Arquímedes Pous

 

 

Arquímedes Pous

 

Arquímedes Pous nació en Cienfuegos el 18 de mayo de 1891. Al recibirse de bachiller comienza la carrera de medicina que abandonó poco después para dedicarse al teatro por cuya profesión había demostrado decidida vocación.

Comenzó improvisando teatros infantiles en casa de sus amigos y de sus padres.

En 1906 en el teatro "Actualidades", situado en Santa Cruz y San Luis en unión de la actriz española "La Bella Chelito". El joven actor que contaba 15 años de edad, hallábase en escena embadurnado con pintura negra, el rostro y las manos, se vio en la necesidad de esconderse con rapidez por haber ido a buscarlo uno de sus familiares con el propósito de llevárselo de aquel local, produciendo este hecho la consiguiente sorpresa entre los espectadores. Su primera actuación, trabajando de negrito, fue la titulada: "Chelitoterapia". Pous fue un gran innovador del teatro cubano, y una muestra de ello resultó ser la metamorfosis que lograba con el negrito en sus múltiples puestas en escena.

Después de recorrer varios escenarios en el país fue contratado por la empresa del Teatro Martí como director de la compañía que actuaba en ese coliseo, siendo este el primer teatro importante donde actuó como actor.

Posteriormente se presentó ante el público de diferentes países de América. Además en su condición de coreógrafo, sobresalió en los bailes típicos cubanos y norteamericanos. Como artista en ese género hizo diversas apariciones en los teatros de Boston. New York, Filadelfia y otras ciudades de los Estados Unidos y de Montreal, Toronto y Otawa, en Canadá.

Obras de gran calidad salieron del intelecto de Arquímedes, como "Papá Montero", "Los funerales de papá Montero", "La canción del mendigo" y "¡oh, mrs.Pous!", "Las Mulatas de Bam-bay", "La Clave de Oro", "Mérida Carnaval", "Yucatán Souvenir", "De Méjico Vengo" entre un largo repertorio. A consideración de especialistas fue el primer autor que logró cuatro libretos, en episodios, dentro del teatro cubano.

Según el multifacético Enrique Arredondo, uno de sus más fervientes admiradores, el teatrista sureño llevó el género criollo a la opereta y fueron sorprendentes las escenografías que usó en sus revistas de gran espectáculo.

En "Su majestad el verano", Pous cerraba el último acto con un baile sobre patines, y al concluir se lanzaba a una enorme piscina que había colocado en el centro del escenario, piscina real y con agua suficiente para que el actor nadara a sus anchas.

       El derroche en la escenografía era una de las aristas típicas en el cienfueguero, tanto que puede afirmarse que él vivía el teatro con un siglo de adelanto.

            Pous murió en Mayagüez, Puerto Rico durante una intervención quirúrgica, el 16 de abril de 1926, tenía solo 34 años y estaba en el pináculo de la creación y la fama.

 

Don Agustín de Santa Cruz y Castilla

Un Paseo por Cienfuegos

 

<<VOLVER>>