Cementerio de Reina; una Joya de la Arquitectura Colonial Cubana

 

Cementerio de Reina; una joya de la arquitectura colonial cubana.

 

Lic. María Dolores Benet León (colaboradora).-Equipo Técnico de Monumentos del Centro Provincial de Patrimonio Cultural.

              Situado en la barriada del mismo nombre, el cementerio de Reina fue construido en 1839, a sólo 20 años de fundada la colonia Fernandina de Jagua, para entonces Villa de Cienfuegos.Por sus características puede clasificarse como un caso original en la arquitectura colonial cubana: es el único existente en todo el país con esta tipología, similar al Cementerio de Espada, en Ciudad de la Habana, del que ya no quedan evidencias materiales.

              Su singular forma de enterramiento, a través de tres hileras de nichos verticales que conforman las paredes del primer patio, cuyas lápidas, (realizadas en bajorrelieve con materiales como el mármol, la pizarra y el hierro fundido) son excelentes exponentes del arte estatuario, así como las rejas que rodean bóvedas y panteones de mayor prestancia, demuestran el nivel alcanzado por los artesanos herreros del siglo XIX perlasureño. De igual modo, los trabajos realizados en mármol, entre los que se destaca el de la "Bella durmiente" (atribuida a un escultor italiano de apellido Sacco Manno) son obras de un alto vuelo artístico.

              Entre los inhumados en esta necrópolis, aparecen los primeros colonos aquí establecidos, figuras de elevados rangos económicos y políticos, como también notables revolucionarios de las gestas independentistas de 1868 y 1895.

              El cementerio de Reina ostenta la categoría de Monumento Nacional desde 1986, por sus excepcionales características en cuanto a sistema constructivo, diseño, valores artísticos y riquezas típicas de las costumbres funerarias imperantes en la centuria decimonónica.

              Por todo lo anterior y atendiendo al ostensible grado de deterioro que presenta, se han retomado las tares en cuanto a defectación y proyectos de restauración del edificio administrativo, la capilla, tapia perimetral, recuperación de nichos, levantamiento de bóvedas y panteones del primer patio y sistema de drenaje. Además, se prevé la investigación histórica relacionada con familias cienfuegueras, personalidades, extranjeros y patriotas inhumados en el recinto. También se pudo localizar la casi totalidad de los libros de inhumaciones, autopsias y exhumaciones existentes.

              Esta inigualable y excepcional joya de la arquitectura civil colonial, y uno de los principales exponentes identitarios cienfuegueros, es objeto de una acertada atención en aras de salvaguardarla como bien patrimonial.

Tomado de: Periódico 5 de Septiembre. 01-10-2001

 

 

<<VOLVER>>