Historias de Jagua

 

El Puerto de Jagua

              Se cuenta que en el segundo viaje de Cristóbal Colón (en 1494) descubrió y visitó el puerto de Jagua con sus carabelas la Niña o Santa Clara, la Juana y la Cordero para proveerse de agua, leña y otras cosas necesarias, y que, por el año 1508 a 1509, se estableció en Tureira (hoy Punta Gorda) un español llamado José Díaz, que formó su familia con una india llamada Anagueía, en un lugar que llamó El Amparo. En 1510 se refugió en este puerto de Jagua, Alfonso de Ojeda, que había naufragado cuando hacia un viaje desde Costa Firme a Santo Domingo; y al año siguiente 1511, le fueron donadas unas ricas encomiendas al Lcdo. Bartolomé de las Casas y a Pedro de la Rentería, en el lugar conocido por Las Auras, cerca del río Arimao, y allí vivieron algún tiempo haciendo mucho bien, principalmente a los ancianos y enseñando la doctrina de Cristo.

              Bartolomé de las Casas escribió del puerto de Jagua: << No creo que pueda haber otro mejor en el mundo>>.  

              Más tarde, Bartolomé de las Casas se ordenó como sacerdote y se dedico a la defensa de los indios, campaña que le valió el hermoso título de Protector de los Indios.

              Después del año 1527 se estableció en Tureira otro español llamado Lope, cerca de El Amparo, que a su vez formó familia con otra india.

 

Corsarios y Piratas

              Se dice que Jagua empezó a ser visitada por los corsarios y piratas en el año 1537, en que se establecieron temporalmente en Cayo Carena (Cayo Arenas) y Playa Alegre. Jagua fue visitada por Jackes de Sores y Guillermo Bruces, Juan el Temerario y Drake.

              En 1602 estuvo una escuadra de barcos piratas mandados por Tómas Baskerville y dos años después los corsarios franceses e ingleses visitaron el puerto, que también fue atacado por el holandés Cornelio Foll, Juan Morgan, el cruel Lorenzo Graff y otros.

              El gobernador de Cuba, que era en aquella época, D. Severino de Manzanedo, expuso al Rey la necesidad que había de fortificar el puerto y fundar una población; mas no tuvo apoyo en su empeño.

              Más tarde el Rey dispuso el traslado de Trinidad a este puerto; pero se negaron a ello los vecinos de dicha población.

              También D. Manuel Barreras propuso la construcción de un castillo y la formación de un poblado con cien familias isleñas. El Rey dio el consentimiento, mas al venir muchas familias perecieron ahogadas en una tormenta.

              En el año 1742 el ingeniero D. José Tantete comenzó la construcción de la fortaleza Nuestra Sra. de los Ángeles de Jagua, que quedó terminada tres años después, en el año 1745, y en 1746 el Sr. José Castilla y Cabeza de Vaca, que había sido Gobernador del Castillo de Jagua, fundó el primer ingenio de azúcar, que nombró Nuestra Sra. de la Candelaria, en la hacienda Caunao. Por esta época vivían varias familias en el territorio, que venían a criar ganados y a explotar las maderas.

              El último ataque de los piratas a este puerto fue en 1818, en que los piratas quisieron rescatar a un emisario que estaba prisionero en el castillo. El ataque duró ocho días.

 

La Fundación de la Colonia Fernandina de Jagua 

Plano del puerto de Xagua

Fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua

Jagua

 

<<VOLVER>>