódicos de la localidad, ingresando en lo que podíamos llamar periodismo profesional, en 1922, al hacerse g}cargo del diario local “El Comercio” que dirige en la actualidad (1930). En la colección de ese periódico pueden encontrarse todos los trabajos literarios de nuestro biografiado, pues allí empezó a escribir cuando solo contaba con 15 años de edad. Sus artículos son imnumerables, distinguiéndose todos ellos por la galanura de estilo, precisión y claridad. Ha mantenido una sesión en El Comercio con el título “El Hilo del Día” que puede servir de ejemplo en todos sentidos. En esa  sesión, que servirá de base para l estudio de la Historia Contemporánea de Cienfuegos, se retrata el estado político y social de nuestra Ciudad y se hace un juicio crítico de todos los hechos ocurridos. Nuestro biografiado posee también condiciones excepcionales de orador conceptuoso y de conferencista notable. De lo primero, podemos citar el Discurso Político pronunciado en la reunión que se celebró el 4 de mayo de 1930, discurso que causó gran impresión al público distinguido que lo oyó, pues supo retratar, de manera fiel y sincera, el estado de opinión que reinaba entre la juventud del Partido Conservador Nacional. Fue el más importante de los muchos y buenos allí pronunciados, al extremo de que el ilustre parlamentarista Dr. Santiago Rey, al hacer el resumen del acto, casi se puede decir que solo se refirió a lo dicho por el Dr. Rumbaut. Sus muchos amigos pretendieron rendirle un homenaje, el cual se había adherido casi todo los intelectuales d Cienfuegos y de la Provincia. Pero razones políticas hicieron que ese acto, tan justo no fuese una realidad. Como conferencista, el Dr. Rumbaut ocupó la tribuna del Ateneo de Cienfuegos, en una serie de conferencias patrocinadas por esa Institución, desarrollando como tema “El Humorismo”. A juicio de distinguidos elementos de esta Ciudad, fue una de las más doctas e interesantes conferencias pronunciadas desde la tribuna de esa Institución. En el orden social, pertenece a casi todas las instituciones culturales de Cienfuegos; fue Secretario del Cienfuegos Yacht Club y es actualmente, Vice-Presidente del Ateneo. Cuando en nuestra sociedad se aquilaten justamente los valores intelectuales de sus componentes; cuando se rompa el círculo de hierro que están encerradas las justa aspiraciones de a juventud cubana y se de a cada uno lo que se merece, seguramente que nuestro biografiado ocupará el puesto que le corresponde en la política de nuestro país.

 

 

<<VOLVER>>