Cienfuegos, una Ciudad Ecléctica

 

Cienfuegos, una Ciudad Ecléctica

 

Por Fabio Bosh, Jr.

 

              Uno de esos días muy afortunados para mi en mi programa radial “El Triángulo de la Confianza”, fue cuando el Lic. Orlando García Martínez, nuestro Historiador, Presidente de la UNEAC, persona indiscutiblemente necesaria para nuestra cultura, nos habló de algunos datos curiosos de esta ciudad que tanto queremos. De hecho, hay huellas en nuestra arquitectura que habla de un Cienfuegos ecléctico, pero escuchando a Orlandito, me percaté de que el eclecticismo de los apellidos de la gente que poblamos esta ciudad, tiene su origen en aquellas primeras familias que se asentaron aquí. Si hay alguna duda, pues les invito a reparar en los siguientes datos.


              La huella francesa es indiscutible, de ahí los apellidos galos que hallamos aun hoy día y bueno, los 46 colonos blancos que partieron de Burdeos y cruzaron el Atlántico para establecerse en la Bahía de Jagua, aunque bajo la bandera de la Corona Española, así parece constatarlo. Sin embargo, al indagar en los documentos de pago de pasaje y dietas, realmente fueron 35 los colonos extranjeros que realmente llegaron y aunque la inmensa mayoría de ellos (31) eran franceses, hay que decir que en ese primer grupo estaban los tres sastres alemanes Juan Francisco Eyerman; Jorge Francisco Relling, Santiago Horstmann ...y el italiano Juan Armand.


              Pero el crecimiento poblacional de lo que es hoy nuestra ciudad, se fue diversificando en cuanto a nacionalidades se refiere, con rapidez vertiginosa. Tanto es así que en fecha tan temprana como los inicios del 1820, a menos de un año de su fundación, nuestra composición era:


1. FRANCESES 181
2. NORTEAMERICANOS 31
3. ESPAÑOLES 12
4. ALEMANES 3
5. PORTUGUESES 2
6. ITALIANOS 1
7. BELGAS 1


TOTAL: 231



              Noten ustedes que en una villa de una colonia de España, los naturales de ese país ocupaban el tercer lugar demográfico, representando tan solo el 5,19 % del total de los habitantes.


              No es difícil imaginar que Fernandina de Jagua, nombre con el que nacimos, era un lugar absolutamente cosmopolita, donde se hablaban seis idiomas y donde convivían comerciantes y profesionales, gente de diversos países y costumbres que dejaron su huella en lo que es hoy una de las ciudades más bellas y atractivas de Cuba.


              Por eso, no se asombre al escuchar aquí apellidos tan diferentes pero hallar gentes tan parecidas en su tenacidad por preservar su ciudad y hacerla más próspera cada día.

 

Tomado de: El portal de la cultura en Cienfuegos. www.azurina.cult.cu  

 

Fabio Bosch, Jr.


Fabio Bosch, Jr. - Director y moderador de programas de radio en Cienfuegos, miembro de la Unión de Escritores y de la Unión de Periodistas de Cuba. Preside el consejo territorial de evaluaciones artísticas para la radio en la región central del país y la fundación Nicolás Guillén en la provincia Cienfuegos. En sus artículos para Azurina ha centrado su temática en aspectos relativos a temas curiosos sobre nuestra cultura y sus leyendas, y también sobre el uso del lenguaje en el nuevo siglo, especialmente el referido a la informática. fabio@azurina.cult.cu

 

La capital cubana de las cúpulas

Cienfuegos Yacht Club

 

<<VOLVER>>